Opinión Nacional

Socialismo y malandrismo político

Cualquier discusión filosófica o ideológica sobre la Humanidad, su conducción política, la reivindicación de los seres humanos, la estética y su vinculación con la calidad de vida, o lo que en el siglo XXI significa la maceración milenaria de los valores humanos, exige la superación del estadio de malandrismo político existente en Venezuela.

Es decir, nada útil saldrá de una discusión deshonesta, desde el punto de vista ético e intelectual. La elevación de los espíritus es indispensable. ¿Quién puede aportar a un debate útil, mientras saca las cuentas de sus negocios sucios en nombre del “pueblo” y la “revolución”? ¿Quién, sobre la costra maloliente de fraudes electorales? ¿Quién, acusado de abuso de poder y asesinato por encargo? ¿Quién, aferrado al maquiavelismo de la deslealtad con los suyos y la desconsideración hacia los contrarios? ¿Quién, sin encomiable respeto por la persona humana y los derechos del prójimo?
En el fondo, discutir en torno al “socialismo del siglo XXI”, implica deslastrarse intelectual y anímicamente de lo que en octubre de 1998 llamé “la cultura de la vieja política”, en un breve debate, en el seno de la dirección del desarticulado “Polo Patriótico”, con el entonces candidato presidencial Hugo Chávez Frías, quien en aquella oportunidad consideró “sermones” mis reflexiones en torno a los desbarajustes de la campaña electoral y los primeros indicios de corrupción y piratería política, perceptibles antes del triunfo del 6 de diciembre de aquel año decisivo. “No tiene sentido que yo discuta contigo”, me dijo, cuando le exigí respeto y la consideración debida.

No hay teoría revolucionaria sin ética revolucionaria, que en estos tiempos no es otra cosa que el apego a los valores del humanismo, expresado hoy en el socialismo democrático, ecologista, anticapitalista y antiimperialista. La politiquería robolucionaria, tan sucia como la politiquería puntofijista –para estar claros, en el caso venezolano-, no cabe en el escenario de discusión, salvo como referencia de lo que entorpece el desarrollo armónico, civilizado y progresista de nuestro país y su vinculación con los destinos de “nuestra América” latinocaribeña y el mundo contemporáneo.

Las referencias indispensables a la historia de las ideas políticas, las religiones y corrientes filosóficas, no deben estropear las reformulaciones e invenciones contemporáneas, las únicas futuristas posibles. No todo está dicho, ni escrito, ni lo mejor ha sido vivido.

Los seres humanos siempre hemos estado construyendo futuro, inventando futuro, formas y medios de vida, luchando contra los poderes establecidos, por la libertad y la equidad. “El socialismo del siglo XXI” nada tendría qué hacer con la pillería política, el abuso de poder, la irresponsabilidad hecha gobierno y la práctica negadora de la real y diversa participación ciudadana, porque la justicia social -está visto en las experiencias dictatoriales dizque de izquierda- sólo es posible con el motor de la libertad de los espíritus y los contradictorios sueños de realización y hasta perdición personal. Y esa libertad para la justicia social nada tiene en común con las arbitrariedades desde el poder político o las miserias del poder económico neoliberal, neoesclavista y explotador.

Las universidades –retrasadas en el debate nacional, latinocaribeño y mundial- junto con los medios de comunicación social tienen el reto de convertirse en escenarios catalizadores de una discusión trascendente, que debe ser asumido por la pluralidad del pueblo venezolano. Sin temores, porque nos pertenece.

EL CONFESIONARIO

EL EDITOR EXTORSIONADOR está al descubierto, ahogado en su riqueza fácil y mal habida, que no aguanta una investigación medianamente seria por parte del Seniat. El gobierno, a través de la Disip, lo tiene en la mira, y los desaprensivos militares y civiles que le han comido sus cuentos ya tienen claro de quién se trata, en verdad. Su tiempo en el semanario de Carlos Croes, Omar Camero y Tobías Carrero le sirvió para enriquecerse y baladronear, a punta de palangre. Todavía, dos ministros muy poderosos lo financian, por diversas vías: legales administrativamente hablando; secretas, de partidas para la seguridad y defensa de la nación; y mal habidas, a través de remesas de dinero público entregadas a los altos funcionarios robolucionarios por sus testaferros-contratistas, a manos llenas (y sucias)… “TOLETE” GRATEROL es un caso demostrativo de la devaluación de la política, en el estado Miranda: siempre estuvo en el círculo más cercano de Mendoza, fue uno de los más decididos (violentos) miembros de las brigadas de choque copeyanas en Miranda, participó directamente en el cierre técnico de VTV, desde la colina avileña de Los Mecedores, durante el golpe del 11 de Abril (2002), y ahora aparece como “hombre de Diosdado”. En diversas oportunidades denuncié la corrupción mendocista, con tanta fuerza como las tropelías administrativas de la mafia Miquilena-Carrero, el desvío de gandolas con productos de Proal y Mercal y otras pillerías, en tanto que expresiones de la decadencia ética del ejercicio de la política y del gobierno en Venezuela. ¿Recuerdan la remodelación de la “Quinta La Unidad” de la Coordinadora Democrática? ¿Cuántas veces recibió “Tolete” dinero sucio de manos de EM, para su “activismo político” y sus desmanes en contra de militantes de COPEI y otras toldas políticas en el municipio Sucre (Petare) y otras zonas mirandinas? Resulta que ese malandro de la corrupción política es uno de los sapos preferidos del nuevo gobierno. ¿”Ahora, Miranda es de todos”? ¿Cualquiera que se arrastre y meta dedo, para recolocarse en las mieles (asquerosas) del poder?… SI INVESTIGAN BIEN, el charco puede inundar predios de la actual municipalidad petareña y un ala de Primero Justicia, empichacar a varios diputadillos-delincuentes del Consejo Legislativo, como “Cabeza’e Motor”, dizque “dirigente de la oposición”… SIRVA ESTA REFERENCIA: en los años sesenta, cuando Robert Kennedy, apretó el paso en Estados Unidos de América contra las mafias, desde la fiscalía -lo que le valió su nominación a la candidatura presidencial demócrata, y posiblemente su asesinato- el Buró Federal de Investigaciones (FBI) dejó de investigar a los capos individualmente y abrió el camino de jorungar los grupos familiares, amistosos y amorosos que hacían de testaferros y se aprovechaban de los recursos provenientes del delito. Eso es serio, no la politiquería investigativa actual que llega hasta la conveniencia oportunista o el telefonazo desde arriba. En Venezuela, la corrupción política es mafiosa, y como mafiosos deben ser tratados e investigados sus actores, y eso vale para “chavistas” y “antichavistas”, civiles o militares, jóvenes o viejos, que los hay, y bien sinvergüenzas y descarados… EDUCACIÓN Y GLOBALIZACIÓN es el tema central de la revista “Summum”, editada por el Colegio de Licenciados en Educación, presidido por Carmen Aguirreche Moreno. Coordinada por el colega periodista Carlos Alarico Gómez, trae temas de interés planteados en entrevistas o artículos de opinión por José Ignacio Moreno León, rector de la Universidad Metropolitana, Eleazar Narváez, vicerrector académico de la UCV, Rafael Arráiz Lucca, Víctor Guédez Rodrigo Conde, Juan Alexis Acuña, Isamel Rodríguez y Josué Fernández A. Solicítenla por el teléfono 0212-4510949… EL RECTORADO de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) se decidirá en segunda vuelta, los días 22 y 23 de abril. El actual vicerrector de extensión, Omar Hurtado Rayugsen, reconocido educador e investigador, va por la vencida, frente a su colega Luis Marín, apoyado por AD y otros sectores de oposición, quien sacó unos cuatrocientos votos de ventaja en la primera vuelta. Les corresponde protagonizar un proceso pulcro y ejemplar, denso en el debate, como merece la comunidad universitaria venezolana, gane quien gane, democráticamente… EDGARDO AGÜERO acaba de publicar su primer poemario, “Palabras inconclusas”, editado por el Fondo Editorial Ambrosía. Unos días de descanso en El Playón de Ocumare de la Costa, estado Aragua (con casi todas sus calles destruidas), me permitieron retomar lecturas y deleitarme, particularmente, con su obra. Fino poeta inédito, articulista y reportero gráfico de “La Razón”, Edgardo Agüero Sánchez es amistosa y familiarmente conocido como “Yayo”, a quien observamos habitualmente navegando en la Internet, por los recovecos universales de la poesía, el habla y la escritura: “No me interesa sino escribir”, nos dijo una vez, atormentado por lo que en su libro denomina elegantemente “…la abrumadora carga existencial, las propias urgencias vitales no resueltas…” Su interpretación de la fuerza del lenguaje (“palabra articulada”) es clara: “El hombre olvida ser naturaleza que se piensa. Olvida que la naturaleza se contempla a sí misma dentro y a través de él mediante la palabra. Porque es sólo, desde y a través de la palabra como establece relaciones de significado consigo mismo y con el universo.” Oigámoslo en uno de sus SIGNOS VITALES: “Vuelva el hombre a la tierra / semilla de sí mismo vuelva / vuelvan las azoradas tardes al recuerdo / y el amor al latir / intensamente entre la sangre vuelva / vuelvan los jugos y los frutos / y los inestimables dones / la rosa al goce / que en su perfume se extasía / la noche a su día vuelva / y el polvo al polvo y la ceniza / y el ojo a su mirar y al humo el sueño / y la palabra al viento”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba