Opinión Nacional

La hora de los chalecos de fuerza

Salvo darse una cabriola, propia del mundo bizarro, que obligue a reinterpretar todo, el mandamás cerrará, porque le da su real gana, a RCTV el 27. Esto lo digo por esa especie de incredulidad asociada a tomar deseos por realidades, propia de quienes no creen todavía que Chávez es suicida y hasta esperan que el TSJ, ordenado por él mismo por debajo cuerda, le impida concretar el plan, al que le ha dedicado mas horas y recursos del gobierno que a cualquier otro tema en lo que va de semestre.

Chávez quiere que lo intenten tumbar y volver con sus rescates de 13, cada vez más estrafalarios, cada vez más demenciales. Él vive para eso, para su épica que supuestamente le inmortaliza. Es un suicida que vive mentando magnicidios, un guerrero que cuando las papas queman pega el carrerón, moquea sotanas y habla pasito de arrepentimientos, que en medio de esos episodios hasta parecen sinceros.

Chávez SI VA A CERRAR RCTV, que nadie se haga ilusiones sobre otra hipótesis.

El mandamás agónicamente necesita esta y muchas otras confrontaciones. Es su alimento publicitario, su estrategia de búsqueda frenética de su bahía de Cochinos… así desgarre el país…él las necesita.

Y les daré como única razón, de ese proceder insensato, contrario a la racionalidad colectiva, mas no a su estrechez ideológica, que en su celebrada astucia, él ha ido tomando en serio su propio cuento chimbo, bolivariano, libertario y de revolucionario, capaz de cambiar el mundo entero en su cabeza febril.

De ese delirio de Chimborazo del que no se baja ni para mear, padeceremos hasta no sacarlo con camisa de fuerza, porque por los vientos que soplan, su despegue de la realidad ira creciendo, en la medida que quienes chulean nuestros recursos le ha ya ensalzado hasta límites tales, que le dispararán los tapones, si es que ya no se le achicharraron.

No es el primer caso y ojala fuera el último, de próceres de pacotilla, que ensombrecen el destino de millones de ilusos y destruyen en naciones, el trabajo de décadas cuando no de siglos.

Solo que la estupidez humana y la barbarie que trae consigo el atraso, nos ha obligado a convivir en esta ya larga etapa de nuestras cortas vidas, con uno de estos proverbiales orates.

Como nunca se suele escarmentar en cabeza ajena, me obligo a alertar, sobre todo a los beneficiarios del desmadre chavista, que esas fanfarrias demencialmente caras del poder, y al no conseguir como quitarnos de encima semejantes absurdos, nos obligará a presenciar el final de esta parodia, que llamaremos histórica con una gran vergüenza, porque encima de haber sido el hazmerreír del mundo, este circo, lo mas probable, es que termine en medio de un zafarrancho de sangre.

Aquí estamos y aquí seguimos, como dijo otro, por designio conciente o no, poco interesa, de esa masa de adulantes de aquí y de ya muchos otros países, coreando el nombre de quien ya sustituye, chequera en mano, al tirano caribeño moribundo que ya apesta.

La cofradía inmensa de sigüises nacionales y extranjeros que guardando en sus cuentas y carteras de bonos en dólares el pago de esas rimbombantes elegías de chulos, ya convirtieron al nigromante llanero, en el mas empedernido creyente sobre que él tiene una gran misión de vida, volcada a esa vaina que llamaban “la Gloria” en el siglo XIX, y que va junta “al martirio”, solo que esta segunda invocación, es rehuida como la peste por nuestro coleccionista de prendas Cartier, que solo le luce en su manía de Alejandro Magno en Airbus.

El ocupante accidental del solio de Miraflores, que llegó allí por accidente presentado como necesidad irreversible, es el hijo bastardo, pero que como ocurre siempre es el que mas se parece al papá, de la capitulación y ruindades de la vieja clase política que le puso la alfombra roja, como parte de su habitual ajuste de cuentas, entre los vivianes del estado de ayer.

Solo que esta vez les salió muy mal y tuvieron que hasta vestirse de rojo encendido y destaparse el rostro a la luz del día, para poder mantener su desvergonzada ambición de cogerse el dinero que falta en los hospitales, en los comedores de los niños, en los techos que se lleva el ventarrón y el aguacero, en las carreteras perdidas que nos devuelven un siglo atrás, en el agua que falta a millones, y por sobre todo en la protección de ciudadanos indefensos, que se los lleva la tenebrosa delincuencia enseñoreada contra vidas y bienes, de la victimas del desgobierno-Chávez- style.

Es tal el calendario del mandamás hacia “la grandeza” que hace rato esconde la acumulación de cantidades mil millonarias de dólares para, aún luego de sacado del poder en Venezuela, permitirse una actividad subversiva de sostenida significación internacional. Y ello será así hasta que en mala hora para él, consiga en su camino unos intereses para los cuales se hizo irremediablemente molesto de forma provocadora u ostensible.

Perdonen lo abstracto de mi análisis sobre las motivaciones “trascendentes” de nuestro bien amado padre del pueblo criollo y afro-descendiente, pero he de dar al traste con todas las ilusiones realmente infantiles, con el perdón de los niños, sobre que este chafarote echará para atrás la medida de cierre de RCTV, a través de subterfugios como el del TSJ amparando ese canal que el 28 seguramente estará en OFF.

Así lo quiere la coalición de bandidos, que va mas allá del gobierno, por aquello de los callos pisados en el pasado y no solo callos, sino intereses poderosos, que comen el plato frío de la venganza, tramada por años y años, cuando “por estas calles” se vivía en otros tiempos mas llevaderos para unos, que preparaban esta desgracia para otros y el lamento tardío de quienes nunca se percataron que se quedarán sin patria, por haber electo y sostenido por fraude en el poder a este patricida.

Lamento no sumarme a expectativas grandilocuentes sobre lo que pueda pasar al momento del OFF de RCTV. Ojala y pase todo. Yo quisiera que pusiéramos ese día en OFF al propio gobierno, pero me temo que el punto de quiebre, cercano pero no inminente, lo dará, entre otras cosas, las consecuencias de este acto suicida aunque pletórico de autoafirmación despótica.

Que ya nadie lo dude ES UNA EVIDENCIA, se está armando la situación límite. Paso la hora de los oportunistas, llegó la hora de los duros, que son capaces de grandes flexibilidades para ganar cada centímetro de terreno para el logro de la salida del mandamás espurio.

Lo digo para que nadie se confunda: el mal mayor es el proceso de dictadura roja y delincuencial de Chávez. Todo aquel que se le oponga es nuestro aliado. Hay que dejar atrás la discusión sobre los liderazgos fracasados. Nuestros mariscales de la derrota pueden ya descansar de nuestros improperios, a condición de que no intenten volver a querer dirigir para embaucarnos, porque sencillamente no los dejaremos dirigir para embaucarnos.

La unidad sobre la línea correcta, de detener la dictadura, no conoce fronteras, por eso los sectarios se quedarán afuera si no entienden que todas las batallas no se ganaran en la primera hora de un nuevo día. Ya vendrá la hora de la regeneración nacional, pero por ahora nos toca evitar el salto al vacío sórdido de la guerra civil, aliándonos con Satanás de ser necesario, para aislar y detener al portador de esa conflagración maldita, a la que nos lleva este gobierno de irresponsables.

Aquí la única salida será democrática, así tengamos que ayudar a poner chalecos de fuerza obligados. No hay nada más democrático que evitar la muerte y sufrimientos de tantos.

Pero a nivel de la cuestión central del poder, hay que dejar claro que no se trata en absoluto de conformarnos con poco, sino con lo indispensable para barajar de nuevo e iniciar la reconstrucción institucional, piedra angular de toda reconciliación nacional.

Este renacimiento democrático deberá darse sobre las bases de imposibilitar la impunidad, que de perpetuarse sobre tantos desmanes, nos mantendría dando tumbos hacia los peores escenarios, que harían añorar a Chávez, si no es por que supiéramos que ya no nos puede ir peor, teniendo ya tanto perdido y tanto por ganar dejándolo afuera.

En este país donde hasta las cucarachas vuelan, no es verdad que si la oposición cría moscas estas nacen sin alas. NO ES UNA CUESTION DE SUERTE, es una cuestión de fuerzas y de cerebro, no es la hora de los fanáticos y sectarios, ni menos aun de los que quieran defender sus parcelas en colisión contra el interés colectivo.

PD. Algunos refranes propicios para esta ocasión:
Al que no brinque le chupa, al que le pique es por que ají come, al buen entendedor pocas palabras bastan, mas vale un pájaro en mano que cien volando, el enemigo de mi enemigo es mi amigo… al menos mientras me ayude contra mi enemigo, donde ronca tigre no hay burro con reumatismo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba