Opinión Nacional

Chávez es minoría

Al regresar de su gira por Brasil, Hugo Chávez realizó un escuálido evento desde la Isla de Margarita que trasmitió en cadena nacional. El objetivo de la cadena era machacar mediáticamente la mentira de que la mayoría de los venezolanos respalda su nueva Constitución. Afirmó que según una encuestadora, “que no contrato yo”, 70% apoya la reforma.

La manipulación de la opinión pública por parte del régimen chavista lleva varios años. Arrancó el 04 de febrero de 2004 con la encuestadora fantasma North American Opinion Research (NAOR).[1] Con ella hicieron y deshicieron durante dos años y medio. La última vez que la utilizaron, el 11 de junio de 2006, lo hizo el propio Chávez en el Aló Presidente No. 258 [2] :

“Vamos a ver qué dice Marciano… A mí no me gusta mucho hablar de las encuestas porque a veces empiezan a manipularlas. Para las elecciones en diciembre ¿por cuál candidato votaría usted? Chávez: 74%… eso es lo que dice una encuestadora llamada North American Opinion Research…Viene otra encuesta, IVAD, Instituto Venezolano de Análisis de Datos, Seijas. A ver ¿qué dice aquí?: Hugo Chávez: 78%”.

Las evidencias contra NAOR llevaron a la Sala Situacional de Miraflores a engavetar ese fantasma en la campaña presidencial pasada. La manipulación, entonces, se desplazó exitosamente en el 2006 hacia otras encuestadoras gringas: ZOGBY INTERNATIONAL y EVANS McDONOUGH. Pero, al haberse develado la falsedad de los sondeos y exit polls atribuidos a EVANS en los años 2004 y 2006, se les ha hecho cuesta arriba utilizarla en esta ocasión para apuntalar la Reforma Constitucional. En el caso de la afamada ZOGBY, a la cual se le adjudicó un sondeo favorable a Chávez en octubre de 2006, en este momento es mejor no nombrarla pues se acaba de descubrir que es una empresa contratista del régimen de Irán (su encuesta sobre el 11-S la financió Press TV, canal del cual el gobierno iraní es propietario).[3] IVAD – Instituto Venezolano de Adulteración de Datos

Los referidos tropiezos con las encuestadoras “norteamericanas” le han impedido al gobierno continuar utilizándolas para engañar a la gente en Venezuela y en el exterior.

No ha quedado más camino que encargar a la venezolana IVAD la producción de falsas encuestas que sirvan a los voceros del régimen para crear la matriz de opinión de que más del 70% apoya la reforma. Pero IVAD no merece ningún crédito. Desde el 2005 ha debido cerrar sus puertas y no publicar nunca más sondeos, pues el 02 de octubre de ese año pronosticó que 88,2% de los venezolanos rechazaba el llamado abstencionista.[4] Por supuesto, no fue que cometió un error de pronóstico de 100%. Simplemente cumplía su parte del guión manipulador, el cual, un mes después, continuó NAOR con la predicción de que 78% votaría en las parlamentarias.[5] Por fortuna una abstención real mayor al 82% evitó la materialización del fraude electrónico, pero poco faltó para que los electores quedáramos electrocutados por las máquinas de SMARTMATIC.

Los voceros chavistas solamente cuentan con la descalificada IVAD para promocionar el supuesto apoyo mayoritario a la reforma. Un día es el diputado Carlos Escarrá quien declara que, según IVAD, 61,5% apoya la reforma, que la cifra llegará a 90% [6] y que ya va por 77%.[7] El domingo antepasado fue el ex-vicepresidente José Vicente Rangel quien citó esta encuestadora en su programa televisivo: “73% apoya a Chávez”. [8] Y, aunque en la ciudad de Porlamar Chávez no nombró la encuestadora del 70% que se autoadjudica [9] , ésta sólo podría ser IVAD. Pero, por increíble que parezca, hace poco, apenas en junio de este año, esta empresa había dicho que 64,3% de los venezolanos rechazaba la reforma.[10] ¿Cómo pudo dar un giro de 180 grados? A quienes hemos seguido su trayectoria bolivariana nos parece normal la inversión de cifras que hace el “Instituto Venezolano de Adulteración de Datos” (IVAD).

La estafa de VENEOPSA y Carolina Bescansa

Ante la poca credibilidad que tiene IVAD entre la gente, el gobierno decidió resucitar otro fantasma: VENEOPSA. Así, el diario Ultimas Noticias informó el pasado 19 de septiembre que según un sondeo de esta supuesta encuestadora: “La mayoría (58.1%) sigue creyendo que el referendo lo ganará el SÍ…y que… 19,3% se abstendría».[11] Agregando la nota que, comparada con la cifra de IVAD, la intención de no participar en el proceso disminuye, pues Seijas ubica la abstención en 24%.

VENEOPSA fue dada a conocer el pasado año, dentro de un patrón de manipulación inaugurado con la Evans McDonough en conjunto con Varianzas Opinión y Consultores 30.11, ambas representadas por Germán Campos. Para las elecciones presidenciales de 2006 se publicó una pretendida encuesta favorable a Chávez que se publicitó como “la encuesta de la Universidad Complutense de Madrid”.[12] La portavoz de ese falso sondeo fue la profesora de esa institución Carolina Bescansa y la empresa venezolana asociada fue ¡VENEOPSA!, de cuya representación fungió el Licenciado Javier Cazalis.

La nota de Ultimas Noticias adjudica el sondeo a la propia empresa, pero al no mencionar a Cazalis quedan un conjunto de hechos oscuros que es necesario traer a colación:

1) En enero de 2006, Cazalis y Bescansa participaron con la empresa española World Development Consultants en un proyecto sobre consumo de drogas para la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela.[13] Esto asocia al representante de la fantasma empresa venezolana VENEOPSA a la Señora Bescansa de quien, desde aquella famosa entrevista con la Lic. Vanessa Davies, no hemos sabido más. Tal parece que cobró y se fue.

2) La encuesta de la profesora Bescansa (o de la Universidad Complutense) fue contratada y pagada por el CEPS (Centro de Estudios Políticos y Sociales de la Universidad de Valencia-España). Centro que dirige el Prof. Roberto Viciano Pastor, militante del partido comunista español al igual que la profesora Bescansa, simpatizante de ETA y empleado del régimen chavista como asesor de la Asamblea Nacional desde 1998. Su libro “Cambio Político y Proceso Constituyente en Venezuela (1998-2000)”, fue promocionado por Chávez en el Aló Presidente No. 93 del 20 de enero de 2002: “Una conclusión: más luces que sombras. Muchas gracias a Roberto Viciano Pastor y a Rubén Martínez Dalmau, y les invitamos a que sigan estudiando este proceso, por lo menos hasta el 2021”. [14]

Estos hechos descalifican a la encuestadora VENEOPSA y envían sus pronósticos al pote de la basura, junto a los de IVAD.

Chávez sigue en minoría

Cual es la explicación de que el régimen actúe con tanto desprecio hacia la voluntad popular. Creemos que la respuesta está en la alocución de Chávez del 12 de noviembre de 2004 en el Teatro de la Academia Militar, donde, ante el Alto Gobierno, el Alto Mando Militar y los dirigentes de los partidos que lo apoyan, confesó estar en minoría:

“Hay una encuestadora internacional recomendada por un amigo que vino a mitad del 2003, pasó como 2 meses aquí y fueron a Palacio y me dieron la noticia bomba: `Presidente, si el Referéndum fuera ahorita usted lo perdería. Yo recuerdo que aquella noche para mí fue una bomba aquello”.

Como Chávez continua en minoría, acude, sin freno moral alguno, a la manipulación de la opinión pública. Ello como paso previo indispensable para realizar el fraude electrónico el día del referendo, pues ese día se dirá que los resultados electorales coinciden con las tendencias que «predecían las encuestas». Así, los pronósticos fabricados de IVAD y VENEOPSA sirven de base a los resultados que la Cossa Nostra Electoral (CNE) anunciará el 09 de diciembre en la noche: apoyo al SI mayor al 70% y abstención inferior al 20%. De las cifras exactas se encargará SMARTMATIC.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba