Opinión Nacional

¿Glorioso pueblo venezolano?

He leído varios textos donde se expresa lo orgulloso que debe sentirse el pueblo venezolano de sí mismo, por la demostración de civismo y vocación democrática y toda esa sarta de idioteces que a la gente le gusta decir.

Ciertamente, es una inmensa alegría que hayamos ganado una de las infinitas batallas que hemos librado desde hace 8 años, pero estamos hablando de apenas una batalla y que, además, es la más importante que hemos librado. Porque no se trataba de elegir un alcalde, gobernador, diputado o presidente; no se trataba de decidir si queríamos o no que el mandatario actual continuara. Estamos hablando de la elección de un modo de vida, del contrato social de Venezuela, de aceptar o rechazar un sistema socialista de derecho. Sin embargo, más del 40% de los electores inscritos en el registro electoral decidieron que eso no era lo suficientemente importante como para asistir a ejercer el derecho al voto y cumplir con el deber ciudadano de elegir.

Durante años la sociedad civil se queja de la ausencia de líderes, pero no participa. Esperan que sean los políticos quienes resuelvan el problema y además los cuestionan por no hacerlo bien. Aunado a ello, protestan porque los viejos líderes se rehúsan a abandonar la palestra pública y, dicen muchos, le quitan espacios al nuevo liderazgo que debe surgir. En Venezuela todo el mundo habla del movimiento estudiantil con respeto y admiración, pero omiten un detalle: ellos no le pidieron permiso a nadie para asumir el rol protagónico que hoy tienen. No esperaron a que los políticos de antes se retiraran para entrar ellos. Simplemente se organizaron y organizaron a la oposición, que hoy gira en torno a ellos. La sociedad civil le ha dejado toda la responsabilidad política a los estudiantes, quienes han hecho una labor titánica… y a pesar de ello, más del 40% no votó.

El día 2 de diciembre recorrí San Antonio de Los Altos completo, desde el pueblo hasta la Casona. Iba diciéndole a la gente que fuera a votar, me sentí como Moisés tratando de arrear a los judíos fuera de Egipto y obtuve unas respuestas que me dejaron más decepcionada de lo que suelo estar del glorioso pueblo venezolano. Razones como: «es que yo voto en Caracas»; «voy más tarde»; «y quién se queda cuidando el negocio», fueron algunas de las que recibí. Pero lo que más me indignó fue encontrarme con jóvenes universitarios que no votaron porque no se inscribieron en el REP; por supuesto, han estado muy ocupados y no les dio tiempo. Seguramente estuvieron en todos los actos que hicieron los universitarios y, mientras para algunos se trataba de una lucha real, para otros era una jodedera. Espero que esa gente sea despreciada por sus compañeros de clase… pero el mundo no es como Yo quisiera que fuera.

Ganamos, sí, es un alivio que se confunde con alegría. Pero el problema sigue ahí, latente, tan presente como la desidia que reinó en la derrota electoral de Rosales. Hace un año fue lo mismo y culparon a los políticos. El 2 de diciembre Julio Borges lo dijo como tenía que decirse «no le pedimos a la gente que vaya a votar, se lo exigimos». Y razón le sobra, porque demasiado se ha luchado para mantener viva la esperanza en la democracia venezolana como para que más del 40% de los electores se defeque en la lucha de una oposición que trata de levantarse.

Es hora de sincerarse y definir si el pueblo venezolano está interesado o no en la democracia. No es cuestión de la dirigencia política, de los estudiantes o de los militares. Es hora que el pueblo abandone las butacas y entre en escena… y si no quieren reaccionar y hacer lo que les corresponde, al menos no estorben. Si usted es de los que prefiere irse a la playa el día de las elecciones o prefiere dormir o le fastidia ir a vota, por favor retire su inscripción en el REP, hágale ese favor al país, deje de estorbar.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba