Opinión Nacional

Primarias, balance y perspectivas (I)

A una semana de haberse realizado las primarias, el balance para la oposición es altamente positivo y me permito sintetizarlo así:

(i) Alta participación. Rompimos todos los pronósticos de participación. Más de tres millones de votos indican que la gente está deseosa de un cambio y que además, quiere hacerlo sin miedo, desafiando los obstáculos y las amenazas del gobierno interesado en minimizar la participación política. 3 millones de votos constituyen el piso político del candidato unitario, “para empezar” y no se incluye en ese cálculo los votos “sentimentales o afectivos” de gente que deseó participar, pero que tuvo el legitimo miedo de exponerse a sanciones o represalias del sector público.

(ii) Unidad, por encima de todo. La misma noche del 12 de febrero al anunciarse el ganador de la contienda, todos los candidatos que no resultaron favorecidos apoyaron sin condiciones ni reservas a Capriles Radonsky, que se convirtió esa misma noche en el “candidato unitario”. Esto no corresponde a una etiqueta ni a un slogan de marketing político, si no a toda una estrategia de la unidad que se ha venido construyendo en los ultimos años y que tiene una etapa determinante con la selección del candidato. Dos aspectos resaltan de la unidad que por sencillos, no pueden dejar de mencionarse.

Lo primero es que hay un candidato protagonista que todos sus colegas respaldan y los segundo es que todos las maquinarias, voluntariados, experiencia electoral, recursos serán puestos a la orden de la una misma causa, potenciando las posibilidades de trabajo y lucha desde acá, hasta la cita electoral de octubre.

(iii) Oferta electoral. En la oposición ya contamos con una oferta electoral que tiene dos facetas. Un esquema inicial de “programa de gobierno” elaborado por equipo técnico de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) apoyado en sus líneas maestras por todos los ex candidatos y además, un modelo de campaña (posiblemente la faceta más importante mostrada hasta ahora) basado en el discurso político de la no confrontación, el llamado al diálogo y a los consensos.

Esta oferta luce atractiva, más allá de las propias filas de la oposición y con seguridad permitirá sumar más y más votos, cuando comencemos a disfrutar de las ventajas de la pacificación política y social, que nos ha negado inclementemente este gobierno callejero y camorrero.

(iv) Experiencia electoral. Las primarias se convirtieron en una interesantísima experiencia electoral, ejercicio de calentamiento a la jornada de octubre. Promover la movilización, la participación de todos los sectores, la organización técnico política del quehacer electoral, es desde ya una gran ventaja promovida y diseñada desde la Comisión Electoral de Primarias y ejecutadas por las Juntas Regionales de los diversos Estados.

(v) Perdimos el miedo. Como ciudadanos y electores, comenzamos a ser otros. Sin miedo, con orgullo y valentía, retomamos el ejercicio pleno de nuestros derechos políticos mediante la participación electoral. Si esto ha sido así en medio de tantas amenazas, las ventajas apuntadas nos harán sentir un colectivo organizado, fuerte y contundente para alcanzar la victoria.

No obstante lo anterior, el camino electoral de Octubre 2012 no será fácil y con seguridad, estará lleno de obstáculos y sin sabores. No podemos dormirnos en los laureles. Una fiera herida, sangrante y despiadada, sigue mordiendo sin clemencia el derecho de muchos ciudadanos de vivir en paz y progreso.

Quienes serán los domadores? Para empezar, los tres millones de votos. Adelante!.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba