Opinión Nacional

Libertad

Patria Socialismo o Muerte como en todas las sociedades polarizadas, en la Venezuela de hoy existen dos realidades, una vista por los partidarios del Gobierno y otra, totalmente distinta, por aquellos que se le oponen. Dos mundos dramáticamente separados por la forma en la cual los venezolanos de hoy respondemos las siguientes preguntas: ¿Estamos viviendo en libertad? Y más aún ¿Es la libertad un valor? El hombre es un ser potencialmente libre un régimen que maximiza la libertad por considerarla un valor es aquel que deja el mayor espacio para la expresión individual y la autorrealización, en otras palabras, la libertad para que cada quien tenga la oportunidad de dejar su propia huella.

Pero el hombre potencialmente libre a la vez vive en sociedad, por ello, si bien cada uno de nosotros tenemos nuestra individualidad, existen espacios de decisiones colectivas que nos atañen a todos. Sobre este último punto el mundo se ha debatido históricamente entre la conveniencia de sistemas que colocan el énfasis en el orden, la centralización y la verticalidad en la toma de decisiones; o por el contrario, aquellos sistemas que priorizan la autonomía y la participación.

La lección que nos deja la historia es que los primeros terminan delegando en un líder o tirano las decisiones colectivas y, con ello, los gobernados pierden la oportunidad de ejercer su libertad. Por otra parte, la historia también nos enseña que el desarrollo social, científico y económico, en una palabra: la prosperidad, se logra en sistemas políticos en los cuales la libertad es un valor. No es una casualidad que las sociedades más prósperas del mundo sean al mismo tiempo las más libres y democráticas. ¿Qué otra cosa explicaría la diferencia entre Alemania Oriental y Occidental? O ¿entre Corea del Norte y del Sur? Y es que la prosperidad es el producto de la búsqueda colectiva de la verdad a través de la confrontación de ideas. Ya nos alertó John Stuart Mill sobre el peligro de silenciar alguna voz; él acertadamente pensaba que el bienestar de la humanidad dependía de la libertad de expresar todas nuestras opiniones «pues si silenciamos una sola opinión, ésta pudiera muy bien ser verdad, o quizás pudiera contener una porción de verdad».

Por ello, en sistemas libres y prósperos la oposición política tiene un papel determinante en cuestionar y garantizar que la opinión de todos sea tomada en cuenta. Desafortunadamente, esa no es la situación de Venezuela actualmente. Por ello no tenemos reglas de juego estables, por ello muchos venezolanos piensan que esto no es democracia sino una terrible dictadura de las mayorías, que asfixia a los que desean ser libres. El lema «patria, socialismo o muerte» es la negación de toda libertad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba