Opinión Nacional

Referendo sobre la gerencia del estado

  Un país es  una gran empresa y por eso para que sea  exitosa necesita un gerente sano y competente.

Si una de estas dos condiciones falta la empresa-país va  hacia su destrucción lo que  perjudica a todos los ciudadanos.

Desde hace once años la gerencia de Venezuela no funciona y por eso estamos hoy donde estamos y vamos hacia donde vamos. Dejando a un lado el problema de la competencia necesaria para gerenciar al país, que no la hay, enfoquemos nuestro análisis ahora en la sanidad mental  que es tan importante o más que la capacidad  pues le  impide  al Gerente tener un equipo de colaboradores eficaces. En Venezuela vienen sucediendo problemas  que cualquier  gobierno serio debía haber ya enfrentado  y no hay  una explicación válida. Son muchos pero enfoquemos el análisis en uno solo: LA INSEGURIDAD. No tiene explicación alguna que hayan ocurrido  150.000 homicidios, una cifra en verdad impresionante, y la gerencia de este país no haya tomado aún ninguna acción eficaz para garantizarle la vida, el primero de todos los derechos humanos, al venezolano. El gerente no actúa, tampoco  sus colaboradores que no se atreven ni a hacerle una observación. Esta indolencia inexplicable ante el crimen  denuncia dos posibles

causales: una maldad muy profunda, que nos negamos a aceptar como hipótesis, o un fuerte trastorno psicológico que lo obliga a llamar siempre  la atención y lo hace  insensible ante la muerte de tantos compatriotas. La  necesidad de la sobre exposición mediática mantenida durante tanto tiempo refuerza la segunda alternativa. Y si esto es así algo hay que hacer  tanto por la salud del gerente, único actor político pues los demás no cuentan,  como por el bienestar del país, que no puede ser conducido más tiempo por alguien que necesita atención médica. Por su bien y  por el bien de Venezuela.

Pero, quien le recomienda que se trate? Cual de los llamados amigos del gerente, no del ser humano que no los tiene, se atreve a convencerlo que debe tratarse    por su bien y por el bien de Venezuela? No lo vemos por ninguna parte porque no tiene  amigos sino “aprovechados”. Por ahí no se resuelve  este serio problema.  Entonces acudamos al Poder Popular, que ahora se dice que es la máxima autoridad en Venezuela, y consultémosle directamente al pueblo soberano  si quiere o no quiere que el gerente  acuda a quien pueda resolverle su problema- una Junta de Médicos  especialistas- porque no es posible que se vaya dos semanas de viaje mientras  aquí siguieron asesinando venezolanos. No es posible que el odio sea tan fuerte, mejor la patología, que lo haga insensible ante tantos homicidios  y  ante la destrucción sistemática del país expresada en confiscaciones, desempleo, inflación y donación a otros países de importantes activos nacionales. Esto o  es  obra de una  maldad muy profunda, que nos negamos a aceptar, o de una patología sicológica  no tratada.

El Gerente  se debate entre la inseguridad  que le arrebata la vida a los venezolanos  y la necesidad patológica de estar siempre en una pantalla exhibiéndose. Esta coyuntura hay que superarla si queremos vivir en paz y progresar. Queremos  todos, partidarios y adversarios, tener un gerente sano para tener  un país  próspero y feliz.

Ayudémosle. Los amigos se conocen en  las situaciones difíciles.

 

 

PROFESOR DE INSTITUCIONES

POLITICAS DE LA U.C.A.B.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba