OpiniónOpinión Nacional

Se inició la transición chavista

La ratificación de Padrino López como Ministro de la Defensa y su nombramiento como comandante supremo de la Gran Misión Abastecimiento, marca el inicio de la transición chavista, ordenada desde Cuba.

Según la versión benévola de Rafael Poleo, ésta es una decisión acertada, que conviene al interés nacional, puesto que permitirá a Padrino “llenar las despensas vacías de los venezolanos”, y a la vez romper con el modelo cubano. Sorprende que un veterano editor como Poleo sea capaz de creer en tamaña fantasía.

Mucho más ajustado a la realidad es el planteamiento de Venezuela Soberana, movimiento encabezado por Enrique Aristeguieta Gramcko. De acuerdo al texto publicado en www.venezuelasoberana.com, el nombramiento de Padrino busca tres objetivos: Primero, mantener el apoyo a Cuba contra viento y marea, a pesar de  nuestra propia crisis humanitaria. Segundo, proteger los intereses de la cúpula corrupta de las FAN. Y tercero, impedir una elección presidencial este año.

Por su parte, Armando Durán publicó un interesante análisis titulado “Cuba y la transición política en Venezuela” (http://goo.gl/JEjaAK). Según Durán, Raúl Castro sabe que la crisis venezolana pone en riesgo la supervivencia de la revolución cubana, y su objetivo es evitar a toda costa un nuevo “período especial” de hambre y de miseria, como el que sufrió Cuba luego de la caída del muro de Berlín. Dentro de este contexto, la misión de Padrino López es sustituir a Maduro, finalizar su período, y garantizar los suministros a Cuba.

Pero las aspiraciones cubanas tienen al menos dos grandes obstáculos. Primero, Padrino no tiene forma ni manera de resolver el problema del hambre en Venezuela, porque el aparato productivo está destruido (justamente debido a la aplicación del modelo cubano) y porque no hay dólares para importar alimentos. Y segundo, porque el nombramiento de Padrino desató los demonios dentro del chavismo. No todos dentro del PSUV, ni de las FAN, aceptarán calladamente que Padrino asuma las riendas del país.

En realidad, lo único que podría estabilizar a una Venezuela a punto de implosión, es un plan internacional de emergencia para suministrar comida y medicinas; acompañado de un proyecto de pacificación que permita neutralizar al hampa desbordada. Pero este plan solo puede ser ejecutado por un gobierno de transición, apoyado por el sector institucional de las FAN, que tenga el respaldo del pueblo venezolano y cuente con la credibilidad de la comunidad internacional.

Si la Asamblea Nacional quisiera, este nuevo gobierno podría surgir esta misma semana, como consecuencia de la destitución de Maduro, por no cumplir el requisito constitucional de ser “venezolano por nacimiento y sin otra nacionalidad”. Para lograrlo, solo tendría desengavetar el Decreto Gramcko y aplicarlo de una buena vez.

@LuisSemprumH

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba