Opinión Nacional

Estado delincuente

Son pocos los libros que permiten una lectura tan completa y exhaustiva sobre un tema. Estado delincuente: Cómo actúa la delincuencia organizada en Venezuela, es uno de ellos. Carlos Tablante, exgobernador, exparlamentario, ex ministro y Presidente de la Comisión Nacional Contra el Uso Indebido de Drogas (1996-1998) y Marcos Tarre, especialista en el problema de la criminalidad y la violencia, además de conocido novelista sobre temas policiales, juntaron esfuerzos para ofrecer una obra que constituye un conmovedor retrato de la Venezuela de estos tiempos. El libro se inicia además, con un prólogo del reconocido y polémico juez español Baltazar Garzón.

Se trata de una relación pormenorizada del problema de la corrupción y la violencia a partir de hechos concretos y comprobados (ilustrados con gráficos y cifras) pero además de un análisis prolijo sobre los alcances de las actividades delictivas (los ilícitos como los bautiza Moisés Naím) que han ido convirtiendo al país en un oscuro entramado de diversas actividades, que se entremezclan y complementan para ofrecer un panorama desalentador en términos de futuro.

Sus capítulos recorren cuestiones aparentemente aisladas pero que a partir de su lectura, se concluye en que son piezas de una misma problemática: asesinatos y delincuencia organizada frenan el desarrollo de los países. Por ejemplo, pone en claro el vínculo existente entre la tasa de homicidios y el grado de desarrollo a partir de los enfoques del “Estudio Global de Homicidios 2011”, publicado por la oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD). Según la investigación, “(…) comparando con otras regiones, los países de América tienen en promedio tasas elevadas de homicidios asociados con niveles relativamente altos de desarrollo, lo que hace sugerir la presencia de otros factores distintos al desarrollo, como el crimen organizado, que juegan un papel desproporcionado en la elevación de los homicidios”. Es decir, la criminalidad que desafía al país no es un hecho que se resuelve solamente con la denuncia periodística y la represión policial, sino que tiene raíces mucho más complejas.

En sus páginas se da cuenta también con datos precisos, nombres y apellidos y situaciones puntuales de los casos de corrupción, que si bien han sido conocidos por la opinión pública, ahora son vistos con mayor profundidad y avalados en cifras y gráficos. La crisis financiera por ejemplo, que se ha repetido en los últimos años, es diseccionada caso por caso. Así como los asuntos más sonados de negociados y sobornos amparados en la bonanza petrolera de la última década. Sin embargo, Estado delincuente no es un panfleto político ni se agota en la simple denuncia, sino un estudio que deja en claro que se trata de un tema de mayor alcance, que va más de allá de un gobierno, que requiere de un esfuerzo nacional colectivo, que trasciende lo que puede ser una oferta electoral. Ocurra lo que ocurra en el futuro, no importa la naturaleza del cambio, lo cierto es que la “corrupción estructural” de la sociedad venezolana tiene que ser enfrentada con decisión, rigor y seriedad, a partir de un vasto consenso de todos los sectores.

Un dato relevante es que en el libro también se dibuja el camino de las soluciones, tomando como base las conclusiones del documento de la Convención de Palermo, adoptado en el año 2000, con la presencia de 147 estados miembros, suscrito por Venezuela en aquella oportunidad y ratificado posteriormente en 2002. Según frases del entonces Secretario General de la ONU, Kofi Annan: “uno de los contrastes más marcados que existe en el mundo actual, es el abismo entre ‘lo civil’ y ‘lo incivil’. Cuando digo ‘lo civil’ quiero decir la civilización: los siglos acumulados de conocimientos que sientan las bases del progreso. Cuando digo de la ‘sociedad incivil’: se trata de terroristas, criminales, traficantes de drogas, tratantes de personas y otros grupos que desbaratan las buenas obras de la sociedad civil”. Como dice el prologuista Garzón: “adaptarse a los cambios es una ardua tarea a la que nos enfrentamos continuamente en diversas facetas de nuestras vidas”. Sobre estas cosas reflexiona el libro de Tablante y Tarre.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba