Opinión Nacional

Sobre malagradecidos

Séneca decía que la gratitud es la mayor de las virtudes. De esto se deriva que quienes sienten agradecimiento son virtuosos. Yo creo que las actitudes en la vida son como un boomerang: todo lo que uno hace se devuelve: bien por bien y mal por mal. Por eso la lealtad resulta tan importante, lealtad con quienes han estado a nuestro lado, con quienes nos han apoyado, con quienes nos han ayudado.

Pero hay personas que aparentemente les resulta difícil sentir gratitud. Shakespeare decía que «aún más filoso que un diente de serpiente es un hijo malagradecido». Yo diría que además de los hijos, cualquier otro malagradecido ¿O será tal vez que los malagradecidos tienen la memoria corta y no recuerdan las buenas acciones que los demás han hecho por ellos? Si una persona olvida los hechos que han sucedido, es poco probable que sienta gratitud. Así de simple.

El debate intestino entre Chávez y sus aliados del llamado Bloque de Cambio sobre si van o no van al partido único ha evidenciado, entre otras muchas cosas que van de lo terrible a lo espantoso, una tremenda ingratitud por parte del presidente. No puedo opinar en el caso del Gobernador de Sucre, Ramón Martínez, porque no conozco los intríngulis, pero sí puedo hacerlo en el caso del Gobernador de Aragua, Didalco Bolívar. El haber vivido en Maracay me ha permitido ser testigo de primera línea.

El Presidente Chávez ha tenido en Didalco Bolívar una ficha indispensable para su causa. No es como dice Chávez ahora, que Didalco ganó gracias a él, sino al revés: Chávez ganó en Aragua gracias al apoyo de Didalco. Y el didalquismo es una fuerza real, reconocida hasta por quienes jamás hemos votado por él y somos considerados opositores. Memoria corta.

Desde el principio de las alianzas ha habido roces e incomodidades entre los militantes del MVR, del MAS y de Podemos en Aragua. Roces e incomodidades que se han ido acrecentando en el tiempo. De hecho, un emeverrista que entrevisté me dijo fuera del aire que él prefería entenderse con los de la oposición que con los de Podemos.

Ya desde el año 2000 los partidarios del MVR estaban con el tema entre ceja y ceja de que querían sacudirse a Didalco, pues a Chávez la autonomía de sus seguidores pareciera darle rabia. Didalco Bolívar nunca demostró ser tan incondicional como el líder máximo lo requería. Entonces decidieron lanzar otro candidato a Gobernador (si la memoria no me falla era un capitán que había participado en uno de los golpes de estado). En su campaña, los partidarios del MVR sacaron en procesión y sobre sus hombros, a lo largo de toda la Avenida Bolívar de Maracay, una urna con un letrero que decía «Didalco Bolívar, que en paz descanse». Un mes más tarde, y ante el triunfo inminente de Didalco que pronosticaban todas las encuestas, tuvieron que guardar su urna y darle sus votos. Rabias largas.

Durante los sucesos de abril de 2002, uno de los funcionarios más leales a Chávez fue Didalco Bolívar, cosa que puede decirse de muy pocas otras personas. Se encerró en el palacio de gobierno: «de aquí me sacan muerto», dijo, y aseguró que apoyaría a Chávez «hasta el fin de su mandato». Su conducta contrasta de manera estrepitosa con la de aquellos «incondicionales» que salieron corriendo, se escondieron y estuvieron tan solícitamente dispuestos a juramentar a Carmona. A los ojos de cualquier observador normal, esto debería empeñar la gratitud del Presidente. Será que la historia se ha cambiado y recontado de maneras tan distintas que volvemos al tema de las memorias cortas.

Grace Murray Hopper decía que «el liderazgo es una calle de dos vías: lealtad hacia arriba y lealtad hacia abajo. Respeto por nuestros superiores y cuidado por nuestro equipo». Si queremos lealtad, debemos ser leales. Pero para ser leal hace falta la memoria, y si la falta de memoria se adereza con rabias largas, se termina como el perro, mordiendo la mano de quien lo alimenta… hasta que el mordido reacciona…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba