Opinión Nacional

Qué alguien me diga

o crean que voy a referirme al éxito del cantante Gilberto Santa Rosa titulado así, solo que han empezado a aparecer en mí serias dudas de algo, que creía tener claro desde pequeño relacionado con mayorías y minorías, grande y pequeño, etc. Siempre tuve el concepto que mayor domina a menor, evidenciándose esto en los deportes, como el boxeo donde existen varias categorías que se diferencian por el peso, y en cuanto a los números, esto se refleja de manera más clara, es decir si un número presenta seis cifras y otro cinco o menos, el primero es mayor o más grande que el otro; pero resulta que aquí en Venezuela esta nueva revolución nos ha dicho que no es así, esto lo afirman los diputados partidarios del gobierno, quienes a raíz del bochornoso espectáculo que presentaron en la Asamblea Nacional, declararon ante los medios de comunicación que “una minoría representada por la oposición no dejaba actuar (que no es lo mismo que trabajar) a una mayoría y que por lo tanto debían sesionar en la calle (el calvario)”. Hemos oído en infinidad de veces decir al trapacista de José Vicente Rangel y a tantos otros, pasando por el señor Chávez, que su grupo y proyecto revolucionario son mayoría en Venezuela, entonces no podemos entender como es que se utiliza una excusa tan pueril para tratar de ocultar esa manifiesta mediocridad y servilismo por parte de la asqueable fracción parlamentaria del gobierno, para atropellar a la razón.

Esta nueva tesis sobre el dominio por parte de las minorías, lo había expresado con anterioridad el señor Chávez en Ciudad Guayana, cuando dijo palabras mas o palabras menos: “una minoría quiere que yo convoque el referéndum para que el pueblo vote contra mí”. ¿Entonces dónde está esa mayoría tantas veces alardeada por este gobierno?.

La tesis va más allá de nuestras fronteras, ahora resulta que el embajador venezolano ante la OEA, señor Jorge Valero, pretende hacer uso de esa minoría que representa de régimen totalitario, para tratar de imponer ante una mayoría democrática de representantes en ese foro internacional “el Tema de los Medios de Comunicación Social”, cuando la materia que allí se trataba era sobre la gobernabilidad, pero para darle más fuerza a su tema quiso darle a los países Europeos una lección de moralidad y democracia, cuando declaro ante la agencia internacional de noticias EFE lo siguiente: “Es necesario latinoamericanizar el concepto de gobernabilidad que llego a Latinoamérica procedente de Europa y es reduccionista, en Europa se entiende por gobernabilidad el cumplimiento de aspectos jurídicos como la separación de poderes y la inamovilidad de las instituciones mientras que en América Latina es necesario darle a la democracia un aspecto más social y cultural”. En su declaración se abstuvo de decir que aquí en nuestro país el gobierno entiende por gobernabilidad la sumisión de los poderes, la impunidad, las violaciones constantes de las leyes, de la constitución y donde lo único que se ha democratizado socialmente es el hambre, la miseria, la delincuencia y el haber acabado con la cultura o con cualquier vestigio que se relacione con esta.

Pero como a este régimen nunca le salen las cosas bien, el presidente chileno Dr. Ricardo Lagos en su discurso de instalación de la XXXIII Asamblea General de la OEA destacó lo siguiente: “La gobernabilidad democrática está vinculada estrechamente al consenso, pues ello implica un acuerdo entre el gobernante y el gobernado del país que se quiere construir”. Demás esta agregar algo después de este mensaje a García, ya que este régimen considera consenso como imposición y es por ello que quiere aprobar a troche y moche todo lo que a bien le venga en ganas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba