Opinión Nacional

¡Verguenza!

Ya los venezolanos no sentimos pena ajena frente a las ridiculeces y los desplantes estrafalarios del teniente coronel presidente cada vez que sale al exterior. El sentimiento que ha provocado el comportamiento grotesco de este señor durante su participación en la Conferencia de Copenhague ha provocado en la mayoría de los venezolanos (en todo caso en la totalidad de los compatriotas que tenemos por lo menos un poco de rubor) es de autentica VERGÜENZA.

 No hay derecho que quien en mala hora dirige los destinos de nuestro país actúe de esa manera inculta, irrespetuosa, grosera, agresiva, calumniosa, en total desprecio de las reglas más elementales de la urbanidad y de las normas esenciales del derecho diplomático que deberían regir el comportamiento internacional de un Jefe de Estado y su trato hacia los colegas de otros países.

Primero fue el berrinche que armó a su llegada porque las autoridades del aeropuerto revisaron el equipaje de su comitiva. (Por algo sería). Luego protagonizó otro incidente porque los servicios de seguridad retrasaron su desplazamiento porque decidió seguir una ruta diferente a la que, precisamente por razones de seguridad, habían establecido las autoridades danesas competentes.

Al subir al podio de los oradores, tergiversando el tema y el objeto de la conferencia, arremetió contra el capitalismo acusándolo de todos los males del planeta. Ironizando sobre la crisis financiera mundial pero olvidando la crisis bancaria que la corrupción de su régimen ha generado en Venezuela dijo que “si el clima fuera un banco capitalista de los más grandes, ya lo habrían salvado los países ricos”. “Los ricos están destruyendo el planeta Será que quieren irse para otro”, fue uno de los chistes malos con que quiso amenizar su perorata que duró media hora a pesar de que lo llamaron al orden recordándole que las intervenciones debían limitarse a cinco minutos.

El día siguiente, en una de esos eventos paralelos que acostumbra patrocinar cada vez que hay una cumbre, ante un público compuesto de ONGs  ambientalistas radicales, grupos extremistas de izquierda, indígenas reclutados en los países satélites del ALBA y los hinchas aplaudidores que acostumbra llevar a donde quiera que va para que lo ovacionen cada vez que aparece en público, se dedicó a acusar al gobierno de Holanda conspirando con los Estados Unidos para agredir a Venezuela. “Estoy acusando al Reino de los Países Bajos de estar preparando, junto al imperio yanqui, una agresión contra Venezuela”  Según afirmó los Estados Unidos estarían  utilizando las islas holandesas del Caribe, concretamente Curaçao y Bonaire, para preparar un ataque contra Venezuela, para lo cual “están concentrando en esos territorios navíos de guerra, aviones espías, agentes de la CIA y asesinos de los cuerpos de inteligencia”.

Esto, por supuesto no es sino una  nueva salva de humo para distraer la atención de los problemas que agobian a los venezolanos exacerbando el sentimiento patriótico de quienes, por ignorancia o por adulancia, todavía creen lo que dice. Ya no le basta denunciar el acuerdo militar colombo-norteamericano sino que para su mente guerrerista “Este nuevo despliegue militar yanqui está en pleno desarrollo, ahora mismo y amenaza no solamente a Venezuela sino también a Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Cuba (qué casualidad, precisamente al club de los tiramealgo).

Pero no con forme con todo esto, desde Copenhague puso fin al “compás de espera” que le había otorgado al Presidente Obama para ver cuál sería su comportamiento con nuestra región. Deliberadamente tomó nuevamente la palabra en la Conferencia después que el Presidente Norteamericano para tildarlo de “Premio Nobel de la guerra” y para asegurar que todavía “sigue oliendo azufre en este mundo”. Al parecer no da cuenta de que, como le ocurre al que tiene un “violín”, quien esparce el olor de azufre por todas partes, sobre todo en Venezuela, no es otro sino él.

www.adolfotaylhardat.net

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba