Opinión Nacional

¡Mendaz Lara!

Ministro, usted miente. No es la primera vez. En realidad su revolución miente ¿o debo decir la de Chávez?, porque usted es sólo un acólito dentro de ella. Es propio de todos aquellos que practican la máxima según la cual “una mentira mil veces repetida se convierte en verdad”, mentir una y otra vez y acusar a los demás de mentirosos. Esa es la práctica diaria de la revolución y por eso necesita controlar los medios de comunicación.

Ministro ya no se conforma con mentir, ahora usted quiere que repitamos sus mentiras y nos amenaza con procedimientos y sanciones a quienes “sigamos hablando de cierre de RCTV y no de expiración de la concesión”.

La palabra “concesión” no existe en la Ley Orgánica de Telecomunicaciones promulgada en este período. Usted lo sabe, aunque es posible que no, pero debería saberlo. La palabra fue eliminada y sustituida por “habilitación” porque no hay nada que conceder. El espectro radioeléctrico de que habla la ley, no es susceptible de apropiación por nadie, menos por el Estado y muchísimo menos por la ‘revolución’; pero si es susceptible de uso y todos tenemos derecho a usarlo, incluidas las personas jurídicas que obtuvieron en el pasado ‘una concesión’.

De manera que el eufemismo que usted emplea de no renovar la concesión es simplemente mentira; y es la forma mañosa de negarle a quien tiene derecho a usar el ‘espectro radioeléctrico’ su uso. Es decir, usted abusa. Perdóneme, usted no abusa, abusa el régimen. Usted por sí sólo es más bien modoso.

Ministro, sus mentiras son impúdicas, pues tuvo usted el desatino de anunciar que el nuevo canal gubernamental tendría una cobertura nacional antes de que el TSJ, violando el numeral 1 del artículo 14 de la ley que consagra para los operadores el derecho “al uso y protección de sus redes e instalaciones”, acordara ‘revertirlas’ no a la nación sino al nuevo habilitado que estará encargado de repetir la mentira no mil veces, sino dos mil.

Ministro usted no me va a hacer creer que tiene poderes para leer el pensamiento y que dijo eso porque sabía lo que estaban pensando los magistrados antes de publicar la sentencia. Aquí el único que lee el pensamiento es el comandante, y no por poseer cualidades especiales, que quizá si las pueda tener el General Baduel que dice haber reencarnado varias veces, sino porque el comandante sólo necesita saber lo que él está pensando para adivinar el pensamiento de todos sus seguidores en el Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial, el Moral y por supuesto el Electoral.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba