Opinión Nacional

Las fibras heridas de la libertad

La brutal arremetida contra RCTV por parte del Estado ha sacudido todas las entrañas de la sociedad venezolana; reflejando la tozudez de un Ejecutivo Nacional de empeñarse en imponernos como método de gobierno, la confrontación permanente contra todos los sectores de la población que disientan de sus proyectos. El Oficialismo ha expuesto una rara habilidad en sus años de gestión, de rehabilitar sin querer queriendo las fuerzas sociales que propugnan por la construcción de una verdadera democracia.

En esta oportunidad ha subestimado una vez más el aprendizaje y la disposición de un pueblo, a defender su concepto de vivir en libertad y en democracia. Pretendiendo sustituir esa aspiración por una estafa llamada “Socialismo del Siglo XXI” o “Revolución Bolivariana”. Excusa para que una cúpula militar-cívica secuestre el poder, manipule la pobreza con más empobrecimiento y se enriquezca ilícitamente en todas las esferas gubernamentales.

Como dijera el Quijote, con la iglesia hemos topado Sancho. En esta ocasión el Presidente de la República no quiso escuchar los latidos de la sociedad, las peticiones de todos los sectores a nivel nacional e internacional. Se enfrentó a la aspiración postergada de un pueblo, el cual ha vivido durante el siglo XX, para no ir al tumultuoso siglo XIX, toda una odisea en pos de la libertad y la democracia.

Los primeros 35 años amargos sufrió el látigo andino del castrismo y el gomecismo; luego un período transitorio entre dicta blanda y democracia hasta 1948; donde de nuevo el zarpazo dictatorial arrebató diez años a la naciente república democrática. Para luego iniciar el mas largo período en 1958, incomprendido por la clase política y económica puntofijista; la cual se recreó mas en el reparto del poder que en la construcción de un sistema político sólido, una economía social y una industria nacional que generara empleo y bienestar a la población venezolana.

Este vellocino dorado escurridizo abrió la alternativa a la farsa que tenemos hoy como Estado y como Poder Ejecutivo específicamente. De este emana toda la trama que ha arrodillado en forma humillante a toda la generación que lo acompaña, no importándole a ésta, entregar su trayectoria a cambio de un chantaje ideológico para unos y para otros un puñado de dólares.

En la orgía de sus “victorias” tras 8 años de gestión, no se percató que había un sector de la sociedad observando, participante tras bastidores de esta cruenta batalla política que implica mas allá de oposición y gobierno a toda la oposición venezolana. Descalificado muchas veces como generación boba, pendiente sólo algunos del fashion y otros del reggaeton, o de su destino profesional. Levanta hoy las banderas de nada mas y nada menos que de la libertad, mas allá incluso de la libertad de expresión. Sentimientos innatos del ser humano, previos incluso al concepto de democracia.

Esta generación de jóvenes independientemente de la capacidad gubernamental de reprimir y ahogar la protesta, tomó el testigo de lucha por la libertad y la democracia de una sociedad y de una clase política agotada por las tradiciones, con actores que ya no le significan cambio, ni transformación al pueblo venezolano. Sólo le faltan los argumentos y la propuesta para alcanzar el objetivo, hay que ayudarlos a lograrlo.

Movimiento Laborista

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba