OpiniónOpinión Nacional

Una década en defensa de las fronteras y el territorio nacional

“No preguntes que puede hacer tu país por ti, preguntamás bien que puedes hacer tu por tu país” John F. Kennedy.

“Elpueblo venezolano, debe saber por fin donde empieza la patria y donde termina. No es posible que el pueblo de Venezuela ignore todavía, a estas horas, que forma tiene su madre geográfica” Andrés Eloy Blanco, en el año 1941.

“Un país no puede vivir de quimeras ideológicas, sacrificando sus intereses y mucho menos su territorio, en aras de romanticismos políticos y de consignas ideológicas internacionales. Ningún país actúa asícontra sus propios recursos vitales” Pedro José Lara Peña.

Rajihv Morillo Dager

Hace poco más de 10 años, lo que comenzó como simple curiosidad paulatinamente fue convirtiéndose en un pasatiempo para ser actualmente una pasión y convicción, porque en la vida hay que tener ideas, sueños, pasiones que nos muevan y conmuevan.En el 2008, cuando tenía para el momento 19 años de edad comencé en los pasillos de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Santa María lo que denomino una aventura heroica, junto a mis colegas José Francisco Querales y Jonás Estradadedicada al estudio teórico – práctico, difusión y defensa de los problemas territoriales del país por ser una causa justa, positiva, necesaria, aunque en gran medida olvidada pese a tener casi dos siglos de lucha en la historia venezolana;poco después entramos en contacto a través de las redes sociales con: Ricardo De Toma, Domingo González, Petar Hrgetic, Carlos Sprick Lara y José R. Gamero personas que son hoy día amigos y compañeros de causa,desde entonces también se han sumado otras personas de distintas edades, profesiones o lugares del país.

Sobre el problema del Territorio Esequibo aprendí en la escuela solo 3 cosas muy básicas: En primer lugarque nos lo habían quitado los ingleses, segundola existencia de oro y diamantes, por último que está en reclamación.

Todo inició con un viaje a Castilletes o Hito n°1 ubicado en lapenínsula de la Guajira a orillas del Golfo de Venezuela “donde nace la Patria” a mediados del 2008, aquel viaje lo hice estimulado por el deseo de conocer una parte del país donde pocos venezolanos han estado, ademáspor tener para el momento cierta consciencia de la importancia del lugar todavía en disputa con Colombia.

Un año más tardeen compañía de José Francisco Querales y Jonás Estrada hicimos  nuestra primera expedición por los caminos de selva, rumbo al sureste hasta el Territorio Esequibo donde conocimos a personas valiosas comprometidas con la defensa de los derechos de nuestra nación en la zona, tales como Héctor Díaz, John Melville, José Belisario o Marlon Romero; en ese mismo 2009 volví al Golfo, cruzando Venezuela de un extremo a otro con una bandera tricolor que llamo “peregrina” que orgullosamente ha estado  y deseo seguir llevando a los lugares más apartados de nuestro territorio nacional; habiendo participado en otras expediciones con grupos cada vez más numerosos debido a la divulgación continua de la problemática, totalizo 5 viajes al TerritorioEsequibo ,2 al Golfo de Venezuela y 1 a la frontera con Brasil.

Los conocimientos sobre temas territoriales, fronterizos y de soberanía son mitad teóricos y mitad prácticos, es decir, se requiere del estudio de libros, mapas o documentos, pero también es indispensable conocer la realidad de esas zonas en lo social, económico, ambiental o de seguridad. En torno a estos asuntos se ha escrito mucho pero no lo suficiente, Venezuela ha tenido y tiene personas ilustres que han reflexionado y actuado al respecto de quienes he aprendido, pero mis mayores mentores son: Pablo Cohen, Pompeyo Torrealba, Elías Daniels, Manuel Donís y Emilio Figueredo;también debo mencionar  a algunos de esos venezolanos ilustres ya fallecidos como: Padres Hermann González Oropeza y Pablo Ojer Celigueta, el General Oscar Márquez, Enrique Bernardo Nuñez, René De Sola e Isidro Morales Paúl. Sin embargo, pese a su meritoria labor el país tiene una serie de problemas no resueltos en sus cuatro puntos cardinales que requiere de la participación sin exclusiones, tanto de los pocos expertos aún vivos como de la nueva generación a la cual pertenezco, en la que durante diez años hemos venido formando una biblioteca especializada,  publicado varios escritos, además de haber dictado conferencias en todo el país difundiendo el conocimiento para generar consciencia que, a su vez se proyecte en acciones concretas para el beneficio de la República en ese aspecto clave como el territorial.

No todo en este tiempo ha sido favorable para nosotros, al principio recibimos críticas,desalientos,rechazos e inclusofuimos tildados de locos,contamos con escasos recursos económicos provenientes de nuestros bolsillos sumado a algunas pequeñas donaciones, pero no claudicamos en luchar por lo que legítimamente le corresponde a Venezuela, mantuvimos viva la llama de nuestros antecesores cuando casi nadie mencionaba las cuestiones fronterizas o geopolíticas ( es verdad esa frase del Padre Ojer al afirmar que los venezolanos somos los únicos en el mundo que nos enfrentamos entre nosotros para defender los derechos del país).

Como evidencia de tal afirmación, están los esfuerzos para introducir el tema en diversas instituciones públicas y privadas; en el caso de las pertenecientes al Estado que son las que primero tienen que tomar cartas en el asunto, tuvimos fría acogida por lo general o franco rechazo, bien sea por ignorancia o porque al parecer había orden de la cúpula gubernamental de no discutir la temática fronteriza o territorial; sirva como anécdota pertinente, uno de nuestros viajes al Territorio Esequibo que influyó notablemente en el curso de los acontecimientos: Entre agosto y septiembre del 2013 mientras un grupo de 45 personas viajábamos por la zona coincidió por esos días la visita hecha por Nicolás Maduro a Georgetown, capital de Guyana, para buscar apoyo diplomático a su polémica elección de ese año, allá se reunió con el entonces Presidente Donald Ramotar  del partido izquierdista PPP de etnia hindú (en Guyana los partidos políticos se identifican por cuestiones étnicas), y al momento de la rueda de prensa Maduro hizo unas declaraciones que desvirtuaron  la reclamación venezolana, el Acuerdo de Ginebra, al igual que las personas que activamente se han involucrado en la controversia fronteriza.

Ante esos deleznables hechos varios de los que participamos en aquel viaje a nuestro Esequibo dimos declaraciones a la prensa nacional (primeramente a El Universal que lo reseñó en su edición del 9 -9-2013) para dar cuenta de nuestros actos en defensa de la venezolanidad de esas tierras, exponer la realidad de la zona así como criticar el discurso madurista, sucedió entonces que pocos días después de haber hablado a la prensa recibimos  amenazas de los mandos militares del estado Bolívar por lo que habíamos dicho y hecho en la zona, pese a que solo planteábamos la verdad  de la situación. No obstante, varias semanas después esos mismos mandos visitaron los sitiosque nosotros recorrimos (como la isla de Anacoco)para entregar necesario material logístico con la intención de mejorar el desempeño de  las labores castrenses.

Sin embargo, fue del lado guyanés donde nuestras declaraciones tuvieron mayor impacto por la hipersensibilidad de la opinión públicasobre la controversia territorialsiendorápidamente divulgada, haciendo que compareciera la Canciller de Guyana al parlamento a ofrecer explicaciones, el entonces líder de la oposición hoy Presidente David Granger fue bastante crítico, una delegación militar guyanesa recorrió la regióne incluso dos años después todavía nos mencionaban en sus medios de comunicación.

En octubre de ese mismo año 2013, apenas 1 mes después de esos sucesos, ocurrió la captura hecha por la Armada venezolana del barco de exploración petrolera Teknik Perdana contratado por la compañía Anadarko según concesión otorgada por Guyana en aguas totalmente venezolanas porque desde 1990 están delimitadas con Trinidad; este hecho positivo le recordó al mundo  la controversia existente  y de igual manera acabó con los 9 años de permisividad dada por el difunto Presidente Chávez a Guyana para aprovechar los recursos naturales del Territorio Esequibo. El epílogo a la anécdota es que uno de los expertos en el tema, nos manifestó que nuestras acciones incitaron a la Armada venezolana a reactivar nuevamente el resguardo de la soberanía marítima en la costa atlántica de Venezuela.

Desde 2015 con las cada vez más atrevidas acciones del gobierno guyanés, en este lado de la frontera se suscitó un renovado interés por parte de la sociedad venezolana que no se había visto desde los años 80,esa ha sido la causa de que se facilitara nuestra labor a través de nuevos espacios para el activismo, para la publicación de obras escritas o audiovisuales, así como una mejor articulación de quienes estamos involucrados en la cuestión a través de la creación de la Fundación Venezuela Esequiba; estos hechos presionaron al gobierno a, entre otras acciones, promulgar en 2015 la Ley Orgánica de Fronteras pendiente desde 1999 según lo establecido en la Constitución con el objetivo de crear una “Política de Fronteras”,empero en dicha ley si bien existen avances también posee notorios vacíos y errores que deben corregirse por medio de una reforma.

El aporte más recienterealizado al país, es el descubrimiento de un mapa insertado en un libro 100% inglés, que plasma a la isla de Anacoco(ubicada enla confluencia entre los ríos Cuyuni y Venamo) como 100% venezolana, es decir: Fue escrito por un súbdito de Su Majestad Británica, publicado por el gobierno británico y con prólogo de Sir Winston Churchill, estableciendo gráficamente que Anacoco es totalmente venezolana; esa isla que es una base militar nuestra está siendo actualmente reclamada por Guyana ante la Corte Internacional de Justicia.

El territorio es uno de los elementos que conforman el Estado, las fronteras son la capa protectora y definidora de Venezuela, por tanto, se trata de algo que le incumbe a todos los venezolanos. Se nos podrá criticar que no hemos hecho gran cosa, que existen otros problemas quizá más importantes, pero hemos hecho lo que ha estado en nuestras manos en pro del paíspor tanto tenemos la consciencia tranquila, si bien deseamos hacer mucho más; vimos esos problemas muy desatendidos aunque sean de los más grandes y antiguos de la patria, no arriamosesas banderas históricaspero si aspiramos a lo mismo que las Islas Malvinas significan para los argentinos, un sentimiento nacional, por  ello creamos una consigna:EL SOL DE VENEZUELA NACE EN EL RIO ESEQUIBO.

 

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba