OpiniónOpinión Nacional

Plegaria de un venezolano en la indigencia

               Pero lo que más me apena es que los pueblos sufren de una doble enfermedad: la ausencia de memoria y la ceguera. Lo que les confiere la extraña virtud de glorificar a quienes odiaban la víspera, y de odiar mañana a quienes veneran todavía hoy.

Gilbert Sinoué

 

Jesucristo, Nuestro Señor, María Inmaculada, –  la virgen por antonomasia -, y todas las Vírgenes de acá y de allá: La Coromoto, Vallita, la del Carmen y la de Las Mercedes, La Guadalupe y la de La Caridad del Cobre, la del Pilar y la de Los Remedios.

Por todos los Santos, los derogados y los vigentes, los de verdad y los de mentira: los 12 apóstoles, San Patricio y San Jorge, San Martín de Porras y San Juan Pablo II, Santa teresa de Calcuta, Teresa de Ávila y Sor Juana Inés de la Cruz, por Fray Luis de León; por San Cono. San Cocho, el Santo Cachón, y hasta por nuestro negreado José Gregorio. Por todos los orichas del Cielo Babalao, por los dioses del Olimpo griego, por los del Parnaso. Por Alá y Adonaí, por los dioses animistas y los de Egipto, por los primigenios y los recién llegados, por Elohim, por los dioses de nuestros ancestros amerindios. Pero sobre todo por Yahvé, El Clemente y Misericordioso, El que todo lo sabe y todo lo ve, El Justo y Todopoderoso.

A todos y todas, en nombre de los indigentes producto del Proceso Revolucionario más cruel del continente, de los que morimos de hambre y de mengua en los hospitales, en fin, del Pueblo de Dios en Marcha en autopistas, avenidas, calles, callejones, veredas y trochas de la secular Tierra de Gracia, hoy de Desgracia, verdadero valle de lágrimas, te imploramos:

  1. Del Robusto guasón, de su delfín, de la Primaria Combatienta y toda su florida familia acomodada en los mejores cargos del gobierno nepotista, de las rectoras complacientas, de los magistrados verdugos, de los pranes y de los colectivos de paz, de los narco – generales, de los embajadores premiados, de los presidentes de las empresas públicas quebradas, de los Hermanos Castro y compañía, de los chulos y chulas del Alba y Petro – Caribe, de las diputadas pechugonas y gritonas, de las ministras odiosas, de los otros hermanitos R con R y compañía, de los enchufados, de los constituyentes obesos y enclenques, de Ojos Bonitos, de los banqueros corruptos, de los jala botas y galones ¡PROTEGENOS SEÑOR!
  2. Del inhumano, hablachento, ineficiente y depredador Socialismo del siglo XXI ¡LIBRANOS SEÑOR!

Porque el Señor ama la justicia, y no abandona a quienes le son fieles. El Señor los protegerá para siempre, pero acabará con la descendencia de los malvados.

                                                                                                      Salmos 37:28 

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba