Opinión Nacional

¿Qué está en juego con el proyecto de ley de las comunas?

 

 

Las Comunas históricamente son el nombre que han recibido los Municipios en Francia, y en otros países (en América: Chile y Colombia). Y dentro de la historia del comunismo y el anarquismo, se identifica con la Comuna de Paris (1871), en cierta forma los soviets rusos (1917-1918), y todas las experiencias de asociación voluntaria y democracia directa. Tiene especial interés el ejemplo de la Comuna de París porque significó la primera vez que los grupos de izquierda radical tomaban el poder junto a los trabajadores, y llevaron a cabo un conjunto de reformas que permitieron una relativa democratización cuasi directa en la toma de decisiones, seguridad social, protección de los más desfavorecidos (inquilinos, deudores, niños, viudas, etc.), iniciativas de control obrero de algunas fábricas, administración popular de los servicios públicos, educación gratuita y general, y la creación de una milicia popular. La izquierda radical erigió posteriormente a la Comuna de París como el camino para la futura abolición del Estado, por tanto, la llegada del comunismo.  Es esta, la tradición que inspira el proyecto de Las Comunas en Venezuela, y queda claro al señalar que la ciudad comunal será una “ciudad socialista”.

Las Comunas se plantean desde la perspectiva oficialista como un avance en nuestra historia democrática, al ser supuestamente un medio de democracia directa y descentralización que la democracia representativa había impedido. El análisis del proyecto de Ley afirma lo contrario, al identificar los factores de representatividad, votos indirectos de varios niveles (con lo que retrocederíamos en lo que respecta a derechos políticos), y un fuerte control del Ejecutivo Nacional que contienen sus artículos en especial en lo relativo al diseño de la Ciudad comunal como los elementos económicos.

Dos pares de tradiciones históricas se enfrentan en el momento actual de Venezuela al referirnos al proyecto de Ley de las Comunas: la tradición ciudadana municipal arraigada en un “espíritu” que conforma nuestra identidad como pueblo mayoritariamente urbano (desde la década de los 50 el venezolano ha tendido a vivir en ciudades, y hoy representa más del 90% de la población total) frente a la tradición del socialismo radical caracterizada por las Comunas (más parecidas a la Comuna de París o los soviets de la Rusia bolchevique); y la tradición democrática liberal descentralizadora frente a la tradición personalista y centralizadora que se puede ver en el poder que tendrá el Ejecutivo Nacional frente a las Comunas. Por ahora, no podemos salvarnos de la polarización o la dualidad en política.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba