Opinión Nacional

La demolición del Parlamento

Pueden tener la seguridad que sobre el tema de la inseguridad lo más seguro es que Cilia, le aseguró a Chávez que no se discutirá en este periodo legislativo. Así como tampoco le pararan a los ruegos y al parlante de Pastora Medina cuando de medicinas y comidas podridas se trata. Este es el parlamento con el que sueña el mismo que acaba de firmar el decreto Nº. 7.640 que ordena la creación del Estado Comunal, sin tomar en cuenta a su más  de 140 diputados y mucho menos a la Constitución hija de este proceso.

Ha arrancado la campaña electoral y como siempre y en la estrategia que hasta ahora le ha resultado, a pesar del bajón en su liderazgo y las esperanzas rotas de millones de venezolanos que en muchas oportunidades lo siguieron a rabiar, embiste de nuevo  el comandante. Añorando que los días de la crispación política que tantos frutos le dio se repita y poder así imponer su fatigosa  estrategia de la confrontación plebiscitaria;  incita, reta y provoca a todos los que se le opongan, para lanzar el tarrayazo mágico que aun sin la mayoría de los votos, le de la posibilidad de pescar más curules que los triunfadores.

“Nosotros tenemos que arrasar necesariamente, nosotros necesitamos la hegemonía del parlamento, lo cual no implica el irrespeto a la diversidad” grita el negro y segundo jefe de las patrullas “demoledoras”,  en su afán  idílico de repetir la hazaña  de ganar elecciones con el cuento de la “mayoría necesaria”; como si no le bastara la  supremacía tumultuaria y descarada que le han impuesto a los venezolanos y que mantiene al país en el peor marasmo institucional que se haya conocido en los últimos cincuenta años. 

A esta estrategia manida y a esta pretensión de seguir viendo  la Asamblea Nacional  como el patio de Miraflores hay que salirle a paso. Ya no hay marcha atrás y Venezuela cambiará para siempre. Más de treinta partidos que  acompañan a  la oposición;  y por supuesto el  PPT, con su mayoría de  candidaturas independientes, ofertando la ruptura de la asfixiante polarización política, de forma inexorable a partir del 26 de septiembre harán vida parlamentaria de nuevo en el viejo Capitolio.

 

 Podrá el que ha anunciado hacer escombros  a sus oponentes en esta nueva batalla electoral cumplir su cometido.  No lo sabemos;  pero el reto está allí, las  cinco organizaciones políticas con su hegemónico y sectario Psuv a la cabeza, respaldan la estrategia de darle más poder al que lo ha tenido todo.

La mayoría de los venezolanos reclamamos un Estado de carácter democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables.  Hagámoslo ahora o de lo contrario correremos el riesgo en el futuro de experimentar la demolición del parlamento.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba