Opinión Nacional

La lucha ideológica por el poder

La confrontación ideológica por el poder entre oficialismo y oposición se agudiza rápidamente. Ideología es siempre explicación justificadora, es el conjunto de creencias, valores, practicas e ideas que sirven para racionalizar las concepciones del mundo en lucha, la acción política de cada una y sus esfuerzos mutuos por el control del poder. Cada ideología presenta su realidad y una explicación de ésta que se asume como la correcta. La ideología de una es la negación de la otra. El triunfo de una, es la derrota de la otra. En cada ideología no hay términos medios ni matices, ni explicaciones alternativas. En ambas visiones del mundo, democracia, justicia y libertad se mezclan por igual con petróleo, dinero y privilegios. Como toda ideología, revolución y anti revolución impiden apreciar la diversidad y lo que esta más allá. La vida se reduce a la lucha por el poder y a la toma de posición, a la acumulación de fuerzas de todo tipo, lo más rápidamente en la mayor cantidad de ámbitos sociales, jurídicos, económicos, políticos y militares para imponer la visión propia, una u otra, porque esta en juego la manera de vivir de la comunidad social en su conjunto. Nada ocurrirá hasta que una visión del mundo derrote a la otra. Así es la actual lucha ideológica por el poder en Venezuela.

¿Cómo lo sabemos? 1) Ambas visiones desean la paz y rechazan la violencia, pero ninguna cede y acusan al otro de hacer lo imposible por trancar el juego. 2) Ambas están tras el poder y su control, pero una señala a la otra de querer monopolizarlo para desgracia del otro. 3) Como son demócratas, Chavistas y anti Chavistas quieren a los militares en sus cuarteles, pero les piden que se pronuncien para salvar la patria: unos en la Plaza Altamira o en defensa de la democracia en una Junta Cívico Militar, y otros, en defensa de la revolución bolivariana y del proyecto revolucionario. 4) Las dos concepciones del mundo hablan de democracia y de participación del pueblo en la construcción y conducción de su destino, pero reconocen sólo a su propio electorado, a sus marchas y a su fuerza, nunca las del otro, dividen a los ciudadanos y los segmentan para fortalecer sus posiciones particulares. 5) Ambas visiones creen en la discusión y en la diversidad de ideas, pero al autoritarismo de los duros Chavistas le sigue el autoritarismo de los duros anti Chavistas: ninguno de los dos quiere saber nada de los distintos. 6) Las dos visiones del mundo se declaran incluyentes porque “todos cabemos en Venezuela”, siempre y cuando sea dentro del Chavismo o del anti Chavismo. 7) Las dos tendencias tienen hijos, familiares, seres queridos y un bello país que proteger, pero justifican la violencia como medio indispensable para que el otro entienda y hacer valer su posición. 8) Ambos concepciones quieren crear empleo y desarrollar el país, pero se empeñan efectivamente en paralizarlo: para unos y otros, ésta sirve a sus propósitos de poder.

Cada una de estas referencias nos lleva al centro de la lucha ideológica, y en consecuencia, a tomar una u otra posición en torno a lo que ocurre actualmente en Venezuela. Esta es la gran trampa de la lucha ideológica: como es justificadora de la realidad, lo lleva a usted a decidir entre blanco ó negro, matando la inteligencia y el análisis, privilegiando los objetivos políticos y los intereses de poder. ¿Será posible que las cosas ocurran de otra manera?.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba