Opinión Nacional

Espacio Mediático (50%+50%=100%)

El título de este artículo parece una verdad matemática de Pero Grullo. Es verdad, pero expresa exactamente lo que está sucediendo en Venezuela. El candidato del oficialismo tiene una personalidad calificada, por quienes de eso saben, como histriónica- narcisista. Esto quiere decir que necesita “estar en pantalla” todo el tiempo en todas partes. Esta personalidad psíquica se complementa con una realidad política. Los medios de comunicación social, sobre todo la T.V., son hoy el instrumento mas poderoso para hacer campaña electoral por su penetración masiva. Si ambas cosas son ciertas, veamos entonces que es lo que está sucediendo.

El candidato del oficialismo satisface su necesidad de llamar la atención, consecuencia de su personalidad histriónica, presentándose en cadenas o en entrevistas cada vez que quiere. Podríamos decir que de esta manera, y sin mucho disgusto de las empresas mediáticas a quienes termina dándoles “rating”, ocupa el 50% del escenario mediático. Pero el otro 50% se lo regalan, en bandeja de plata, quienes lo adversan, sean políticos, articulistas, intelectuales, empresarios, gremios, sindicalistas, etc. etc., cuando pasan todo el tiempo atacándolo. De esta manera el candidato oficialista tiene copado el 100% de la atención pública nacional por una alianza fáctica cómplice de simpatizantes y adversarios. Participan en un juego enfermo.

Esta táctica es errada de frente a unas elecciones con una persona carismática y fortalece y agrava su personalidad histriónica pero produce dividendos políticos electorales. ¿Cuál sería entonces la táctica correcta ?. Nada puede hacerse con el 50% de espacio que esta persona ocupa por sí mismo, pero sí se puede hacer mucho con el otro 50% que le obsequian sus adversarios.

1º. Deberíamos ignorar completamente a este personaje, de tan limitada capacidad gerencial, y colocar en la pantalla de la opinión pública SOLUCIONES PUNTUALES a los grandes problemas que nos están afectando a todos los ciudadanos. El candidato oficialista tiene un equipo muy mediocre como se ha visto en estos quince meses. Quienes lo adversan, en cambio, representan a la gente mas capaz del país y son quienes pueden ofrecer soluciones puntuales a nuestros problemas. Por lo tanto, mejor que obsequiarle al candidato oficialista el otro 50% del escenario mediático con puras críticas repetidas hasta el cansancio es levantar la bandera de una competencia constructiva ofreciéndole esas soluciones al País que él no tiene capacidad para ejecutar.

2º.Por otra parte, sus adversarios seríamos más útiles al país-nacional si trabajáramos para que la Sociedad Civil organizada asuma el liderazgo nacional a través de un FRENTE que integre a todas las ONG y demás sectores de esta Sociedad que es una reserva de “poder ciudadano” para equilibrar cualquiera poder político que pretenda una hegemonía sobre el colectivo. Mas útil que estar todo el tiempo preocupándose, quejándose o criticando, es contribuir a crear esta fuerza social poderosa que, sin tener objetivos políticos partidistas, se haga respetar por la calidad y el número de sus integrantes. Y no se trata de armar un frente civil coyuntural sino PERMANENTE para vigilar, para siempre, el ejercicio constructivo del poder público, que es un simple servidor del ciudadano, y para ejecutar proyectos de beneficio colectivo. Con una Sociedad Civil organizada, integrada por ciudadanos en positivo, Venezuela dependerá cada día menos de líderes, mesiánicos o no, que en definitiva nada resuelven porque una vez que triunfan se aíslan del país en las alturas del poder y se desentienden de las necesidades populares. Una Sociedad Civil fuerte es mas importante para la felicidad de Venezuela que un líder, por muy carismático que este sea. Hagamos con nuestro esfuerzo y participación que el progreso del país dependa, cada día mas, de nosotros mismos y, cada día menos, de los fulanos Mesías y entraremos, de verdad, en la vía del desarrollo y la construcción del país que todos queremos. Derrotemos al POPULISMO que no es sino cocaína que frustra al pueblo y el desarrollo de Venezuela.

Por nuestra parte, desde esta entrega, dedicaremos nuestro esfuerzo, con otros venezolanos que compartimos esta posición, a fortalecer la Sociedad Civil y a proponer soluciones concretas a los grandes problemas nacionales. Los venezolanos ya no creemos mas que en nuestro propio esfuerzo y en nuestro propio liderazgo. Solo volveremos a nombrar al ciudadano Presidente para darle las gracias por abandonar el poder sin traumas para el país y por haber activado durante su estadía en la Presidencia el poder de la Sociedad Civil que, para siempre, se mantendrá desde ahora unida y alerta en defensa de nuestras INSTITUCIONES DEMOCRÁTICAS y del respeto que se le debe al ciudadano como persona humana.

ESPACIO MEDIATICO
(50%+50%=100%)

El título de este artículo parece una verdad matemática de Pero Grullo. Es verdad, pero expresa exactamente lo que está sucediendo en Venezuela. El candidato del oficialismo tiene una personalidad calificada, por quienes de eso saben, como histriónica- narcisista. Esto quiere decir que necesita “estar en pantalla” todo el tiempo en todas partes. Esta personalidad psíquica se complementa con una realidad política. Los medios de comunicación social, sobre todo la T.V., son hoy el instrumento mas poderoso para hacer campaña electoral por su penetración masiva. Si ambas cosas son ciertas, veamos entonces que es lo que está sucediendo.

El candidato del oficialismo satisface su necesidad de llamar la atención, consecuencia de su personalidad histriónica, presentándose en cadenas o en entrevistas cada vez que quiere. Podríamos decir que de esta manera, y sin mucho disgusto de las empresas mediáticas a quienes termina dándoles “rating”, ocupa el 50% del escenario mediático. Pero el otro 50% se lo regalan, en bandeja de plata, quienes lo adversan, sean políticos, articulistas, intelectuales, empresarios, gremios, sindicalistas, etc. etc., cuando pasan todo el tiempo atacándolo. De esta manera el candidato oficialista tiene copado el 100% de la atención pública nacional por una alianza fáctica cómplice de simpatizantes y adversarios. Participan en un juego enfermo.

Esta táctica es errada de frente a unas elecciones con una persona carismática y fortalece y agrava su personalidad histriónica pero produce dividendos políticos electorales. ¿Cuál sería entonces la táctica correcta ?. Nada puede hacerse con el 50% de espacio que esta persona ocupa por sí mismo, pero sí se puede hacer mucho con el otro 50% que le obsequian sus adversarios.

1º. Deberíamos ignorar completamente a este personaje, de tan limitada capacidad gerencial, y colocar en la pantalla de la opinión pública SOLUCIONES PUNTUALES a los grandes problemas que nos están afectando a todos los ciudadanos. El candidato oficialista tiene un equipo muy mediocre como se ha visto en estos quince meses. Quienes lo adversan, en cambio, representan a la gente mas capaz del país y son quienes pueden ofrecer soluciones puntuales a nuestros problemas. Por lo tanto, mejor que obsequiarle al candidato oficialista el otro 50% del escenario mediático con puras críticas repetidas hasta el cansancio es levantar la bandera de una competencia constructiva ofreciéndole esas soluciones al País que él no tiene capacidad para ejecutar.

2º.Por otra parte, sus adversarios seríamos más útiles al país-nacional si trabajáramos para que la Sociedad Civil organizada asuma el liderazgo nacional a través de un FRENTE que integre a todas las ONG y demás sectores de esta Sociedad que es una reserva de “poder ciudadano” para equilibrar cualquiera poder político que pretenda una hegemonía sobre el colectivo. Mas útil que estar todo el tiempo preocupándose, quejándose o criticando, es contribuir a crear esta fuerza social poderosa que, sin tener objetivos políticos partidistas, se haga respetar por la calidad y el número de sus integrantes. Y no se trata de armar un frente civil coyuntural sino PERMANENTE para vigilar, para siempre, el ejercicio constructivo del poder público, que es un simple servidor del ciudadano, y para ejecutar proyectos de beneficio colectivo. Con una Sociedad Civil organizada, integrada por ciudadanos en positivo, Venezuela dependerá cada día menos de líderes, mesiánicos o no, que en definitiva nada resuelven porque una vez que triunfan se aíslan del país en las alturas del poder y se desentienden de las necesidades populares. Una Sociedad Civil fuerte es mas importante para la felicidad de Venezuela que un líder, por muy carismático que este sea. Hagamos con nuestro esfuerzo y participación que el progreso del país dependa, cada día mas, de nosotros mismos y, cada día menos, de los fulanos Mesías y entraremos, de verdad, en la vía del desarrollo y la construcción del país que todos queremos. Derrotemos al POPULISMO que no es sino cocaína que frustra al pueblo y el desarrollo de Venezuela.

Por nuestra parte, desde esta entrega, dedicaremos nuestro esfuerzo, con otros venezolanos que compartimos esta posición, a fortalecer la Sociedad Civil y a proponer soluciones concretas a los grandes problemas nacionales. Los venezolanos ya no creemos mas que en nuestro propio esfuerzo y en nuestro propio liderazgo. Solo volveremos a nombrar al ciudadano Presidente para darle las gracias por abandonar el poder sin traumas para el país y por haber activado durante su estadía en la Presidencia el poder de la Sociedad Civil que, para siempre, se mantendrá desde ahora unida y alerta en defensa de nuestras INSTITUCIONES DEMOCRÁTICAS y del respeto que se le debe al ciudadano como persona humana.

DR. VALENTIN ARENAS AMIGO
PROFESOR DE INSTITUCIONES
POLITICAS DE LA U.CA.B.

FAX: 730-57-23

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar