Opinión Nacional

Entre el 27 de mayo y Baudrillard

Entiéndase, me declaro en defensa activa de los sacros derechos de RCTV. Digan lo que digan o hagan (tal como el conocido bolero de “aunque me cueste la vida”) lo que hagan, estoy por RCTV. Es mas, debían mantenerle la concesión, cómo mínimo, otros 40 años más. Lapso en el cual con sus obras y eventos diarios, podrían terminar de bordar su fama incesante y vocación por construir una gramática de la formación de conocimientos, tanto sobre el manejo de los medios como por el valor del uso de las aplicaciones tecnológicas que hasta ahora ha logrado. Competencia que le ha permitido conformar un pronto modelo de la eficacia de las comunicaciones en Venezuela; frase larga, pero necesaria, dicho sea de paso. De esta manera, podría continuar creando su escuela de la buena voluntad y lograr por fin el acercamiento entre todos nosotros a través de la acción mediática y de paso, prodigar por el ejemplo, la serena humildad que dimana de sus directivos. Olé. ¡¡Demostrar como su comprometido y fiel mensaje diario, nos hace mas humanos, mas venezolanos y mas aptos para soportar la fiereza de esa tal revolución que tanto nos agobia¡¡. Sería una magnífica oportunidad de reivindicar nuestras emisoras y medios y lograr desterrar de una vez por todas, esas malas influencias que en nosotros tratan de instalar algunos pedantes y trasnochados izquierdozos. Quienes utilizando como único pasaporte y muleta para esconder su mala leche, han acudido al llamado de Jean Baudrillard; y, a su sombra, intentan construir sus críticas a esa universidad de la televisión que es el canal de Barcenas. Profesor, qué solo por el hecho de haber publicado desde 1968 a esta fecha uno 70 (setenta) libros y fijado creado criticas –universalmente estudiadas- sobre diversos temas propios de la vida en la postmodernidad. O terminar su doctorado bajo la dirección de Henry Lefebvre o ser luego Director científico del IRIS (Recherche sur l’Innovation Sociale) de la Universidad París-IX Daphine, se creyó con el derecho de evaluar, nuestra “criolla” manera de producir y cuanto comunicar contenidos en medios. Claro, hemos convenido en que serán escogidos solo los que mejor convinieran con sus sacrosantos intereses y poder de clase. Poder que domina, controla y reina, con sobrado y santificado derecho, sobre el espectro de las telecomunicaciones de nuestro país. Tenerlo a él (a quién, sino a Baudrillard) como ejemplo, es un atrevimiento. Utilizar su simbología y posturas conceptuales para que se enjuicie o critique nuestros mensajes; querer evitar el seguir nuestros elaborados cánones informativos, es por decir lo menos, escandaloso. Cómo anteponerlo a él -frente a las tesis, nociones, juicios, razonamientos, teorías, trabajos, orientaciones, decires, paradigmas, modelos, tesis, escritos, nada más y nada menos que de nuestra figura, la estrella de “Quien quiere ser Millonario”. Como atreverse, usar sus teorías para oponerse a alguna de nuestras criollas bellezas que producían ese conceptuoso, denso, sabroso e inolvidable “Ají picante”. Memorable por su perspicacia y finos modos. Ejemplo digno de los anales de cualquier medio televisivo del universo o esa otra joya que los filólogos y amantes de la buena lengua, bautizaron como: “Aprieta y Gana”. O querer discutir la distinción, calidad informativa y sentido de lo objetivo de nuestra distinguida periodista de las mañanas, a quien nosotros, no sin sobradas razones y puro apego a las buenas costumbres llamamos cariñosamente la Bicha. Bello, fino, delicado, sutil, exquisito y distinguido apelativo, que por cierto dice poco de sus diarios, inolvidables e invalorables comentarios al mejor estilo de Letterman. Como dejar de pensar en ejemplo en ese otro periodista, también matutino, cuyo tratamiento de la información es además de objetivo y racional, eficiente en su frenética oposición. Quién, en cada intervención, expresa muestra de mesura en su trato con los invitados. Un portento, que demuestra cómo utilizar la violencia oral y la prepotencia que da contar el apoyo, bien ganado en mil pruebas, de su máximo jefe. Él es viva demostración de cómo se puede acumular el poder burocrático para aplicarlo, en maneras –eso si- didácticas con sus compañeros de trabajo. Utilizar una alta, firme, varonil y estruendosa voz para dirigir gente, aún en cámara,(que no se diga infamar, ofender, agredir, degradar a los jóvenes pasantes que allí mandan las universidades, no señor). Pues es sabido que desea que los jóvenes aprendan de su vivo ejemplo cómo se hace la verdadera televisión. ¡¡No y mil veces no¡¡. Ningún pedante académico nos podrá superar, en eso de crear conocimiento mediático. Y, hacer de este canal una Universidad. Pues, si de teóricos y académicos se trata, ninguno podrá superar al máximo líder de Barcenas. Bastante cátedra que ha brindado, no solo en RCTV, sino que también brilló como guru gerencial en el Diario de Caracas. Bueno, allí fracasó, pero, y eso que le quita.

Al autor Baudrillard, quienes lo siguen, suelen atribuirle la bondad de explicar cómo la mediatización crea consciencia. Enfatizar que sirve para interactuar (intermediar) entre lo real, lo social y lo simbólico. Crear un mundo de nuevo de la «hiperrealidad» y la «simulación». En sus excesos teóricos, llega a caracterizar los atentados del 11 de septiembre de 2001 como un «evento absoluto». Un espectáculo inolvidable. Un show. Una reacción «simbólica» a la continua expansión de un mundo basado únicamente en el intercambio comercial. Falacia tras falacia. Afirmaciones sin fundamento. Banalidad de investigadores sin oficio que luego compendiaran en libros. ¡¡ Como diría el sagaz, Marcel… libritos a mi … que bolas ..

Baudrillard trató de demostrar la forma como los medios de comunicación contribuyen a ordenar, formar o deformar nuestros sentidos. Llega a decir, que las imágenes distorsionan y atribuyen significados a las cosas. Que las imágenes preceden y terminan por ser ellas la genuina realidad. Por tanto, consideramos, que tal improbable noción, podrá tener sentido en los países desarrollados, en Europa, a lo sumo, pero nunca podremos aceptar que en Venezuela y menos en el Canal dos, esta idea se pueda comprobar. Pues, la firmeza y seriedad con que el canal trata las noticias o maneja las imágenes, (aunque sea de niñas de 7 años de edad a quienes los “animadores” proponen, impulsan, motivan a realizar inocentes “bailes” para que se “meneen y perreen” cual futuras miss) en nuestro medio, la imagen no puedan llegar a tener la connotación que les atribuye Jean. Eso será allá. Ellos son “musiuses” y se entienden. Aquí, en nuestra TV eso es imposible. Nuestros productores pueden tener, por ejemplo, en sus telenovelas a los negros (me refiero a color de la piel, no del alma) actuando, únicamente, como chóferes, jardineros, repartidores, traficantes, asaltantes, policías, motorizados, y mujeres de servicio, vendedores ambulantes, “perro calienteros”; o llamarlos tierruos, desdentados, niches, malandros, lo cual en nada asegura que sea una imagen de discriminación racial. ¡¡Nosotros los llamamos negros por puro cariño¡¡. Nunca. Este es solo un inocente e ingenuo recurso dramático. Nada diferente a eso se propone nuestro canal, esas son solo trampas y zarandajas Baudrillerescas para alertar. Eso será allá. Zapateen p’ otro lao …
Pero es necesario hacer un ejercicio, mas, para demostrar, ampliamente, cuan reñidos están con nuestra verdad, las europeas ideas del citado autor. Por ejemplo, eso de decir que, la economía política se mezcla con la señal e imágenes; que los mensajes se entremezclan con las opciones ideológicas las fuerzas productivas. Decir que el campo comunicacional oculta los significados de la vida económica, es algo inaceptable, es algo como un galimatías. Por enredado, oscuro y malintencionado que parezca nuestra unidad económica de 1BC, o cualquiera de los economistas que invitamos al día podrá responder y defender y demostrar, nuestros pulcros intereses, cuando sea necesario. A lo mejor CEDICE, siempre tan apta, tendrá algo que decir; y así, poner en su lugar al tal Jean.

Dentro del acumulado de sus tesis hay algunas que no podemos dejar de lado. Pues su casi teatral afirmación de que: “La Guerra del Golfo no existió,” nos hace decir que su libro fue sencillamente un: “Exorcismo político o una conjura de imbéciles”, pues nosotros, en RCTV hicimos nuestro Especial ese día que comenzó la tal Guerra y el ratting que obtuvimos subió de forma extraordinaria hasta la cifra de 70% y bastante que nos ayudó con la pre-venta. ¿Entonces como decir que no existió?. ¡¡ Que se lo prueba Baudrillard a nuestro Gerente de Administración, finanzas, dramáticos o al genio de la programación del Canal a ver como se las ve. Otra patraña.

Baudrillard seguro que no pudo negar la calidad artística con la cual produjo su show CNN al reportear objetivamente esa guerra, que el francés dice que no existió. De cuando acá, negar esa tronco de descarga misilística que en toda Caracas supimos disfrutar. Deleitarnos. Si hasta fiestas y cenas hicimos para celebrar ese portento bélico.

Algunos cínicos han dicho, entre ellos, Jean, que esa fue una guerra de maquetas y falsedades de Adobe Ilustrador. Ojo, si fue una masacre, nadie aún lo ha probado, los gringos ganaron y nosotros lo vimos en primer plano tal y como si estuviéramos en el pent house del Hotel Meliá de Bagdad. Si en cinco años no han podido terminar este guerrita, eso es asunto de otra índole, que a nosotros en nada nos afecta. Nuestro Canal está al margen de este trámite.

Nadie podrá negar esas imágenes. Pues, es todo lo que nos queda de esa guerra y nadie nos las va a robar. Eso de decir que esa imagen no nos llegó con placida claridad es inaceptable. Es aborrecible. No aceptaremos que se diga que eso fue algo más que una guerra. No creemos que se acepte como propone el profesor Baudrillard, que fue un acto simbólico de la cultura Americana. Una acción alucinatoria en la cual había mucho del narcisismo de un pueblo, que jugando al terror, buscaba exorcizar sus miedos y fantasías bélicas. Menos debemos aceptar que esta guerra luego se vendió como un video juego o un demo del nuevo espacio que el capitalismo le apuesta a las realidades virtuales o un simulacro que bien merece haber producido Disney.

Sería como creer en la: “ Ilusión del fin o la Huelga de los Acontecimientos” o que sí existe: “La transparencia del Mal” o también aceptar que: “La ilusión no se opone a la realidad”; de ninguna forma estas tesis tienen cabida en un Canal como el 2. No estamos dispuestos a dar por valida su afirmación de que la realidad ha sido totalmente simulada por los medios. O, que fue confiscada. Pues nos llevaría al miedo. En este Canal se producen imágenes para evitar que los sentidos se igualen con lo que la pantalla transmite. ¿ Llegaran nuestros sentidos a ser mejores que nuestra pantalla de televisión?. Aunque lo afirme Baudrillard, eso no puede ser así. Los publicistas están bien dispuestos y súper capacitados para producir, sueños, mitos, modelos, ficciones y muchas ilusiones, para mantenernos como estamos sin las ilusiones que anuncian los libro. Nadie nos sembrara dudas que nos alejen de ese paradigma de televisión que se produce en RCTV.

En nuestro Canal creemos que Baudrillard obtiene sus motivaciones desde la estética de las películas de Matrix y quiere ver nuestro futuro a través de un vidrio oscuro que no le permite estar frente a frente con la realidad, peor aún con nuestras imágenes. Sentimos que él está viviendo: “El reino de los ciegos”. Por sus antecedentes, sobre todo en cuanto a nuestra posición, entendemos que posee: un “Pensamiento Radical”. Se propone con sus libros agredir nuestras telenovelas para: ”Cometer el Crimen Perfecto”. Sencillamente demostrar: “Indiferencia Paroxística” frente a la calidad de nuestros noticieros o tal vez intentar como el país un: “Cambio Imposible”. Proponerse actuar: “Sobre el Destino”, dispendiar criticas: “Sobre la Fotografía” real y realista que tenemos de la realidad nacional no lo que intenta instaurar la dictadura vigente para atrapar: “Los Objetos Singulares” con los cuales atacar nuestra tradición televisiva.

Difícil tarea, la que se proponen Baudrillard y su banda contra esa inmensa mole de poder y dignidad que es el Canal 2. No saben de nuestros aliados secretos, Súper Rambos, están en la SIP, en la OEA, en CIDH, Washington, el FBI, la CIA el Pentágono, Departamento de Estado. Son fortalezas del honor y torreones de dignidad que de ser necesario, podremos utilizar para espantar ese fantasma del francés, cuya última proyecto intelectual intenta demostrar que los medios pueden construir recursos e imágenes que actúan como simuladores para desvirtuar la realidad y hacerla cónsona a sus intereses y motivaciones. Agrega, con harta insolencia y poca pena, que los contenidos televisivos crean en la gente una realidad virtual. O sea , algo que “desrealiza” la realidad. Postura, que, aunque halla sido celebrada por la academia y reconocida por teóricos de muchas universidades, los abogados, creativos, productores, escritores e intelectuales a nuestro servicio, consideran sospechosas. Sobre todo aquellos, de los nuestros, que por ser desertores de la izquierda, saben de lo que son capaces esos ñangarosos cuando se proponen una falsedad intelectual. ¡¡¡¡ Carajo, cuanto falta nos hace un Pinochet o al menos un Uribe ¡¡¡.

En RCVT, en estos cincuenta años algo hemos logrado, pero si nos dan otros cuarenta años, lo mas seguro es que concretemos nuestra buena fama, aunque la sombra de Baudrillard nos persiga y pretenda opacarla. Pero, mientras llega al fin de nuestra concesión solo esperamos vivir en las zozobras de: “El intercambio simbólico y la muerte”. Pero, por si acaso, la partida se nos tuerce, es muy probable que utilizando: “Las estrategias fatales” hasta un nuevo golpe de estado, si es necesario, podremos intentar. Por ahora tenemos fuerza para seguir mandando aunque sea hasta el 28 de Mayo. Ese día veremos si Jean tenía la razón o ella estaba de nuestra parte.

En honor al maestro Jean Baudrillard.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba