Opinión Nacional

La bomba

Con esa palabra han calificado los Talleyrand de la robolución, Jaua y Cabello, la entrevista de HCR con el presidente Santos de Colombia. El primero, amenaza con retirar al país del proceso de pacificación, como si su presencia en éste fuese el resultado de una rogatoria del gobierno colombiano y no el resultado de la última gestión del difunto por figurar internacionalmente. El segundo, más pedestre, califica a HCR de fascista asesino por lo que, aunque el presidente de Colombia es libre de recibir a quien quiera, no lo ha debido hacer.

Si la reacciónno fuera tan grotesca, sería cómica. Un gobierno cuya legitimidad está cuestionada anda buscando pleito, precisamente por la hipersensibilidad que le causa su cuestionamiento que es el desconocimiento del resultado electoral por parte de millones de venezolanos, incluidos algunos que votaron por la fórmula oficial, pero que el gobierno ignora y lo considera algo personal de HCR.

Nuestros Talleyrand quieren manejar la política exterior con la misma sutileza que manejan la interna, con la Asamblea por modelo, es decir a golpes. No sé con quién de los opositores pueden asociar al Presidente Santos, pero se me antoja que por su gracia a María Ángela la identifican con María Corina y que me perdonan ambas, que sé que no es de caballeros hacer comparaciones de dos damas, pero como se conoció que Colombia tratará “de forma discreta” el impasse surgido con el gobierno de Venezuela, yo espero que mi impropiedad reciba el mismo trato.

Jaua seguramente no se ha pasado por la circunstancia de que si Venezuela se retira de las negociaciones del proceso de paz, Chaderton cesará en sus funciones y quedará libre en la continuación de un gobierno que hizo del enroque la característica más resaltante a la hora de designar ministros. Este alerta puede ser que le haga recoger sus palabras que es un arte muy difícil, pero que debe aprender todo aquel que no sabe cuándo debe callarse. En cuanto a Diosdado no necesita aprender el arte de recoger palabras porque su escaso vocabulario se reduce a muchos adjetivos “descalificativos” y algunos sustantivos que emplea del mismo modo.¿Sabrá que es fascista? Si sabe que es asesino, pero si recoge palabras se queda mudo.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba