Opinión Nacional

Rebelión

Nota 3. ¿El contraste entre el régimen comunista, totalitario y la oposición democrática y plural es importante para el pueblo, para el ciudadano? ¿Es mejor que ellos, el régimen rojo y su “monstruo destructor” muestren, evidencien todavía mas, como realizan mal sus tareas, sus obligaciones, todo cuanto pregonan, acometen y tocan en contraposición a todo lo bien que lo hace la resistencia y la oposición democrática y plural? Habrá que averiguarlo y evidenciarlo, “tocarlo”.

La identidad, el nombre y apellido, de aquellos responsables de realizar operaciones tiene igual importancia que la manera en que se realizan las mismas.

El apoyo exterior que requiere, a mi parecer, la resistencia y la oposición, tanto actualmente como en el futuro, de naciones, organizaciones y/o individualidades, para pasar de una dictadura, totalitaria, comunista, militar, corrupta, a una democracia plural, exige establecer instituciones viables que puedan continuar, luego, sin ese apoyo externo, casi indispensable hoy.

Mientras más se prolongue el proceso, más se disminuirá el apoyo popular de otros pueblos, organizaciones y/o personalidades y más la población local cuestionará la legitimidad de sus propias fuerzas.

Hemos observado en otros pueblos que la ayuda externa debe ser bien concreta y bien usada. Sin pretender que quienes vienen, contribuyan, hagan y/o tomen el trabajo que le corresponde a los nacionales. Necesitamos ayuda, pero no evadir las propias responsabilidades, tampoco hipotecar el futuro, mucho menos perder el poquito de soberanía que, ojala, aun quede en la reserva moral nacional.

Si la resistencia y la oposición realizan eficazmente una táctica esta semana, no deben creer que será así la semana que viene; si es eficaz en esta ciudad, no lo será en la otra.

Los resistentes y opositores hábiles de hoy en día son adaptables y a menudo son participantes de una red sumamente extendida que se comunica de manera continua e instantánea. A través de las acciones de resistencia y oposición, se deben compartir las lecciones aprendidas por medio de observar las prácticas exitosas y sus contramedidas apropiadas.

Los resistentes y opositores, creo, aunque sopesan la potencia de fuego y capacidades logísticas del régimen militar totalitario, comunista; por otra parte, no tienen porque respetar, de ninguna manera, su pericia estratégica ni habilidad operacional de combatir en estas actuales circunstancias políticas, de semi y/o pre guerras, que son capaces de transformarse rápidamente.

Los líderes de la resistencia y la oposición no deben dormirse, como se percibe, en los laureles y deben ser adaptables de igual manera que los rojos en el régimen. La victoria táctica no garantiza nada.

Aquello de que “nunca nos derrotaron en el campo de batalla” es totalmente irrelevante. Sólo usar unos medios militares no garantizará la victoria. Las acciones tácticas deben corresponder con los objetivos operacionales y estratégicos así como las metas políticas. Sin estas conexiones, tal vez desperdiciaríamos en vano vidas y recursos.

Cuidado con una guerra interna a futuro. Si la dictadura no da paso a la democracia plural, habrá que considerarlo, pensarlo, estudiarlo. Cuando una dictadura taponea, impide, la movilidad social, económica y política, religiosa, etc., obliga, prácticamente a la población al uso de medios irregulares en el futuro, incluyendo el terrorismo e insurgencia, para logar sus objetivos políticos e impedir la continuidad totalitaria. ¿Qué puede venir, entonces? ¿Desmembramiento territorial y político? ¿Apelar a Organismos Internacionales? ¿A los comités de supervisión y seguimiento de tratados? ¿México? ¿Colombia? ¿Nicaragua? ¿Pudiera repetirse algo similar a cuanto se origino en la Comunidad Europea que prácticamente obligo a la presentación del Plan Carrington? o ¿Acuerdos de Dayton? O ¿Conferencia de Londres 1995? Ahí están, a la vista del mundo, los ejemplos recientes. Estamos en el siglo XXI.

Supongo que la resistencia y la oposición venezolana tienen ante si ciertas enseñanzas de cómo sacar provecho de las lecciones aprendidas y debemos entender, también, que de igual manera somos analizados.

Así como lo hacen nuestros enemigos, que son los enemigos de la democracia plural, analizamos los procedimientos, las tácticas y técnicas, sin embargo, también ellos observan los aspectos operacionales y estratégicos de la guerra irregular, de ser el caso. Exponemos nuestras vulnerabilidades que otros explotaran.

Es triste admitir que nuestros adversarios, los rojitos y su régimen comunista, tienen cierta esperanza y se mantienen en el poder debido a nuestros errores.

Aunque, hasta cierto punto, la resistencia y la oposición, ha considerado y, supongo, le ha dado demasiada importancia a la potencia de fuego, brutalidad y capacidades logísticas del régimen rojito; por otra parte, no respetan de igual manera la pericia estratégica ni habilidad operacional de combatir en estas lides políticas.

Desde los inicios de este régimen comunista, militar, totalitario, dictatorial, la resistencia y la oposición venezolana han debido crear y poner en rutinas las unidades de análisis de operaciones para restablecer la democracia plural, mediante la combinación de los programas principales de estudios de una variedad de escuelas políticas y la experiencia difícilmente adquirida por una generación de veteranos que ha sido ignorada.

El pueblo de Venezuela no puede, según mi punto de vista, llegar a pensar o a creer que si fracasa este próximo intento de quitar esta dictadura para instaurar una democracia plural, sea la culpa de una dirección civil arrogante, un alto mando temeroso, la falta de apoyo popular, los medios hostiles de comunicación y la absoluta imposibilidad de realizar la tarea. De ser así, que Dios nos reciba confesados a todos.

Estos juicios se basan en la cotidianidad observada; sin embargo, se deben estudiar los fracasos institucionales de los civiles y de los militares desde todas las perspectivas. No obstante, aunque la precandidata y precandidatos han desarrollado algunas pericias y lograron algunas palmas en su acción política, la institución, la acción civil, continuó y ha tratado, hasta el presente, a este comunismo, totalitarismo rojo, como algo dentro de una norma, como un deber adicional o, simplemente, un error a enmendar en la próxima oportunidad.

Esto produjo, a mi manera de ver, cosas como una resistencia y una oposición que no estaba preparada para enfrentarse a los insurgentes rojos, rojitos, a los vestidos de verde oliva, adiestrados y llevados de la mano por los hermanos catástrofes cubanos y financiados por dólares, libras, pesetas, rublos y bolívares y otros…

Llegamos a una encrucijada en la historia institucional del País. Democracia o Totalitarismo. Comunismo o Capitalismo. Hay que escoger y morir en el intento.

Al considerar todo lo presentado anteriormente en estas tres notas bajo el titulo de Rebelión y que nos anima a aprender mas cada día, pudiéramos sacar provecho de las lecciones que nos da la historia reciente, global, de todo cuanto se necesita para combatir las dictaduras, los totalitarismos, el comunismo, el esclavismo, el eje del mal ahora y en el futuro.

Nuestros enemigos políticos, los totalitarios, nos atacan utilizando como carne de cañón a los pobres y marginados, los menos favorecidos tanto por el régimen, la propia sociedad, la providencia y por sus propias decisiones, por los maleantes, narcos y perros de la guerra, los corruptos, etc., y porque creen que el empleo de esos compatriotas como simples “fuerzas” y “tácticas” les proporcionará la mejor oportunidad de lograr la victoria y perpetuarse en el poder.

Les invito, con razón y con fe, a demostrarles a estos comunistas esclavistas, retrógrados, jurasicos, sobre todo cubanos y nacionales, que por lo menos en Venezuela y con su pueblo, con sus ciudadanos, están equivocados.

Tips:
•    ¿Qué más le queda?… ¡Continuar disimulando al máximo sus intenciones!… Luego de casi 13 años con la misma cantaleta (y mas de 10 horas seguidas para cuentearla) y con los peores resultados, eso como que no tiene ya sentido… escape de la realidad… algo esta pasando en su “mollera”.
•    ¿Armar espectáculos imponentes?… ¡Eso lo hace casi todos los días!… Ya no funciona igual que antes…y una joven y valiente mujer marco la diferencia con verdad… 15 minutos eran suficientes para la fabula… falto dejarlo con su cuento…
•    ¿Revolver las aguas para una buena pesca?… Bueno, eso le podría resultar a quien sabe pescar, a un pescador…pero… ¿Ya siente la derrota?…
•    ¿Por qué ha puesto en duda la realización de las “primarias”?… ¿Tal vez porque nunca ha confiado demasiado en sus amigos y ha utilizado a sus enemigos? ¿A cuales “enemigos” ha podido usar?
•    ¿Mantener sus manos limpias?… ¿Y las tendrá sucias? ¿Quién lo dice, lo comprueba y lo publica?…
•     Luego de carecer de queso la tostada….y las deudas… ¡ay!, esas designaciones…
•    ¿Mantener el suspenso y manejar el arte de lo imprevisible da beneficios en estos casos?… Vaya usted a saber…
•    ¿Recibió desde la isla alguna nueva instrucción para los cambios?… ¿Cómo cual?… Cuidado, peligro de contagio: evite a los perdedores y a los desdichados… Descúbrale el talón de Aquiles a los demás… y los tendrá a sus pies de por vida…
•    ¿Cuál de los siguientes pensamientos le “cuadra” a Usted?: “Todos quieren vivir a expensas del Estado. Se olvidan que el Estado vive a expensas de todos”. Frederic Bastiat, 1801-1850…”Es mas fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejercito que despojar a un miserable de su libertad”, Confucio…”Cuando se teme a alguien es porque a ese alguien le hemos concedido poder sobre nosotros”, Hermann Hesse.

Lema histórico de Venezuela: “Dios y Federación”. Estado Delta Amacuro: “La Paz en la Federación”.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba