Opinión Nacional

Hubiera

Comparto con mi colega economista y también senador de la Cámara Junior Internacional, Richard González, que “hubiera” es una de las conjugaciones mas odiosas del verbo haber, por una clara razón: “es  el modo mas inútil de justificar o acomodar el pasado cuando las cosas no salieron bien”. Y lo banal de su uso se acentúa, como dice  el propio RG, en estos tiempos de crisis, cuando recurrimos tantas veces a esta acepción para mencionar aquello que hicimos o dejamos de hacer y que lo único que nos trae son lamentaciones disfrazadas…  Si hubiera o no hubiera. Es una especie de “entremés” en las conversaciones diarias: “Si me hubiera graduado y  hablara inglés me hubiera ido del país”; “Si hubiera ahorrado lo suficiente ya me hubiera hecho las ‘lolas’”; “Si CAP no lo hubiera dejado hablar por TV después de dar Golpe, Chávez sería un desconocido”; “Si Caldera no hubiera sobreseído a Chávez hoy no sería presidente”; “Si Carmona no hubiera leído aquel decreto no viviríamos hoy en este martirio”; “Si Rosales no se hubiera ido a Perú tendríamos a la oposición unida en torno a él y de la cárcel iría directo a Miraflores”; “Si la oposición hubiera participado en las elecciones de la Asamblea Nacional la realidad sería otra”…  El hubiera no es de ahora. Y no siempre ha sido expresado correctamente, cual modo pretérito pluscuamperfecto como lo contempla la Real Academia de la Lengua Española. Recuerdo que cuando vivía en Caracas, en el 23 de Enero, al final de una “caimanera” en el  estadio Chato Candela, Octavio, el más pavo de los chamos de la urbanización, respetado por su osadía y por su estilo medio “malandreao” le dijo al flaco Game, “Flaco balurdo, si no fueras cometido ese error en segunda base no fuéramos perdido”. También recuerdo al comentarista Carlitos González decirle a Delio Amado León “Si Vitico Davalillo la hubiera bateado un poquitico mas fuerte, la pelota se hubiera ido de jonrón y Caracas sería el campeón”. Igualmente recuerdo a Miguel Thode cuando transmitió desde Japón aquella pelea entre Betulio González y Masao Ohba, la cual narraba “pega Betulio, Betulio pega, pega Betulio, ¡se cayó Betulio!” Y al final dijo, que si Betulio no se hubiera caído hubiera ganado la pelea y también el campeonato Mundial, y allí lo bautizó como el campeón sin corona… Lo de hoy no es, si hubiera. Lo importante en el hoy es tener conciencia del presente y que hay que vivirlo con pasión, con alegría y en el ahora, porque como dice Richard, lo que se hizo o no se hizo forma parte del pasado. El tiempo es efímero: el pasado ya pasó y no hay como cambiarlo; el presente va tan rápido que hay que utilizarlo de inmediato porque sino lo perdemos al convertirse en pasado, y el futuro es incierto. Lo único que de  veras  podemos hacer es vivir el  aquí y el ahora, y a la par tomar las decisiones que nos permitan tener un presente y un posible futuro mejor… Los invito en este inicio del 2010. Sí, los invito a un cambio positivo en cada uno de nosotros, con el fin de atraer todo lo que deseamos, para ello es necesario cumplir, al menos, cinco de los preceptos del Credo del Optimista: prometernos a nosotros mismos que seremos tan fuertes que nada podrá perturbar nuestra paz interior; lograr que nuestros semejantes sientan que hay algo valioso en ellos; pensar sólo en lo mejor, trabajar sólo por lo mejor y esperar sólo lo mejor; olvidar los errores del pasado y concentrarnos en las buenas acciones hoy para alcanzar los grandes logros en el mañana y vivir en la fe de que todo el mundo estará de nuestro lado, mientras seamos fieles a lo mejor que hay en nosotros…

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba