EconomíaSin categoría

A los terminales terrestres les imponen el cobro en bolívares

A pesar de que en el mes de octubre llegaron a un acuerdo para que el cobro fuese en bolívares, petro o divisas, ahora les cambiaron las señas

El director del Comité de Usuarios del Transporte Público, Luis Alberto Salazar, señaló que la administración de Nicolás Maduro “cambió las reglas del luego”  pero no en cuanto a tarifas en sí, las cuales para el mes de octubre acordaron los montos en bolívares, petro y dólares. “El problema  radica en que el lunes 30 de noviembre que tuvieron la autorización de vender los boletos con una semana de anticipación, encontramos que el Gobierno nacional dejó las tarifas en bolívares y borró el cobro en dólares”, contó en entrevista para Analítica.com.

Salazar explica que el monto es el mismo y tras un estudio preliminar de los kilometrajes, los precios en bolívares habían quedado (en octubre) por ejemplo Caracas-Barinas en 8.150.517 Bs. (20,14 $). No obstante, señala que la sorpresa se presentó el domingo 29 de noviembre en horas de la noche con una Gaceta que publicó el Ejecutivo donde borraron el renglón de dólares y dejaron el de bolívares. “Es decir, la tarifa Caracas-Barinas sigue costando 8.150.517 Bs. y es lo que se debe cobrar, pero no es lo mismo 20,14 dólares en octubre a hoy 1ero de diciembre, porque la diferencia es abismal de 8 millones a 20 millones (por el aumento del dólar constantemente)”, precisó.

Pasajes dolarizados durante la cuarentena

Con respecto al cobro en dólares, Salazar indicó que los conductores están recibiendo las divisas como forma de pago porque durante el tiempo que estuvieron cerrados los terminales por la cuarentena, fueron habilitadas varias unidades de autobuses que cobraban tarifas que oscilaban entre 25 y 150 dólares, por ejemplo: Caracas-Güiria 60 $, Caracas-Puerto Ordaz 80 $, Caracas-San Cristóbal 150$ o Caracas-Maracaibo 140 $. “Quienes se están moviendo son las personas que tienen necesidad de hacerlo, no todo el mundo tiene 42 millones de bolívares para moverse de Caracas a Santa Elena de Uairén. Es un dineral”, puntualizó.

Los terminales abrieron a regañadientes

A pesar de la resistencia en reanudar actividades por el cambio de señas por parte del Gobierno, los terminales terrestres abrieron: La Bandera, Camargüí, el de Oriente, entre otros, con horas restringidas de 6:00 am a 4:00 pm, así como también algunos terminales privados, pero Salazar agrega que “ninguno tiene la capacidad de absorber  el volumen de usuarios con esa tarifa regulada. No es lo mismo 40 millones que 8 millones”, apunta.

Reunión con el Ejecutivo para nuevos acuerdos

Al momento de la entrevista con Analítica.com, el líder gremial informó que se estaba llevando a cabo una reunión preliminar con los representantes del Gobierno para llegar a un acuerdo y nuevamente sostuvo que “no hubo cambio de tarifas, son las mismas, pero no autorizaron el cobro en dólares, sino en bolívares porque esa es la moneda nacional”, dijo.

Mafias en las carreteras

Salazar aprovechó la oportunidad de comentar acerca de lo que conoce como las “vacunas” que cobra cada alcabala instalada en distintos puntos de las vías. “De aquí a Güiria hay 18 alcabalas que a cada Guardia Nacional hay que darle un alimento, un incentivo de al menos 20 dólares. Estamos hablando de 240, 260 o 300 dólares en cada trayecto”, detalló.

El Director del Comité de Usuarios del Transporte Público comentó un caso en particular que sucede en Santa Elena de Uairén, puesto que quien viaja hacia allá, se asume que tiene dinero. “No es montarse en Caracas, viajar hasta allá y amanecer en la frontera con Brasil, no. A partir del kilómetro 88 se puede observar a las mafias que están: se paga la gasolina en oro, un pasaje para allá cuesta 250 dólares, ¿por qué? Porque quien va para allá es un minero y quien va para Brasil tiene real. Ese es el criterio”, contó.

Las normas de bioseguridad son extensas

Desde hace varios meses la administración de Nicolás Maduro ha publicado en sus diferentes perfiles sociales la desinfección de los terminales aéreos y terrestres a fin de que cuando se diera la orden para la reanudación de actividades, ya estos estuviesen listos para ofrecer su servicio a los usuarios.

Sobre esto, Salazar señala que en el caso de la ciudad capital, Caracas, han realizado un control extenso: «las unidades están desinfectadas, hay un control de pruebas del covid-19”, pero agrega que existe un problema y es con las unidades de transporte piratas, las cuales no tienen ningún tipo de control, pero agrega que “los puntos de seguridad y control en todo el territorio nacional son feroces: si una persona no lleva la prueba del covid-19 y los militares detectan que esa persona no tiene ningún control, la unidad de transporte es confiscado de manera inmediata y puesta a 14 días de aislamiento”, finalizó.

Maletas de sueños

A su juicio, considera que el problema del Gobierno con los conductores no debe ser trasladado a los usuarios “porque al fin y al cabo ese pasaje (Caracas-Barinas) estaba en ese precio y se le invitó a los pasajeros a que compraran con preventa. El lunes 30 cuando ellos deciden cerrar los terminales, la gente estaba desde las 7:00 am en el terminal de La Bandera y en todos los terminales estaba la gente con sus maletas de sueños porque habían comprado con anterioridad al precio establecido”, finalizó.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba