Opinión Nacional

Trascender lo meramente electoral

La oposición partidista continúan ocupándose preferiblemente del debate electoral y ocupándose poco de la política destructiva del país, que viene llevando adelante el Presidente de la República. (La creación de la reserva, el diseño curricular, el nuevo impuesto petrolero, el incremento de la inseguridad, las notas estructuradas que son certificados de depósitos emitidos por un banco como alternativa de inversión donde se puede llegar a obtener rendimientos superiores a los del mercado de renta fija y donde se genera un volumen escandaloso de comisiones) De estos y otros problemas, ¿quien se esta ocupando?

Aceptando que no se puede descuidar las elecciones del 23 de Noviembre, se hace imprescindible que la oposición partidista entienda que los retos del presente y del futuro de Venezuela, pasan por sensibilizar a la población mayormente desasistida económicamente del país, de lo negativo de estas políticas del Presidente, sobre sus condiciones de vida del presente y del futuro (Posibilidades de acceder a una vivienda digna, atención médica hospitalaria, posibilidades de un empleo digno y bien remunerado, educación gratuita y de calidad para sus hijos, otras)

En esta campaña electoral la oposición partidista está obligada a darle contenido a su discurso, el cual nuestro criterio, debe estar orientado a despertar la conciencia del pueblo, del abuso que ha hecho el Presidente Chávez de los recursos petroleros los cuales han sido utilizados para sembrar miedo, terror, disgregación social entre los venezolanos, para la compra de conciencias, para intentar imponer su ideología política a otros países de América Latina, para la promoción de la violencia como método de lucha político. En ésta dirección el consenso de la oposición no puede estar marcado únicamente por los nombres de los candidatos, el consenso tiene la responsabilidad histórica de trascender el aldeanismo electoral y los intereses personales, en tanto que ante la situación en la cual hoy se debate el país, ello carece de sentido porque en estas próximas elecciones, Venezuela se está jugando sus libertades y su estado de bienestar.

El peligro de la autocracia y el totalitarismo que hoy amenaza a Venezuela nos impone a los venezolanos revisar nuestra conducta política, de forma que las divergencias que podamos tener, cedan ante el imperativo de derrotar la violencia como arma política. La pelea de los distintos comandos, tiene que descansar en el debate del país que queremos sin el cinismo del personalismo que anteponen simpatía y carisma antes las ideas políticas, son los pragmáticos de siempre que nunca reconocen a los venezolanos la suficiente inteligencia para ofrecernos un debate de ideas. El momento político que vive el país impone a la oposición superar la pereza intelectual y plantearle al país algo más que candidatos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba