Opinión Nacional

Desmesura y phehistoria política

La degradación del actual gobierno no tiene comparación con etapas anteriores. Lo que diariamente nos corresponde ver a los venezolanos son claros indicadores de un régimen descompuesto, un gobierno que ha fracasado al no poder después de nueve años ofertarle a los venezolanos seguridad individual, empleo, salud, servicios públicos de calidad, educación y ser además factor de unión, paradójicamente teniendo dinero y petróleo a más de 90 $.

Nuestro país ha cambiado y para mal. Los venezolanos pareciera hemos dejado de ser entusiastas, alegres, proactivos y por momento nos hemos vuelto pasivos y conformistas. Algo esta claro y es que a pesar del estado de malestar que se vive en Venezuela, definido por una mezcla de escasez, miseria, desazón, indolencia, engaño e incertidumbre, el país y los venezolanos hemos soportado al actual régimen y sus representantes. Sin embargo, la forma como se quiere imponer un Estado y Proyecto Constitucional con claros rasgos regresivos, que socavan precisamente nuestras libertades y derechos, imponen un pensamiento único y no plural, un Estado socialista y la amenaza real de devastar el entramado democrático contenido en la Constitución Bolivariana de Venezuela de 1999, han hecho despertar a muchos venezolanos comunes y corrientes, con convicción democrática, ética y ciudadana que como el ex Ministro e la Defensa y General en Jefe (Ejercito) Raúl Isaias Baduel manifiesta su rechazo y distancia al Proyecto de Reforma Constitucional presentado por el Presidente Chávez y por la propia Asamblea Nacional.

El actual gobierno esta empeñado en torcer nuestro destino, en alterar los principios y derechos ciudadanos que hemos alcanzado los venezolanos y ciudadanos a escala mundial. Frente a lo cual lo único que tenemos son justamente nuestra esencia, nuestros derechos, nuestra cultura democrática, nuestros valores y principios que no están sujetos a la compra o subasta del actual gobierno. La dignidad de los venezolanos esta por encima de las aspiraciones de quienes hoy nos dirigen, los mismos que su accionar ha venido desvirtuando el mandato popular, es decir, la legitimidad de origen.

Frente a la Nueva Constitución nos corresponde trabajar y organizarnos y naturalmente votar por un rotundo NO. La Nueva Constitución le conculca derechos al pueblo, nos quita poder, le concede más y más prerrogativas y atribuciones al Presidente de la República, coarta las libertades elementales y nos retrocede a etapas de nuestra prehistoria política, signadas por la arbitrariedad, el abuso de poder y el desconocimientos de los más elementales principios que definen al ciudadano y que lo han hecho transcender y colocarse sobre los poderes de turno.

De tal manera que si bien es cierto es posible que muchos venezolanos le hayan manifestado su apoyo al presidente Chávez de forma reiterada, no es menos cierto que hay una clara resistencia frente a la desmesura y desproporción de la Nueva Constitución, y es por ello que buena parte de la gente y de los pocos lideres cuerdos que han impulsado y apoyado al presidente se han distanciado por considerar la propuesta de reforma constitucional un salto al vacío.

No hay que se abogado ni mucho menos constitucionalista para entender los alcances, efectos y consecuencias nefastas en términos de derechos, libertades y prerrogativas ciudadanas que contiene tácitamente la propuesta tanto del Presidente de la República como de la Asamblea Nacional. Ya basta de experimentos nefastos, de ensayar entelequias e intentar aplicar formulas y propuestas que no sólo chocan y se contradicen con la democracia y el régimen de libertades, sino además, representan un atraso, una vuelta a un pasado, un pasado que degrada, que aliena y socava lo más elemental que tiene un ciudadano que es su condición humana y sus libertades.

(*) Profesor de la Universidad de Los Andes

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba