Opinión Nacional

Buenos y malos augurios

Como ha venido ocurriendo en los últimos años, con escasas excepciones, es el teniente coronel quien fija la agenda de la discusión política en el país. Justo faltando pocos días para finalizar el año, en la salutación de fin de año a las FAN, ahora redenominadas como un detergente, el re-electo nos dio a conocer una de sus mas importantes decisiones para este año que apenas comienza. “Marcel que vaya apagando sus equipos y recogiendo sus peroles” dijo, recibiendo el estruendoso aplauso de todos los uniformados que le escuchaban (bueno para ser preciso observé a dos que no aplaudieron, ¿los pillaría el G-2?). Decretaba así el jefe máximo el cierre definitivo de RCTV y de paso enterraba las esperanzas que algunos (¿ilusos?) tenían sobre la posibilidad de que una vez lograda su tercera elección en fila, con un número bien importante de votos, gracias al CNE según otros, abriera la puerta para el diálogo nacional. Recordemos que hasta sugirió la posibilidad de invitar a Rosales a tomarse un cafecito en Miraflores. Pero, como dicen que dijo el maracucho, “no se le pueden pedir peras al horno”. Así es él, es su estilo dicen sus exegetas y nos recuerdan que no ha habido gobierno mas tolerante, dialogador, conciliador que éste gobierno revolucionario. Por favor Edmundo necesito urgente una consulta contigo, creo que me patina el coco.

La verdad que yo me había propuesto, siempre uno a fines de año hace promesas que por lo general no cumple, de hacer mi propia agenda para escribir mis paraninfos, pero que va, la tentación es muy grande. Y es que me he convertido, poco a poco, en un chavófilo, es decir en un adicto a todo lo que huela a Chávez. Lo veo, lo oigo, canales y emisoras del gobierno y de Globovisión y Unión Radio mediante, y ya creo que hasta disfruto de ello. Mi señora esposa me dice que eso me hace daño y que además ponga mis barbas en remojo. De todas maneras consulté con mi cardiólogo y me dijo que mis puentes coronarios están mejor hechos que el viaducto aquel y en cuanto a lo de las barbas nunca he sido (¿ni seré?) golpista como el de Bárcenas. Así que aquí estoy iniciando el año escribiendo sobre lo que dice y hace el teniente coronel, bueno al igual que la mayoría de los analistas y columnistas. Pero es que el tema en la palestra de verdad que se las trae. Siempre habíamos pensado que había alguna raya amarilla que él no traspasaría, pues nada que no hay rayas amarillas ni de ningún otro color, rojo rojito aparte. “Me las paso por el forro cuando me de mi real y prostituta gana”, seguro que dijo. Trajeadote de comandante, en el patio de honor de la “casa de los sueños azules” hoy “cuna de la revolución”, ante una representación importante de la otrora FAN hoy FAB, dejó bien claro, sin duda alguna, cuales serán sus propósitos de año nuevo, que de paso son los mismo del año viejo y de los otros 7 años viejos y de los próximos no sé cuantos años nuevos, así nos empecinemos en no entenderlo, pero ahora con mayor profundidad ideológica, tal como lo demandan, lo desean, lo piden a gritos, según él, sus 7 millones de compatriotas aprobadores del socialismo del siglo 21 y los millones de hermanos y camaradas de otras latitudes. Pobres del mundo uníos. Pobres con Humers, yo te aviso. 

Hemos leído muchas opiniones oficiales y de oposición sobre la cuestión de la concesión de la señal de RCTV. Entiendo que no se le revocará, ni se le quitará, simplemente que no se le renovará una vez que expire el tiempo para el cual le fue concedida. Todo ajustado a derecho según JVR y WL. Sólo debería agregar algunas interrogantes que me surgen de todas esas ilustradas opiniones. ¿Es que Estado y gobierno son la misma cosa? ¿Hay alguna disposición expresa de que los medios de comunicación social deban obedecer a una línea editorial específica? ¿Y que esa línea editorial la fija el gobierno de turno? ¿Y qué hace Conatel? ¿Será que nos harán conocer las razones técnicas de por qué no se renueva la concesión? ¿Se podrá conocer en qué, cómo, cuando y donde RCTV ha faltado a las disposiciones que regulan esa actividad? ¿Es que un gobierno, cualquiera que este sea y no importa los votos que haya obtenido para llegar a serlo, puede hacer lo que se le ocurra sin límite alguno? 

Hasta el momento se nos ha informado que la causa fundamental para ese acto administrativo y ajustado a derecho es que uno de sus propietarios-directivos, es golpista. Entendemos perfectamente que antes, digo antes de esta revolución y de esta constitución, ser golpista era delito, pero ahora la bicha bolivariana y creo que moribunda, permite ciertas veleidades en este tema, pero lo mas significativo es que el primer magistrado, el presidente de la República, el Jefe de Gobierno y Estado, el Comandante en Jefe de la FAB, llegó a donde está por haber sido golpista y él se ha encargado, pública y reiterativamente, ha reivindicar ese oficio como una actividad patriota, loable, merecedora de elogios y reconocimientos, digna de ser emulada. Y ello no ha sido solo un discurso, baste observar quienes son los que lo acompañan en la conducción de los destinos del país. Todos golpistas convictos y confesos, ineficientes golpistas (y gobernantes) pero golpistas al fin. Había dudas sobre el trisoledo de la Defensa pero el propio comandante en jefe se encargó de aclarárnoslo ese mismo día de la  salutación de fin de año. Raúl Isaías también estuvo en el samán de Güere. Y que pasaría si alguien hace buena la estrofa esa del Himno Nacional de “seguid el ejemplo…”. Bueno por los momentos seguiremos en esta pela que va para muchos asaltos y con la narración de Miguel Thodé: “Pega la oposición, pega la oposición, se cae la oposición”

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba