Opinión Nacional

El fundamento militarista

El episodio del 1 de agosto fue un epítome de la escualidez chavista. Tras olfatear las deposiciones de una espontánea mitómana regando su ponzoña antes de volver a la nada, y de un coprófago al que le falta ingerir un último litro de heces para completar su verdadero ser, la monocrática Asamblea decidió cubanamente aplicar terrorismo de estado a 33 periodistas, criminalizándolos por haber viajado, invitados, a los EE.UU. Se sumarán a los 63 ya enjuiciados desde 2002 por un régimen falsamente libertario. Ese legislativo -súcubo de un ejecutivo que le impone vida vegetativa – encarna como nunca la histórica genuflexión del país inmaduro ante las botas.

Para vencer la anomalía chavista habrá que dejarse ya de hermenéuticas bizantinas y volver a la vieja, monolítica y campante categoría de “militarismo”, que es “el gobierno militar-policiaco producto de la toma, por parte del ejército, de una influencia decisiva en la política del estado” (Osmanczyk); una verdad a recordar sobre todo a chavistas civiles y militares institucionales, indignamente manipulados por un soldado sediento de poder. Tras su socialismo de pacotilla, Chávez no es un uniformado que llegando al poder comienza a actuar civilmente, sino un monotemático que sólo piensa y actúa en militar, rebautiza y regimenta una entera sociedad con nomenclatura militar, metamorfosea a la disidencia en “enemigos”, sueña y compra armas en desmesura, exige obediencia cuartelera y en suma reduce la convivencia a lo único que maneja coherentemente, su enseñanza en los cursos de “Filosofía de la Guerra” de la Academia Militar. Ama repetir, como el Rey Sol, que su ultima ratio regum (el último argumento de los reyes) es el uso del cañón. La “unión cívico-militar” es la vaselina que usa; en los hechos, ya casi no quedan poderes en Venezuela que no estén en manos de militares sumisos. La valiente video-denuncia de Ciudadanía Activa: “Venezuela ¿se uniforma?” es el mayor acierto comunicacional de estos meses (http://www.youtube.com/watch?v=Vzpw-icJG9M ).

La diatriba pública Müller-Baduel acerca del tipo de guerra que nos esperaría, indica el nivel de intoxicación militarista de la sociedad civil. La oposición debe apresurarse a confeccionar un organigrama del Estado que muestre los cargos ocupados por militares activos o retirados, pues urge ensayar una lectura militar de hechos que resultan incomprensibles en su lectura civil. Ejemplo: el cable submarino La Guaira-La Orchila-Siboney de 160Gb.seg, grotescamente sobredimensionado para fines civiles pero con sentido si se le piensa en militar (las telecom cubanas son un popurrí demencial de comatoso subdesarrollo civil y de hiperdesarrollo militar traído a la isla por la URSS principalmente en el centro de espionaje electrónico de Lourdes, que llegó a ser de los más poderoso de la tierra).

Una agorera carrera armamentista que el sentido común no entiende, la creación de un ejército pretoriano paralelo para una gran “Armada Roja” final, las liaisons dangéreuses con Bielorrusia Siria e Irán para una geopolítica megalómana, la formación a granel de militares y paramilitares en La Habana y Cojímar, la creación de una “URSS latinoamericana” para la defensa mutua, y una armada submarina con lanzacohetes de alcance intermedio y cabezas no especificadas que pudiera reproducir en pequeño la crisis de los misiles de octubre 1962 … ¿cómo dudar que hay un delirio militarista actuando de fundamental pivote político?
El 10.11.2005 Chávez declaró a A. Zhukov, vice-Premier ruso, que Caracas sería “el centro del torbellino” donde todo ardería y que “América Latina será lo que Rusia no pudo ser”. Su empeño en realizar la fantasía del Che: “uno, diez, mil Vietnam” (con él en el rol de Giap) es en efecto vistoso. Pero los delirios bloquean la mente: a Chávez le hacen olvidar que Vietnam volvió a la economía de mercado y que, PC aparte, él fue abucheado en Hanoi tras pronunciar su consabida filípica anticapitalista

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba