Opinión Nacional

No viable 1

Se discute sobre la fragilidad, no viabilidad de algunos de los hoy denominados Estados (Territorio, población, gobierno) conocidos. Se hace una especie de diagnostico, por diversas fuentes e intereses, de esa supuesta y presente realidad. Se les denomina de muchas maneras: estado débil, frágil, en colapso, no viable, etc. Parece que no existe la menor duda sobre lo que se considera crisis del estado en el sistema internacional.

Los sistemas de seguridad social, los servicios públicos y la relación entre el sector público y el sector privado, la libertad y la participación plural son los temas más discutidos, tanto en los países ricos, intermedios y aquellos que aparentemente tomaron una supuesta vía original para salir de la pobreza. Todavía existen países muy débiles económicamente en África, Asia y en el Medio Oriente y en América y aún no se tiene clara su perspectiva. Sin embargo no cuaja la democracia y la cooperación internacional como tampoco hay visos sólidos sobre la consistencia del estado como tal.

En Latinoamérica siguen presentes situaciones relacionadas con la estabilidad política y económica y, sobre todo, con la satisfacción de las necesidades básicas a los ciudadanos y el funcionamiento de la justicia y la seguridad personal y jurídica, la participación plural y la libertad.

Un hecho esta llamando poderosamente la atención de los observadores y es que los estados mal llamados no viables se han convertido en los estados paraíso para los terroristas, para el terrorismo internacional. O, sea, que la crisis institucional de una serie de Estados es un problema real y se ha abierto un debate entre gobiernos, agencias no gubernamentales y expertos del Norte, Sur, Este y Oeste, buscando una vía para tratarlo. En la última década ha crecido el interés político y académico por los denominados Estados frágiles, débiles, en colapso, no viable o que están en “el borde del abismo”. Las denominaciones varían para denominar a Estados que no son proveedores de bienes y servicios ni garantizan los derechos fundamentales de los ciudadanos y, en algunos casos, no solo no tienen el monopolio legítimo del uso de la fuerza sino que se lo están delegando a otro estado como el caso concreto de Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, por nombrar algunos solamente.

La Evaluación Institucional y Política de Países del Sur, del Banco Mundial, calcula que hay 46 Estados del sistema internacional en esa situación. Esto afecta a aproximadamente 870 millones de personas, o sea el 14% de la población mundial.

En ciertos casos se indica que la fragilidad estatal radica en la crisis misma del Estado, la falta de calidad de la democracia, la falta de rendición de cuentas y la desigualdad y exclusión social. ¿Hacia ese barranco nos quiere llevar este sultán con sus rojos, rojitos, jenízaros, beyliks, azabs y basibozuk? Hay que revisar todo. ¿Cuál socialismo, comunismo ha sido exitoso hasta el presente? ¿Cuál? Ninguno. ¿Entonces? Muévase. Rescatemos la democracia plural. ¿Bolivia es no viable? ¿Haití? ¿Ecuador? ¿Venezuela esta en ese camino? ¡Vamos oposición, vamos a la acción! ¡Más palabra, más acción!
“El precio de la libertad es la eterna vigilancia”. Thomas Jefferson.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba