Opinión Nacional

Chavismo-antichavismo: y racionalismo

Cuando en el Zulia cumplíamos la responsabilidad de coordinar ideológica y políticamente el MBR-200, nos preocupamos siempre por consolidar un movimiento inspirado en desarrollos y metas filosófico-políticas, y no simplemente en la referencia a una personalidad carismática o caudillesca.

Un movimiento de este tipo, pensábamos, estaba predestinado a sucumbir. Más aún, si el caudillo no desarrolla, simultáneamente con su personalidad carismática, una doctrina propia y sustentable a la cual adhieran sus seguidores, con una auténtica autonomía. En el MBR-200 del Zulia se creía más en un proyecto que en un hombre.

A Chávez en realidad no lo vimos como un pensador. En nuestras conversaciones con él, no percibimos a un hombre que le gustase filosofar. Tampoco él se daba esas ínfulas. En algunas oportunidades, conociendo mi condición de Catedrático de Filosofía del Derecho, manifestaba su interés por los aspectos iusfilosóficos básicos relativos a la Teoría Constituyente (Poder Constituyente-Constituido-Asamblea Constituyente etc.). Se trataba de herramientas teórico-fundamentales para su acción política. Quería comprender el tema, sin profundizarlo. Presumo que así funcionaba Chávez en las diversas parcelas del saber. Su preocupación más que teórica era político-pragmática.

En el Zulia el caudillismo chavista en ese entonces no prosperó. Chávez era para nosotros como la cabeza visible de un proceso de cambio. Jamás lo consideramos un Führer. Su pensamiento y su magnetismo no nos hipnotizó. Cuando observábamos en alguien una ‘actitud chavista’ le combatíamos: ¡Somos bolivarianos, no chavistas!

Bolívar nos dejó una Doctrina ético-político-social. No es este el caso de Chávez.

En realidad, Chávez no tenía para nosotros la estampa y la madera del caudillo. Pero sí creíamos que podía coordinar a nivel nacional, como en efecto lo estaba haciendo, el papel del sepulturero de la envilecida política puntofijista.

Todo lo ocurrido después es suficientemente conocido como historia actual. Por eso no entiendo qué es lo que se conceptualiza como ‘chavismo’. Tampoco entiendo, por contraposición, qué se entiende teóricamente, por ‘antichavismo’.

Se puede ser comunista o anticomunista, fascista, o antifascista, etcétera. Pero el ‘chavismo’ no es una ideología, no es una doctrina, no es pensamiento o propuesta ideológica estructurada. El ‘chavismo’ es Chávez.

Ya Bolívar lo decía: “Si un hombre fuese necesario para sostener el Estado no debería existir, y al fin no existiría”. Esto es valedero para el denominado ‘chavismo’. El caso es que el ‘antichavismo’ es tan irracional y nefasto como el ‘chavismo’. Pensar que eliminando o sacando a Chávez del escenario político se van a solucionar automáticamente todos nuestros males, es tan absurdo y simplista como la creencia de que Chávez (parece que el mismo se lo creyó) es una especie de Midas, un iluminado igual a los charlatanes que nos presenta todos los días la televisión venezolana, capaz de convertir en oro todo cuanto toca, de solucionar todos nuestros problemas como por arte de magia.

¿Cuál es, en efecto, la ‘propuesta antichavista’?: ¿Salir de Chávez? ¿Qué nos ofrece el ‘antichavismo’?

Venezuela merece algo mejor que el ‘dilema chavismo-antichavismo’. Venezuela requiere para solucionar sus problemas algo más que esta polarización primitiva y visceral.

En una entrevista que me hicieran en la Televisora del Táchira, al señalar que pretender salir de Chávez por su mal gobierno, sería sentar un precedente injusto jamás planteado en nuestro país lleno de malos gobiernos, alguien llamó diciendo que yo era chavista. El antichavismo como el chavismo no razona, no propone soluciones. No es la salida a nuestros males.

Reflexionemos las palabras de Maquivelo: Tanto el uno como el otro, son una engañifa, un canto de sirenas. Asumamos honesta y científicamente las causas de nuestros males y podremos alcanzar objetivamente, las soluciones.

* Profesor Titular Emérito Ex Director del Instituto de Filosofía del Derecho de L.U.Z.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba