Opinión Nacional

¿Totalitarismo o democracia?

El 3 de diciembre se llevará a cabo la próxima elección presidencial en Venezuela, el ambiente electoral está lleno de incertidumbre y muchas personas tal vez todavía no han decidido si van a ir a votar ó no, si valdrá la pena ó no hacerlo, en vista del clima de desconfianza y desesperanza existente en el país. Ésta actitud es comprensible, ya que el pueblo venezolano ha vivido consecutivas decepciones electorales, ha visto y sentido como su voto ha sido desvalorizado ante una víl manipulación del mismo. Claros sentimientos de frustración, impotencia y desánimo son consecuencia de ésto.

Sin embargo, creo que es indispensable ir a votar, y al hacerlo, los invito a reflexionar sobre lo que representan las dos principales opciones.

Por un lado, tenemos al candidato que busca la reelección, quien desde mi punto de vista, representa la continuación del irrespeto, del atropello, de la humillación, de la falsedad y la manipulación, de la persecución y exclusión de aquellos que piensan diferente, del incalculable despilfarro dentro y fuera del país, de la inseguridad, el desempleo y la miseria, de la impunidad y de la injusticia y de la implantación definitiva del totalitarismo, sistema éste que ha demostrado sobradamente, en muchos países, su extrema ineficiencia en proporcionar bienestar a las personas y desarrollo a las naciones.

Por otro lado, tenemos al candidato Manuel Rosales, quien en mi opinión, representa la unidad, la paz y la esperanza de cambio para los venezolanos. Además,”el candidato de la unión”, representa el rescate de la democracia, de la libertad y de la patria, las cuales han sido secuestradas por el actual régimen.

Los venezolanos debemos estar conscientes y tener presente que somos nosotros mismos los que tenemos que luchar por los cambios deseados, que la responsabilidad es «nuestra». Precisamente, es el voto la vía más democrática que tenemos para reconquistar nuestros derechos y aunque las condiciones no sean «ni vayan a ser» las más favorables, por razones conocidas por todos, si el pueblo va a votar masivamente, será mucho más difícil poner en práctica la trampa preparada.

No permitamos que la abstención y el candidato de gobierno sean nuevamente los protagonistas. La abstención favorece al régimen y no al pueblo, y es nuestro deber como venezolanos dar la batalla a través del voto. No dejemos que las expresiones de descalificación y desaliento manifestadas por los distintos sectores del oficialismo en contra de la oposición y del pueblo en general nos afecten, el fin que persiguen a través de sus continuos insultos y ataques es intimidar a la gente y desanimarla para que no vayan a votar y no luchen por sus derechos, ya que es lo más conveniente para ellos.

La «unidad nacional», a través de la candidatura de Manuel Rosales y el ejercicio de nuestro derecho al voto, constituyen, a mi parecer, las principales armas que tenemos para el triunfo, no las desaprovechemos, lo demás lo iremos ganando con nuestra incesante lucha y esfuerzo, lo cual incluye la defensa del voto. La tarea es dura, pero posible.

El venidero proceso electoral es de «vital importancia» para todos los venezolanos, se trata de votar por la democracia ó por el totalitarismo, de apoyar un sistema u otro, la situación está dada y la decisión es de cada uno de los venezolanos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba