Opinión Nacional

Elogio de la inquina…

La mala voluntad… El eterno binomio: el amor y el odio. Nacemos con ambos sentimientos aposentados en nuestra alma. Eros, el amor y tánatos, la muerte, en un pugilato a perpetuidad. Dependerá de numerosos factores el que uno predomine por sobre el otro. Son básicos las enseñanzas y especialmente los ejemplos edificantes recibidos en el seno del hogar. Los comunistas hacen del mal ejemplo el opio del pueblo, propugnan y siembran el odio: el odio entre hermanos; para muestra, escuchen las palabras de Tarazón ante el pronunciamiento de Fedecámaras. ¿Eran necesarias?, ¿Cómo puede caber tanta inquina en una joven venezolana? A no dudar, forma parte del tánatos sembrado en su alma a lo largo tres lustros.

Pasa igual con el intento de desprestigio del médico venezolano endilgado por varios ministros, pero la medicina venezolana ante estos ataques viperinos, permanece como la lima en la fábula de Félix Samaniego, ¨la insensata mordía en una Lima de acero.Díjole la Lima: ¨El mal, necia, será para ti; ¿Cómo has de hacer mella en mí, que hago polvos el metal?¨ ¿Cómo se creen que una institución con una antigüedad de 250 años de continuo avance puede ser aniquilada por palabras necias…?

Nos ponen de ejemplo el súmmum del capitalismo salvaje, ¨La Sociedad Mercantil Cubana Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos¨, que es la ¨empresa¨ intermediaria que envía médicos contra reembolso a razón de $ 4 mil por cada profesional cedido y de los cuales el médico mismo recibe sólo 400… Razón le asiste al cubano Carlos Montaner al referirse a los ¨esclavos modernos¨, a los médicos cubanos: ¨Son los esclavos preferidos del Comandante: Los alquila, los vende, los presta, los cambia por petróleo, los utiliza como coartada para justificar su dictadura¨

Addendum

Parece increíble vernos sumidos en una arena movediza que nos inmoviliza mientras el Castro comunismo golpea, aporrea y avanza. Yo la verdad no me resigno, pienso que en el venezolano debe quedar una pizca de dignidad y de espíritu de rebeldía que contrarreste la sumisión. Los estudiantes de nuevo… Siempre les dejamos solos, como si buena parte del estado de cosas que nos consume no tuviera su origen en el facilismo y el dejar pasar de los mayores. Pronto reinará el caos incontrolable… La presión social es muy elevada y no encuentra un aliviadero para sus desdichas. Desde la sociedad, la academia, la universidad debemos conducir este proceso que lleve a la salida de la causa de todas nuestras desgracias: Un gobierno traidor, amoral y corrupto.

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba