Opinión Nacional

Talento en el exterior

MIENTRAS REVISABA la prensa argentina, me encontré con un artículo de José
Mario Carrer, uno de los críticos de música más respetados de la república
sureña. En él narraba que se había quedado con la curiosidad de escuchar y
ver al Maestro Jorge Uliarte, un argentino que reside en Austria, que como
director de orquesta fue asistente de Sir Georg Solti, y como pianista ha
descollado en Europa, Norte y Sur América.

Decía Carrer que la cancelación de un vuelo le impidió a Uliarte dirigir el
concierto pautado con la Orquesta Sinfónica de Salta. Pero lo extraordinario
de la crónica no fue el vuelo perdido de Uliarte. Lo constituyó «la titánica
labor de reemplazar al director invitado», que acometió el venezolano Felipe
Izcaray, director titu lar de la orquesta. Con un solo ensayo, Izcaray
dirigió de forma magistral a sus músicos, y los especta dores lo premiaron
con una larguísima ovación:

«El agudo conocimiento que Izcaray tiene de sus dirigidos, del programa, su
ya indiscutible capacidad musical y su compromiso ante el público de Salta,
fueron factores de insoslayable peso que obligaron al maestro titular de la
orquesta a asumir su conducción y no defraudar al oyente que como de
costumbre vació el tablero de entradas a la venta en sólo tres horas».

Encontré también en otras noticias que otros dos talentos venezolanos, la
pianista Edith Peña, y su marido, el violinista Eduardo Rahn, están
residenciados en Madrid, y tienen gran actividad y éxito en Alemania. Edith
abrirá los conciertos en Frankfurt este viernes 22 de abril, con el
Concierto para Piano y Orquesta op. 54 de Clara Schumann, acompañada de la
Orquesta Filarmónica de Baden Baden. Pero no será ese el único concierto que
ofrecerá nuestra Edith: el 24 de abril, en un doble programa, tocará con
Eduardo Rahn obras de Robert Schumann y Johannes Brahms, y Rahn repetirá el
27 de abril.

Que nuestros virtuosos sean reconocidos a nivel mundial nos debe llenar de
orgullo. Abogo porque los traigan con frecuencia a dar conciertos y clases
magistrales, para beneficio de nuestras orquestas, ese futuro esplendoroso
que tenemos en Venezuela, gracias al trabajo, al empeño y a la dedicación de
José Antonio Abreu, y de tantas otras personas que se han abocado a acercar
la cultura al pueblo.

Yo me siento honrada de la amistad de Felipe Izcaray. A Edith Peña me une un
afecto entrañable, pues la conocí cuando aún los pies no le llegaban a los
pedales del piano. A Eduardo Rahn lo aprecio por su trayectoria, y ahora
también a través de Edith.

Ojalá que algún día recuperemos ese talento que hoy vive en el ex terior.

Nuestro capital humano sólo necesita los estímulos y los apoyos, las
oportunidades y los modelos correctos para surgir. Y es mejor aún cuando
esos modelos son venezolanos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba