Opinión Nacional

Que fastidioso es Chávez

¿Será que tenemos que seguir calándonos esta novelita en capítulos por tiempo indefinido?

Todos los días reaparece en una nueva versión, llenando nuestros espacios de esta tediosa manera de tratar de convencernos de su valentía ante el infortunio y su sin igual amor a la humanidad y al pueblo que lo apoya en esta revolución. Chávez está pasado. Es más, esta nueva versión tiene un dejo de cursilería que no le queda bien en ese formato de veguero pasado de peso.

Ya está bueno. Basta de este culto idiota a un hombre cuyas virtudes espirituales florecen solamente bajo estrictos patrones de conveniencia personal. La prensa, la televisión y los medios digitales abarrotados de esta canción con relación a la enfermedad del comandante. Sí tan sólo dedicaran la quincuagésima parte de ese espacio y tiempo a resolver nuestros problemas, todos estaríamos mejor. Lo prefiero en Cuba. Cuando está allí, de vez en cuando se le lee en twitter y en las disfrazadas noticias de la prensa cubana.

Chávez está enfermo de alguna cosa que lo ha tenido trabajando a un cuarto de maquina por los últimos dos meses. Su intención manifiesta y sostenida de disminuir lo grave de su situación, no hace otra cosa que ratificarlo. Los enfermos de cáncer a veces se curan y a veces no. Chávez no es un Dios, que espanta sus males a voluntad.

El cáncer no se espanta con una bravuconada: “¿qué es un cáncer para Chávez” preguntaba ayer en un acto en la Guardia Nacional. Si está bien, que trabaje y si no está bien que se recluya.

A Venezuela le hace falta una sobredosis de trabajo productivo. Los militares sólo declaran para decir que están unidos y que golpe no hay. Los políticos oficialistas sólo lo hacen para decir que la oposición no está unida. Chávez habla todos los días para tratar de convencernos de que somos dos países: el de su pueblo (¿) y del de los oligarcas. Centenas y miles de empleados que deberían estar trabajando para mejorar nuestra vida, hablando la paja pareja y haciéndole cariñitos  a su líder. Aprendan de Carlos Ocaríz –a título de ejemplo- que no hace otra cosa que trabajar para mejorar a su municipio.

Los venezolanos tenemos la piel curtida de estas transformaciones amorosas. Los venezolanos estamos cansados de ver pasar el tiempo sin que esta revolución nos entregue resultados. Estamos también cansados de escuchar mentiras y de ver como el dinero de una nación se despilfarra en manos de los peores administradores que la república conociere en tiempos de paz.

Ahora nos estamos cansando de escuchar los partes médicos en boca de nuestro presidente. La revista Hola se edita en España y les cuenta los chismes de palacio a los españoles. Falta poco para que desde Miraflores se llenen las páginas de una revista parecida. Dedíquense a trabajar.

                                                                

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba