Opinión Nacional

Los Héroes de la Patria

No ha sido la democracia la responsable de los asesinatos políticos que se hayan producido en su seno, como para tratar de enterrarla viva, ya que ello nos daría pie a la oposición para decir que la “revolución bonita” es totalmente responsable de los más de 100 mil homicidios que se han cometido durante sus nueve años de desgobierno. Eso si, de lo que sí no nos cabe la menor duda son los diez y nueve asesinatos cobardes del 11 de Abril del 2002. La democracia es igual a alternabilidad, por lo tanto, los caídos durante las décadas de las grandes insurrecciones de los 60 hasta mediados de los 70, entre los que se cuentan el padre del vicepresidente de la república bolivariana de Venezuela, corresponden al gobernante de turno (CAP 1974-79) y no al sistema democrático en general. Por el contrario, la democracia juzgó al mismo presidente CAP por otros hechos punibles comprobados durante su segundo período (1989–1993) de gobierno y fue destituido de su cargo, juzgado y condenado a presidio, a diferencia de la revolución chavista que cínicamente exaltó y condecoró a los pistoleros de Pte Llaguno y de El Calvario.

Lo que está pasando ahora es que hasta el propio hijo de Jorge Rodriguez Padre, valiéndose de su investidura, está exhibiendo deliberadamente el caso de su progenitor que se produjo en 1976 para justificar la profundización de la misma revolución comunista que su padre preconizaba cuando estaba en vida y que ahora su hijo junto a Chávez quieren injertarlas en Venezuela reemplazando a las FAN por activistas comunistas locales y foráneos en vista de que esta fuerza se les ha convertido en un escollo para sus descabelladas pretensiones. Me imagino que el Sr.Jorge Rodriguez Padre estuvo envuelto en alguna conspiración como para que resultara muerto por la policía política de turno, de la misma manera que lo estuvo el adeco Leonardo Ruiz Pineda quien fue ejecutado (1951) y Luis Alberto Carnevali quien murió en la cárcel (1953) durante la dictadura de MPJ. Quienes por A o por B participan en conspiraciones contra el Estado saben de antemano a lo que se exponen, como para que sus familias los estén llorando de por vida como si se tratara de una inocente víctima de un salvaje homicidio de los muchos que suceden a diario en los barrios de Venezuela, y que parece ser poco le importan a Jorge Rodriguez Junior.

Los venezolanos pacifistas no celebramos la muerte del Sr.Jorge Rodriguez ni la de ninguna otra persona, pero tampoco vamos a sumarnos a una conmemoración mediática manipulada en donde nos lo quieren presentar como a un héroe nacional. El Sr.Rodriguez fue un luchador más de los muchos venezolanos que por siglos han ofrendado su vida por un ideal. Que el gobierno pretenda y el vice se aproveche para inmortalizar el hecho politicamente para arremeter contra la democracia y exacerbar el odio de sus seguidores contra la oposición, es un acto cruel y despiadado que no tiene parangón en la historia política del país y de ninguna otra familia venezolana. Pero eso es muy usual en el Chavismo, ya que el propio presidente Chávez ha querido ponderar a su abuelo Maisanta con un listado oprobioso en contra de la oposición. Reevindicar sentimentalmente las luchas de un padre y tratar de exaltar su nombre, es un acto digno de un buen hijo. Pero querer servirse del poder para intentar introducirlo en hombros al panteón de los héroes de la patria que lucharon por la independencia de Venezuela, está muy lejos del sentir nacional y, además, es una forma inútil de querer levantar una cortina de humo alrededor de los muchos problemas sociales, políticos, económicos y militares que aquejan a la nación en este momento trascendental.

De hecho, si Jorge Rodriguez Padre estuviera vivo, posiblemente se opondría a las pretenciones de Chávez de querer ser presidente vitalicio de la Venezuela del siglo XXI. Jorge Rodriguez Padre estaría hoy en día en contra Chávez y su propio hijo y al lado de la oposición como lo está el insigne luchador Pompeyo Márquez peleando ante la irresponsabilidad de los que insisten en imponernos a los venezolanos un modelo comunista Ruso 1920, otro Chino 1949, y otro Cubano 1958 obsoletos y periclitados que no han hecho más que dejar muerte y miseria por donde quiera que han pasado. Para el momento de la muerte de JR Padre, la revolución de Fidel por ser la primera en hisponoamérica constituía una inspiración para cualquier jóven comunista latinoamericano; pero a estas alturas del siglo XXI después de 87, 58 y 49 años de mirar sus resultados, se necesita ser un débil mental para insistir en el mismo error. Si tienen alguna duda sobre los ciclos mentales del hombre, pregúntenle al propio vicepresidente Jorge Rodriguez Hijo, quien es médico psiquiatra. Lo que sucede es que los psiquiatras también necesitan acudir a otro profesional para someterse a un cuequeo periódico y, seguramente JR Junior no ha tenido tiempo para acudir a la cita y someterse a su terapia de rigor, ya que ahora le toca que tratar a diario a un mismo paciente. De tal manera que, en Miraflores, ahora tenemos a dos mochos mentales para rascarse y para poner al país en un vilo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba