Opinión Nacional

Nace la URSS

En estos momentos cuando una minoría de venezolanos, siete millones, quieren convertir a una mayoría, nueve millones, gracias a un determinado sistema electoral y varias manos peludas, “a juro”, en comunistas, socialistas, nos parece conveniente recordar el nacimiento de la URSS.

(%=Link(«http://personales.com/espana/malaga/Guardiolapage/tema7.html#LUCIÓ»,»personales.com»)%). Parece un hecho cierto que una revolución trae consigo la contrarrevolución, es decir, la guerra civil. Parece, también, que muy pocos citan el tema. Durante la conmoción que ocasionó la revolución bolchevique se echaron las bases del nacimiento del “nuevo estado”, bases que se encuentran en el «Comunismo de guerra», eliminando los sóviets, centralizando el poder, creando una policía política que va contra todo el que vaya contra el bolcheviquismo. Además, de la toma de las fábricas y la expropiación de tierras, fundamentalmente, a “quienes no están con la revolución”. ¿Parecido con el presente “proceso”?

Con la autogestión de las fábricas (llevada a cabo por los obreros, instigados y protegidos por el gobierno) se nacionalizan las fábricas y empresas, estando todos los medios de producción en manos del Estado. Los beneficios son para pagar al proletariado y para el propio Estado. Con una nueva elite en el poder.

Impuesta la autarquía por el auto cierre de sus fronteras se genera una importante caída en la producción interna, como consecuencia de la fuerte demanda a la industria nacional. Consecuencia de ello es que el mercado entero queda a cargo del Estado. ¿Parecido al presente “proceso”?

El dinero desaparece por completo. Se pasa a una economía de trueque. Los problemas industriales se consiguen aplacar aunque aún persisten los problemas económicos. El campo sigue sufriendo, le sigue faltando alimento, lo que lleva a la expropiación del campo, pasando todo a manos del estado. ¿?

En resumen, el comunismo tuvo su pro y sus contras. Como contras podemos destacar: el aumento de la producción del hambre y la miseria como consecuencia de que la producción de bienes y servicios no creció lo suficiente, la desaparición de la moneda, del rublo, del sistema monetario internacional; las ciudades siguen desbastecidas… Como positivo: la consolidación de la revolución. Y una promesa miles de veces repetida que nunca se hizo realidad: “en cuanto la guerra termine y consolidemos el triunfo, todas las medidas impuestas han de desaparecer”. De hecho, Lenin, en 1921, se plantea dar un paso adelante implantando una política de mercado: abandonar las directrices tan rígidas y relacionarse más con corrientes capitalistas (para ver que se puede aprovechar).

De esta revolución surgió un país muy grande, la URSS; pero que durante años estaría aislado del resto de las naciones europeas y mundiales, por su manifiesto interés por exportar e imponer su doctrina comunista (la IIIª Internacional depende del partido comunista ruso), pero que en el devenir, hasta la década del 80, su caída, ocuparía un espacio de influencia al convertirse en una de las dos potencias que controlarían los destinos de muchos pueblos durante la Guerra Fría. ¿Recuerda los discursos de la voz única? Sin comentarios.

“El mayor peligro actual es que la impaciencia y la ignorancia se pueden combinar para destruir, en una sola generación, el progreso que llevo incontables generaciones a la humanidad conseguir. Henry Hazlitt”

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba