Opinión Nacional

Generosidad afuera y mezquindad en el país

Cuando Arturo Uslar Pietri habló de sembrar el petróleo, se refería a convertir los ingresos petroleros en fuentes de riqueza renovable para los venezolanos; no para subsidiar economías foráneas con prerrogativas especiales.

Y es que el ilustre autor de LAS LANZAS COLORADAS fue un venezolano a carta cabal, que visualizó el país más allá de las veleidades del negocio petrolero, que creía en una economía productiva. Nunca pensó que con el correr de los años,, el petróleo no sólo iba a dejar de sembrarse, sino que se transformaría en factor de poder político externo y plataforma de proyectos expansionistas, mientras Venezuela se cae a pedazos.

Frente a un gobierno que prefiere las loas de sus vecinos, beneficiarios de las favorables condiciones en que el petróleo es sacrificado, los venezolanos buscan a un presidente que se ocupe de sus penurias, uno que no reparta a manos llenas la riqueza que pertenece a todos. Allí están las familias de La Vega –las damnificadas y las condenadas a muerte- porque no hay otro destino para ellas por la desidia como se maneja Caracas. Y están los sin techo de Plan de Manzano, de las vaguadas, e inclusive los de la tragedia de Vargas (1999), en galpones, hacinados, cansados de esperar. Pero efectivos militares construyeron en tiempo record 150 viviendas a cubanos de Pinar del Río, damnificados del huracán Dennis.

Y allí están los deudos de los fallecidos por negligencia y la mayor expresión de indolencia demostrada por autoridad metropolitana alguna, quien ve guarimbas hasta en la morgue del hospital Los Magallanes, intentando librarse de sus culpas. Tuvieron que morir esos venezolanos para que el gobierno, después de 7 años, descubriera la crisis que arropa a los hospitales de todo el país.

Un Presidente que realmente sienta a su país, que se conduela con su pueblo, establece prioridades. Y la salud, que debería ser la primera, nunca estuvo entre los planes inmediatos de este gobierno. Con un desfile de ministros, sin una política de salud, sin equipamientos ni medicinas, prefirió resolver el desempleo de los médicos cubanos, invirtiendo en un sistema de salud paralelo. Y ahora asesta una estocada a la descentralización, cuando los mejores sistemas de salud del mundo, como el danés, el finlandés, el canadiense y el español, han prosperado gracias al modelo descentralizado.

Y mientras daba la espalda a la salud, este gobierno se dedicó a regalar el petróleo, atendiendo a quienes se acercan para ver que consiguen; manejando como un feudo el patrimonio nacional, y violando el Art. 287 de la Carta Magna. Envía casi 100 mil barriles diarios a Cuba, en condiciones preferenciales. A Argentina y Ecuador entregó 1.500 millones de dólares, y a República Dominicana, 150 millones de dólares . Ofreció 66 mil barriles diarios a los pobres de EUA, y a través de Petrocaribe garantizó petróleo barato, con un interés al 1%, para los próximos 200 años, porque el Presidente además de dadivoso es inmortal.

La solidaridad es un sentimiento altruista cuando no responde a intereses retorcidos. Sin embargo, la caridad debe comenzar por casa, ofreciendo alternativas a los niños de la calle, o a los abuelos que claman una pensión. Dinero hay y suficiente para enfrentar la crisis social y la crisis económica. Sin embargo ese manejo no genera los dividendos expansionistas buscados, pero la ayuda humanitaria sí, y cada vez que un huracán arrasa las costas caribeñas, allí está con la botija llena. Aparte, condonó la deuda que Guyana tenía con Venezuela, le ofreció una carretera y le facilitó sus negocios en el Esequibo.

Hay muchos casos más sobre el despilfarro del patrimonio público. Todo un estilo saudita. ¡Qué delirio de poder…!

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar