Opinión Nacional

¿Qué pasa en la CTV?

La pugna interna adeca tiene un capítulo muy especial (y enredado) en la opositora CTV (Confederación de Trabajadores de Venezuela), donde están como perros y gatos, adecos y no adecos. Por un lado, Alfredo Ramos (Causa R), Rodrigo Penzo (MAS), Froilán Barrios (Partido Laborista), Pedro Arturo Moreno (Bandera Roja), Pablo Castro (Izquierda Democrática) y Dick Guanique (BR) -todos apoyantes de Manuel Rosales a la presidencia de la República- han propuesto posponer las elecciones internas de esa central obrera para el 2007, coincidiendo con el abstencionista a ultranza Carlos Ortega, prófugo de la justicia luego de su evasión de la cárcel de Ramo Verde; y por la otra puja Manuel Cova, secretario general cetevista y aspirante a la presidencia, ahora sin el apoyo del Buró Sindical de AD, dominado por la férrea mano de Ramos Allup y el CEN.

El conflicto desatado por los partidarios de votar por Rosales en diciembre próximo, y los defensores del abstencionismo oficial de AD está incidiendo en la estructura dirigencial de la CTV, ya bastante aporreada, con un agravante: Carlos Ortega, líder natural de la CTV, anda en lo que anda, no quiere elecciones ni en la CTV ni en las presidenciales, coincidiendo plenamente con la decisión del CEN de AD de imponer la abstención. ¿Cómo quedan Cova y sus seguidores en la CTV?
Manuel Cova ha resultado un sindicalista bastante desprestigiado por presuntos hechos de corrupción durante su trayectoria en el sector construcción, y por sus desmesuradas ambiciones políticas, entre ellas: 1.- Desplazar a Carlos Ortega de la presidencia de la CTV, a pesar del duro trance que ha vivido como condenado a casi 16 años de prisión por dirigir el paro petrolero de diciembre 2002 a febrero 2003; y 2.- Aspirar la candidatura a la presidencia de la República de la oposición, con apoyo manifiesto del “Grupo Cohen” (construcción de viviendas, centros Sambil, etc.), Venevisión y otros factores económicos de poder que andaban en 2005 buscando “un negro… pelo pega’o” para enfrentarlo al candidato reeleccionista Hugo Chávez. (Lo ridículo de ese ensayo realizado con asesores de imagen y todos sus etcéteras, seguramente motivó el no menos ridículo juego actual con el escatológico cómico de turno).

Para colmo, esta semana, el Comité Ejecutivo de la CTV aprobó auditar “CORACREVI”. Esa empresa, inicialmente promotora de la construcción de viviendas y ahora reducida a la administración del edificio de la CTV y otras propiedades, arroja saldos lamentables que involucran a varios de sus últimos presidentes, sobre quienes hay mucha tela que cortar. Los enredos van desde Manuel Cova hasta el actual presidente, quien antes fue Comisario de Coracrevi, y por tanto corresponsable de lo bueno o malo que se haya hecho… en su propia salsa!
EL CONFESIONARIO
* COMIENZO POR LA MATERNIDAD “Concepción Palacios”: tengo en mis manos copias de varias facturas de restaurantes en los que funcionarios de ese centro materno infantil comen y beben habitualmente, con dinero de la Caja Chica de la institución. ¿Cómo les parece? Russio Moro y Bello Horizonte, entre otros, son los nombres de algunos de los negocios frecuentados por tan diligentes y esforzados funcionarios. Los subalternos están indignados, con toda razón. ¿Las autoridades de la Maternidad capitalina no pueden costear sus alimentos y bebidas? ¿Tienen que meter mano en la Caja Chica? Los concejales metropolitanos deben investigar y exigir la devolución de lo gastado y la prohibición de ese uso indebido de dinero, disponible para cubrir asuntos operativos y de emergencia.

* OMAR BARBOZA, ex gobernador del Zulia, es quien garantiza la movilización del ex diputado Alfonso Marquina, en su rebelde periplo nacional a favor de la candidatura presidencial de Manuel Rosales, contrariando la línea oficial de AD a cargo del también ex diputado Henry Ramos Allup, secretario general. El avión asignado es un King 90-B, siglas YV-1054, de la empresa La Tercera de Navegación, C. A., con los aviadores civiles Carlos Figueroa e Iván Martínez como piloto y copiloto, respectivamente. ¡Entre adecos (y ex adecos), te veas!
* LA TRITURADORA DISCIPLINARIA de AD tiene en la mira a Manuel Cova y Alfonso Marquina, quienes serían los primeros expulsados, en días próximos. Nadie sabe hasta dónde llegará Henry Ramos en su afán por llegar con su tesis de la abstención al 3D, ni cuál será el destino inmediato del otrora “Partido del Pueblo”. El desempeño de Manuel Rosales como candidato presidencial incidirá a lo interno del partido blanco (por primera vez sin tarjeta presidencial), pues si los numeritos “bonitos” no le favorecen más allá de un 35 por ciento, la diferencia será abismal el 3D, a favor de Chávez, y todo aquel que lo haya apoyado contrariando la línea oficial de AD, sería pasto de las “cuentas” internas.

* EL JUICIO ORAL por la demanda del ex banquero prófugo y asegurador Orlando Castro Llanes en mi contra, comienza este lunes 18 de septiembre, a las 2 de la tarde, en el Tribunal XVI de Juicio del Circuito Penal del Área Metropolitana de Caracas, en el Palacio de Justicia, esquina de Cruz Verde. Mis abogados y yo estamos preparados para dar el debate necesario entre la dignidad venezolana y la delincuencia organizada internacional impune y petulante, vox populi, “guapo y apoya’o”.

* LA INTERVENCIÓN Y MULTA de “UNO Cooperativa de Contingencia” por parte de la Superintendencia de Cooperativas no ha llegado al fondo de la centrífuga que opera una vasta red de testaferros con “Proseguros, C.A.” como empresa matriz que financia ilegalmente las pólizas que no puede cubrir “UNO Cooperativa”, la cual a su vez le sirve de mampara a la otra para sus operaciones ilegales en diversas regiones del país, donde no cuenta con las respectivas autorizaciones de la Superintendencia de Seguros. Castro, quien goza de la protección y la conchupancia de factores gubernamentales, después de la quiebra del “Grupo Latinoamericana-Progreso” en 1994, de su periplo internacional evadiendo la justicia venezolana cuartarrepublicana, y de su enjuiciamiento y condena a prisión en Estados Unidos, ha gozado de los beneficios de la justicia venezolana quintarrepublicana, camino a coronar su nuevo emporio con un banco universal que tramita uno de sus testaferros por ante la Superintendencia de Bancos, a cargo del ex rector de la Universidad Central de Venezuela y amigo, Trino Alcides Díaz, a quien le doy un dato públicamente: la empresa Proseguros, C. A. tampoco aguanta una inspección seria de la Superintendencia de Seguros. ¿Hasta cuándo “más de lo mismo”?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba