Opinión Nacional

Lo alternativo como apoyo a las Ciencias Sociales en Venezuela

Desde hace muchos años las autoridades sectoriales de la Ciencia y la Tecnología en Venezuela reconocen el esfuerzo de una vida dedicada a la investigación mediante el otorgamiento de un Premio Nacional de Ciencia, el cual es rotado cada varios años entre las principales disciplinas académicas. Una de ellas ha sido las ciencias sociales. Paralelamente, el Estado reconoce también el esfuerzo puntual de los investigadores venezolanos, mediante el otorgamiento de premios a los mejores trabajos publicados durante el año en las principales áreas del quehacer intelectual.

El año pasado, el Gobierno Nacional, por intermedio del Ministerio del Poder Popular de Ciencia y Tecnología, declaró desierto el Premio Anual al Mejor Trabajo Científico en el área de las Ciencias Sociales, tal como había sucedido el año anterior. En anterior editorial de Interciencia (Vol. 33 Nº 4: 242) se llamó la atención sobre las implicaciones de lo ocurrido en el 2007, señalándose que durante varias décadas dicho Premio había constituido un reconocimiento y un estímulo para la actividad de los científicos sociales venezolanos y la declaratoria de ‘desierto’ era sorprendente.

Venezuela cuenta con 6038 investigadores certificados en su Programa de Promoción del Investigador (PPI) y de ellos, 2107 profesionales están acreditados dentro del área de las Ciencias Sociales. Es decir, algo más de un tercio de la fuerza científica venezolana, el 35%, está dedicada a investigar lo social como paradigma en universidades públicas y privadas, junto a colegas en centros de investigación del Estado. No obstante, entre nosotros las ciencias sociales son poco apreciadas. Por ejemplo, la Fundación de las Empresas Polar, para la entrega de su muy prestigioso galardón no considera a las ciencias sociales, sino que solo toma en cuenta a la Biología, Matemática, Física o Química.

El desconocer la existencia o valía de investigaciones en ciencias sociales en Venezuela revela una contradicción al nivel del Gobierno ya que, habiendo tratado de convertir a lo social en el gran paradigma de la transformación y desarrollo nacional, con ese accionar niega y rechaza un componente crucial para el éxito de su discurso político, cual debería ser unas investigaciones en ciencias sociales de pertinencia y calidad.

Con el fin de subsanar la omisión que representa el hecho que el Gobierno de Venezuela no haya reconocido por dos años seguidos el trabajo puntual de sus investigadores en ciencias sociales, un grupo de miembros de su comunidad científica ha organizado el otorgamiento de un Premio Alternativo al Mejor Trabajo Científico en el Área de las Ciencias Sociales en una edición correspondiente al año 2008 y ha procedido a convocarlo como un galardón académico, independiente y alternativo. El objeto de esta premiación es reconocer los resultados de una investigación en el ámbito de las Ciencias Sociales que a juicio de un jurado calificador sea considerada significativa y excepcional, en atención a la originalidad, profundidad y trascendencia. Para ello se evaluarán trabajos publicados (o aceptados) en alguna revista especializada o libro, nacional o extranjero, debidamente arbitrado y aparecido en cualquiera de los tres años anteriores al 2008 (inclusive). Los siete científicos sociales que constituyen el jurado calificador, muchos de ellos ya galardonados con premios y provenientes de diversas universidades y disciplinas académicas, serán asistidos en el proceso de evaluación por la Secretaría Ejecutiva del Capítulo Caracas de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (AsoVAC).

El Premio Alternativo al Mejor Trabajo Científico en Ciencias Sociales se regirá por las mismas disposiciones del Premio Anual que ha debido de otorgar el Ministerio de Ciencia y Tecnología, ello con el fin de demostrar al país y la comunidad académica internacional que los venezolanos sí hacen investigaciones de calidad y trascendencia en ciencias sociales, razón por la cual sus trabajos merecen ser conocidos y reconocidos. La entrega del Premio tendrá lugar en un acto académico formal y del mayor realce en junio 2009 y se espera que, durante la ceremonia de otorgamiento, el autor del trabajo galardonado dicte una conferencia magistral exponiendo su investigación. El Premio, por ser simbólico, no conlleva asignación en metálico.

Jaime Requena, Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, Caracas, Venezuela.

Orlando Albornoz, Universidad Central de Venezuela.

Roberto Briceño León, Universidad Central de Venezuela.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba