Opinión Nacional

Intento de suicidio europeo

Viena (AIPE)- La expectativa de vida en los países desarrollados ha estado aumentando 15 segundos cada minuto durante los últimos 125 años y, ahora, el aumento es aún mayor en los países en desarrollo, un promedio de 20 segundos cada minuto. Esto quiere decir que la expectativa de vida en Europa y Estados Unidos aumenta más o menos un año cada cuatro años. ¿Cómo se logra? La contestación es “con química”.

La química nos permite desarrollar curas a casi todas las enfermedades infantiles. La química nos provee de desinfectantes que destruyen a los gérmenes más peligrosos, limpian nuestras heridas y permiten la cirugía moderna. La química nos permite tener pertrechos que nos protegen de accidentes en el trabajo y en el campo deportivo. La química nos provee los pesticidas que protegen a las cosechas y a nosotros mismos de enfermedades. La química ha hecho posible que los laboratorios farmacéuticos desarrollen medicinas contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares que afectan especialmente a los mayores. Sin química estuviéramos casi todos muertos.

Todos los químicos, tanto los naturales como los sintéticos, tienen sus peligros. Una cantidad excesiva de cualquiera de ellos nos enferma o nos mata. Aun los químicos más básicos para la vida humana pueden ser peligrosos. Requerimos el nivel apropiado de oxígeno en el aire para vivir. Necesitamos agua, pero en cantidades apropiadas, de lo contrario sufrimos de deshidratación o la dilución de los elementos esenciales de nuestro cuerpo.

Déle un vistazo a los ingredientes de sus pastillas de vitaminas y minerales. Cada tableta es una combinación de un par de docenas de químicos, cualquiera de los cuales puede matarlo en cantidades excesivas. Pero su ausencia, en muchos casos, conduce a mala salud y a una muerte prematura.

La gente ilustrada ha estado consciente por mucho tiempo de lo necesario que son los componentes químicos, pero también de sus peligros y la humanidad ha avanzado mucho en lograr un beneficioso equilibrio, lo cual se comprueba con el hecho de que la gente vive más. Pero ahora la Unión Europea está a punto de dar un gran salto al pasado, afectando especialmente a los europeos, pero también a todos los demás. Parece que va a ser promulgada una propuesta conocida como REACH que impone el registro, evaluación y autorización de materias químicas. Esto obligará a compañías que utilizan más de 30 mil componentes químicos en sus productos para mejorar nuestras vidas, además de cualquier nuevo químico, a probar que tales materias químicas no hacen daño en casi cualquier cantidad. Esa propuesta es una locura, desde el punto de vista de la salud, y será económicamente destructiva no solamente para los europeos, sino para todos los que exportan a Europa o importan desde Europa.

El razonamiento es que quizás se podrían salvar unas 4.500 vidas anualmente, si la gente no se expone a cantidades excesivas de químicos. La realidad científica de esa cifra es muy dudosa, pero de lo que no hay ninguna duda es que cientos de miles de vidas, si no millones, estarán en peligro cada año como resultado de la prohibición del uso de materias químicas indispensables. La regulación propuesta será excesivamente costosa para las empresas y obligará a las pequeñas y medianas a retirarse del mercado.

Con esto los europeos empeorarán sus ya desastrosas tasas de desempleo y negarán a su gente el acceso a muchos productos necesarios para una vida saludable. Los únicos que saldrán ganando son los burócratas encargados de administrar y manejar lo imposible.

Ya los europeos han estado haciendo cosas parecidas. Para evitar la salida de capitales, causada por regulaciones e impuestos excesivos, crearon la Directiva de Ahorros Europeos. En su primer año de funcionamiento se ha comprobado que aumentó exageradamente el costo administrativo de las empresas financieras de cumplir con la ley, sin evitar la fuga de capitales.

La buena noticia es que más de 250 líderes y académicos de todo el mundo se reunieron en Viena para buscar las maneras más efectivas de combatir las barbaridades de quienes dominan hoy en Europa gran parte de la discusión política. Ojalá que este esfuerzo no sea muy pequeño y muy tardío.

___* Director general del Center for Economic Growth y académico asociado del Cato Institute.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba