Opinión Nacional

Sólo Borges entendió al Coronel Soto

Para el dirigente de Primero Justicia, Julio Borges, las palabras de Soto son un mensaje muy claro para la sociedad » que le corresponde a la sociedad civil venezolana ser los protagonista de la recuperación de la democracia en el país y que la Fuerza Armada lo que está cumpliendo es un papel de decir que no tiene miedo, que cree en la democracia, que no es otra cosa que decir que cree en la gente, que cree en los ciudadanos». (Tomado de la página web de Globovisión).

Todavía muchos venezolanos -líderes políticos y gente común- no se han dado cuenta de que el «histórico papel» jugado por los militares venezolanos es el de ser los «custodios de la democracia»; es decir, que cuando un gobierno se sale de sus cauces -o cuando una oposición política deseaba cambiar las cosas en curso- siempre estaba allí «disponible» el golpe de Estado.

Los militares -ya por tercera vez- le han dicho al país que ese supuesto, ya es cosa del pasado

Primero fue el «Manifiesto de Caracas» de un indeterminado número de militares activos y cuya autenticación dependendía de la mitad de un billete de mil bolívares. Luego vino el segundo manifiesto firmado por 3400 militares activos con firmas en depósito en un banco de Curazao. Ahora -la forma más «creíble» para los ciudadanos civiles, fue la presencia en un foro público de un militar activo de alta graduación -y uniformado- que afirmó públicamente que «Chávez tiene que irse».

Pero casi nadie escuchó, cuando el Coronel Soto dijo que Chávez debe ser reemplazado por «un civil» y que la construcción del destino político de Venezuela no le corresponde a los militares, sino a los ciudadanos civiles.

Cuando el Coronel Pedro Luis Soto dijo «No tengo miedo» -dirigiéndose al Presidente de la República- lo que está haciendo es mostrarle a sus compatriotas civiles lo que hay que hacer: No tengan miedo… salgan a la calle a defender su democracia… tienen el respaldo de los militares, porque las Fuerzas Armadas son democráticas.

Pero cuando el Coronel Soto pronunció sus ahora históricas palabras, los nutridos aplausos que recibió por parte de los asistentes al foro «Somos Voces de la Democracia» organizado por el diario El Nacional en el hotel Caracas Hilton, parecieron comunicar que la alegría de los presentes era debida a la aparición -por fin- del «mesías militar» que se encargará de hacer «el trabajo sucio»: sacar a Chávez del poder.

Ese no fue el mensaje del Coronel Soto.

El único que lo entendió fue Julio Borges del partido Primero Justicia, como indica la cita inserta al inicio de este escrito.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba