Opinión Nacional

Comunicación: la profesión donde todos opinan

 El artículo de esta semana está especialmente dirigido  a los colegas que han tenido, en los embates de la profesión de comunicar, el desagrado de escuchar a personas de diversa índole hablar como eruditos de las comunicaciones y como expertos del manejo de imagen, todo emanado del estudio de las suposiciones mundanas.

La tarea de ser un profesional del periodismo y de la comunicación es muy difícil, la ardua labor de informar a  través de los medios de comunicación o de desde una oficina estructurar los mensajes institucionales, propagandísticos o electorales  de alguna campaña corporativa o política es producto de largos estudios y del manejo correcto de ciertas técnicas dignas de ser comparadas con cualquiera otra rama del conocimiento humano, pero pareciera que para muchas gente este trabajo lo puede realizar el común.

Todos opinan sobre cómo elaborar una campaña comunicacional, pareciera que muchas personas creen que diseñar por ejemplo un slogan es sólo la unificación de una frase “que suene bien” o que “agrade al oído del proponente” con algunos símbolos “bonitos” y colores que combinen. Esta simplona visión es aplicable inclusive a la elaboración de mensajes, muchos se imaginan que para divulgar una idea sólo basta con decirla sin necesidad alguna de estructurar un esquema de difusión, he aquí el fracaso de tantos comunicadores empíricos.

¿Cuántas veces, usted apreciado colega, ha escuchado aseveraciones casi descalificadoras con respecto a alguna propuesta emanada de su conocimiento académico?, en cuántas ocasiones ha tenido el desagrado de oír de profesionales de otra ramas sus amargas inquisiciones sobre el papel del comunicador, quisiera preguntarte a ti reportero ¿en cuántas oportunidades te han criticado por obviar en una determinada nota alguna aseveración de poca importancia noticiosa, pero que el entrevistado juzga necesaria y te recrimina su edición?. Sí, poseemos una carrera que pareciera que todos cursaron, sí, lastimosamente existen comunicadores de hecho o de facto que hablan con más propiedad que la que tú obtuviste en la universidad donde te graduaste.    

Quisiera referirme también al ejercicio ilegal en nuestra carrera, vemos comúnmente en algunos  medio de comunicación como abogados, ingenieros, médicos, y demás profesionales realizan entrevistas en medio de la conducción de programas de radio y de televisión, además tenemos que escuchar de estas personas el abuso de autocalificarse “comunicadores” y de inclusive atreverse con enorme inmoralidad a darle consejos a aquellos que estudiaron la ciencia de la comunicación social.

Juzgo, y disculpen el personalismo de este párrafo, como una falta de respeto que personas ajenas a nuestra profesión ocupen los espacios que deberían estar destinados a los expertos en la comunicación social, por ende, ante todo esto me pregunto si ellos permitirían que un comunicador firmará un documento legal, que un periodista hiciera un plano o que hiciera un balance personal, o que recetara cual galeno indicaciones médicas, sinceramente lo dudo, ellos saldrían a defender su gremio y la integridad de su carrera, entonces por qué no respetan la nuestra.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba