Opinión Nacional

Control Obrero: Una farsa

Ante el despido de 500 mil trabajadores en Cuba el Control Obrero cubano personificado en la Central de Trabajadores Cubano (CTC) llama a “favorecer que la organización sindical en cada nivel de dirección contribuya al cumplimiento de esta política” como única forma de garantizar la continuidad de la construcción del socialismo cubano, lo cual significa que necesitaran 50 años mas para seguir insistiendo en llevar la felicidad a ese mar de calamidades.

Ese camino, tan espinoso y traumático que han transitado los trabajadores cubanos es el que nos quieren imponer en Guayana y que tuvo su Alfa y Omega en Alcasa donde fracasó y ahora le endosaron la responsabilidad a unos ingenuos que todavía sueñan con el reparto equitativo de la riqueza aun sabiendo que el grueso de las ganancias se la llevan los jerarcas rojos rojitos dejándole migajas al pueblo trabajador.

En este momento quiero llamar la atención, porque considero necesario salvar la responsabilidad de los trabajadores en la debacle de las empresas de Guayana. Que quede bien claro, los trabajadores no tenemos  responsabilidad  alguna en las malas políticas aplicadas; el control obrero, es solo una fachada para justificar lo injustificable, entregar la dirección de las empresas sin aprobar los recursos financieros y las inversiones indispensables para reflotar a las empresas, es echar sobre los hombros de quienes verdaderamente trabajan para producir el desastre inminente mientras que el Estado se lava las manos y rehúye a su responsabilidad de administrar unas empresas que son de todos los venezolanos. Sin inversiones que podamos manejar y administrar el control obrero es una mentira del tamaño del cerro Bolívar antes de regalárselo a los chinos.

 Los planes para las empresas no se han discutido con todos los trabajadores, sino con un grupito de ellos; sólo con aquellos que están de acuerdo con el gobierno. Por ejemplo, SIDOR marcha a la deriva sin una dirección coherente, allí no existe una Junta directiva que diseñe las políticas que se van a aplicar. Es por eso que el control obrero se reduce a la actuación partidista de algunos trabajadores militantes, ni siquiera de todos los trabajadores militantes, del PSUV.

 El supuesto control obrero hasta ahora solo ha servido para repartirse los cargos gerenciales en una vulgar rebatiña en las distintas empresas y los dirigentes sindicales han pasado a ser patronos y controladores de los trabajadores. Su principal función es defender al gobierno y no a los trabajadores y sus conquistas históricas.

Como trabajador siderúrgico y miembro de UNIDAD MATANCERA les hago un llamado a los trabajadores de Guayana y del país para que unamos nuestras esperanzas y votemos el 26 de Septiembre por los candidatos de la Unidad Democrática como única vía para comenzar la reconstrucción del país

Bulmaro Ramos.

Secretario de Formación Sindical de SUTISS

Acompañado de José Luis Alcocer y Carlos Patiño de UNIDAD MATANCERA

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba