Opinión Nacional

Y cantaron la palinodia

En su afán de causar daños a los escuálidos, amargaos, apátridas, o cualquier epíteto que se le desee endilgar a quienes no están con el proceso, el presidente y sus asesores no miden los “daños colaterales” que sus medidas puedan causar en el país. Muy a menudo vemos a nuestro jefe de estado y sus más cercanos colaboradores retractándose de muchas de las medidas tomadas con anterioridad. Las acciones a desarrollar para “tal o cual cosa” se hacen de manera convulsiva o espasmódica. Una vez anunciadas, se miden las consecuencias y si hay mucho alboroto…viene el “arrugue”.

El hecho de retractarse de una medida  ya tomada indica que no hubo estudio ni serio ni previo. No hay análisis antes de tomarlas y menos del impacto que pueden tener en la sociedad. Para hablar, discernir y tomar decisiones que influyan sobre un país entero y no sobre una sola parte, se debe escuchar, ver, procesar en el cerebro y luego responder. Quienes llevan las riendas del país saltan lo más importante…procesar en el cerebro. Olvidan las consecuencias. El caso de los centros comerciales es un claro ejemplo. Se dijo: “…sólo podrán funcionar entre las 11 de la mañana y 9 de la noche”. Esa medida sólo apuntaba al SAMBIL, pero la pagaron todos. Después de la convulsión generada, cantaron la palinodia para expresar: “los servicios de alimentación, recreación, educación y salud que se prestan en centros comerciales podrían funcionar más allá del horario establecido de 11 de la mañana a 9 de la noche”. Una vez más se retractaron.

Amenazas, bravuconadas y fanfarronerías para luego retractarse. Un ferviente seguidor del proceso dijo en referencia al recule sobre las restricciones del uso de energía eléctrica en los centros comerciales: “Una de dos: O la medida oficial era justa y por consiguiente había que mantenerla, o no lo era y por tanto no se debió adoptar”. Yo añadiría, “o todo lo contrario”. Lo cierto es que tiene razón, esos cambios de decisiones hacen pensar que la medida fue improvisada y tal vez producto de una rabieta”.

Ejemplos sobran, recientemente el presidente dijo: “las oficinas públicas trabajarán sólo de 8 de la mañana a 1 del mediodía”, poco después cantaron la palinodia otra vez para decir: “no es extensible a las que atienden al público”. Una vez inventaron…”vamos a atrasar nuestros relojes en media hora” y ya están pensando en adelantarlos media hora. Alguien propuso en una oportunidad: “reelección solo para el presidente”, después reculó para decir: “reelección para todo el mundo”. Solo Dios sabe cuantas veces más se retractarán.

Antes de terminar y para los que no saben, cantar la palinodia significa reconocer en público un error cometido. Ahora es cuando falta reconocerlos…

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba