Opinión Nacional

Democracia: ¡Divino tesoro!

La mayoría de los países del mundo viven en democracia. Estamos conscientes de que no todas los gobiernos que se califican de demócratas, les garantizan a sus ciudadanos el mismo respecto a sus libertades y derechos. Esa diferencia se debe a que posiblemente, algunos gobiernos no tienen la misma madurez y experiencia en entender y aplicar correctamente los principios y bases de la democracia, que otros pueblos donde la democracia está consolidada.

Las democracias consolidadas y estables, son aquellas, cuya población las ha entendido,  aplicado, disfrutado y protegido por años, décadas o siglos, porque entienden que es el mejor sistema de gobierno; que permite al individuo, el máximo de libertades y de oportunidades de crecimiento personal y  económico, dentro de un ambiente de respeto a las minorías y sin exclusiones  de éstas en la actividades cotidianas del país.

Los principios o bases en los que se fundamentan generalmente las democracias se resumen en lo siguiente:

  • Existe una constitución o carta magna, que reglamenta la división geográfica y política, y emite lineamientos generales en los que se basará la democracia de ese país.
  • En la misma, se garantiza básicamente: a) el derecho a la vida, a la educación y a la salud, b) el respeto a las libertades individuales y colectivas (políticas y económicas), c) la libertad de expresión y d) la propiedad privada.
  • La carta magna estará acompañada de leyes y regulaciones que detallarán algunas de las conductas de las instituciones en general y la de de los ciudadanos en particular.
  • Se establecen varios poderes, por lo general divididos en: ejecutivo, legislativo y judicial. Estos poderes actúan independientemente y se hacen contrapeso unos a otros, para evitar se cometan  excesos de parte de algunos de ellos.
  • Existe el derecho a votar para los hombres y mujeres, mayores de 18 años. Los gobiernos se eligen por votación directa o indirecta, según sea el tipo de gobierno. Presidencialista o Parlamentario.
  • Los procesos electorales en un país democrático, se realizan pulcra y transparentemente, coordinados por una organización políticamente independiente, cuyos componentes deben ser imparciales en los procesos electorales.  
  • Existe alterabilidad en el poder, la que se produce cada ciclo electoral generalmente de duración de 4, 5, o 6 años calendarios.
  • El aparato productivo descansa básica y en mayor parte, en la empresa privada. El gobierno de turno, regulara, controlará, estimulará y dará seguimiento a  la actuación de estas, de acuerdo a la constitución y a las leyes.

El primer grupo que se beneficia de las democracias es el grupo familiar. En democracias, a diferencia de las dictaduras, las familias se fortalecen y tienen mejores oportunidades de evolucionar y permanecer unidas. Y eso no tiene por qué extrañarnos, dado que las sociedades humanas están conformadas por familias; y mientras las familias evolucionen,  vivan felices y en armonía, las sociedades son mejores y más productivas.

Las democracias y sus sistemas de justicia, garantizan al ciudadano, la equidad en el trato, ante cualquier violación de las leyes, y lo considera inocente, hasta que se demuestre que es culpable, sin ninguna duda razonable. Esta es precisamente una de las grandes bellezas que contiene el sistema democrático. Que no te culpen equivocadamente o por venganza, o por arbitrariedad política,  de un acto violación a la ley, que no has cometido.

Cuando las democracias maduran en el tiempo, y el pueblo se acostumbra a ellas, las instituciones del país se vuelven más diligentes, honestas, responsables y fuertes; lo que sin duda alguna es otro de los tantos tesoros de esta.

Un aspecto por la que las democracias se prefieren a las dictaduras u a otros tipos de gobiernos totalitarios, es el hecho de la existencia de contrapesos y controles a los diferentes poderes del Estado, existentes en las democracias. Estos contrapesos y controles, alertan a aquellos gobernantes que se salen de la constitución y de las leyes, lo que facilita la aplicación de correctivos para que tales violaciones no se produzcan, so pena de castigo.

Los mayores niveles de corrupción e impunidad ante los delitos, se producen precisamente en gobiernos dictatoriales, debido a la inexistencia absoluta de los controles y contrapesos, o flaqueza de éstos, que velen por el cumplimiento de la constitución y/o de las leyes.

Que las poblaciones puedan cambiar periódica y pacíficamente a sus gobiernos, cuando estos fallan en su gestión, mediante elecciones libres y transparentes, o mediante plebiscito revocatorio, es otra de las bellezas de la democracia, que las dictaduras no están en condiciones de ofrecer, ni les interesa hacerlo.

En democracia, se eliminan por completo las persecuciones políticas o ideológicas hacia las minorías, ya que las diferencias que puedan existir, se debaten civilizadamente en los debates políticos abiertos, de manera tal, que si las diferencias persisten sobre determinados temas básicos, se recurre a las elecciones y/o plebiscitos,  a objeto de que el elector sea quien tenga la última palabra.

En democracia, los genocidios por política, religión, causas raciales, u otras, son inexistentes, ya que coexisten mecanismos institucionales que evitan que ni siquiera se piense en ellos. El gobernante demócrata, que se exceda en sus funciones e intente perseguir a las minorías por estar en desacuerdo con su gestión, y lo expresen públicamente, tiene tantos contrapesos que se lo impedirían, que ni piensa en esa posibilidad.

Evidentemente, las democracias son los sistemas de gobierno que trabajan más y mejor en mejorar los niveles educativos de un país. A mayor democracia, mejor educación. La mejor democracia del mundo, los EE.UU., aún con todos los cuestionamientos que se le hacen, tiene el mejor sistema educativo del mundo. Eso no lo discute ni lo duda nadie.

En las democracias no existen dirigentes indispensables, ni mesías, ni iluminados, ni omnipotentes; tal como se ve muy a menudo en regímenes dictatoriales. El culto a las líderes políticos, por más poderosos que éstos sean, es totalmente inexistente en las democracias. Por el contrario, en las democracias existen líderes ejemplares y populares con carisma, que cumplen a cabalidad con sus responsabilidades, y tienen seguidores que los admiran, por sus dotes y virtudes; no por sus extravagancias, megalomanía, ni por pretender ser un iluminado.

Es triste, repugnante, frustrante y doloroso, ver a personas que admiran y apoyan a dictadores. Existen razones personales, ideológicas, económicas, por ignorancia o de otra índole, por lo cual lo hacen. Pero algo completamente cierto y deplorable, es el hecho de que la mayoría de estos personajes, disfrutan del poder sobre las minorías, que les otorga la dictadura, por su adhesión y apoyo al régimen. Ellos gozan de libertades, de justicia y de algunos derechos, que se les niegan a las minorías que disienten del  régimen.

Vista la comparación, desde un punto de vista filosófico; en democracia, todos los ciudadanos tienen las libertades y derechos para ser, hacer y tener. En dictadura, a la disidencia al régimen, no se les permite ser, se les impiden hacer, y no les dejan tener.

En Latinoamérica, la única dictadura declarada como tal, es la que existe en Cuba, una de la más longeva del mundo, con los Castros a la cabeza del régimen, desde los años 60. En consecuencia, la casi totalidad de los gobiernos americanos son democráticos.

Sin embargo, en Latinoamérica existen  serias amenazas abiertas, contra algunas democracias latinoamericanas, que indican que los gobiernos de los países del Alba tienden al totalitarismo, ya que  no cumplen con los principios democráticos indicados al principio del escrito, razón por las que algunos califican a tales gobiernos con diferentes epítetos de totalitarismo, con señalamientos de que tienden al comunismo, al igual que el gobierno de la isla de Cuba.

Se supone que la institución guardián de las democracias en América, es la Organización de Estados Americanos, OEA.  La misma vela principalmente porqué los diferentes 34 gobiernos que la constituyen, se auto vigilen, se auto controlen y mantengan a la democracia en su país, exenta de violaciones indeseables según los principios básicos que la rigen, y que afecten negativamente al pueblo de ese país.

Cuando alguno de estos gobiernos, se extralimite en su gestión como gobernante y viole algunos de los principios o reglamentos sobre los que descansa la democracia, se le da un primer aviso dirigiéndole la conocida Carta Democrática, indicándole que está violando la misma. Lamentablemente, ese rol primario de la OEA, no se está desempeñando, razón por la que se corre el riesgo que gobiernos como los del Alba se conviertan en dictaduras, ante los ojos y conformidad de la OEA, y se haga demasiado tarde para actuar pacifica y democráticamente.

En la medida en que: a) los pueblos que viven bajo el yugo de las dictaduras, tengan la oportunidad de conocer a personas que viven felices en democracia, b) tengan mejores formas de comunicación con el mundo evolucionado, y c) viajen a países con democracias  y descubran los múltiples tesoros que estas encierran; se darán cuenta que la dictadura en la que viven, no les satisface ni les conviene, y empiezan a pensar en proponer cambios políticos en su país. De allí, la explicación de lo que está ocurriendo en África y en el Medio Oriente.

Finalmente amigo lector, ante ese lema perverso que partidarios de las dictaduras han dejado correr a nivel mundial, de criticar la intervención de potencias extranjeras en conflictos domésticos, donde las dictaduras violan los derechos de sus ciudadanos y masacran con las armas a sus propios pueblos, solo me queda exhortarte a que disfrutes, fortalezcas y defiendas a tu democracia, sin contar con la ayuda externa, que puede que ésta no llegue a tiempo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba