Actualidad Internacional

El coronavirus también toca a la dirigencia política en todo el mundo

Alberto II de Mónaco y Boris Johnson son los únicos jefe de Estado que han dado positivo en la prueba del covid-19

Así como una sencilla gripe, todos estamos expuestos a que el coronavirus ingrese cual invitado indeseado en nuestro cuerpo. Hasta este lunes, ya son más de 350 mil los infectados a los largo de los cinco continentes, por lo que la enfermedad no hace distinciones en cuanto a sexo, edad, raza o ideología.

A propósito de ello, el mundo político no es ajeno a los embates del covid-19, con varias figuras ya contagiadas y otras que han tenido contacto cercano con algún caso confirmado, y que se han visto en la necesidad de realizarse la prueba de despistaje, algunos de ellos a pesar de su reticencia inicial de creer en la verdadera magnitud de la enfermedad, actitud que de cierta forma también se vio reflejada en la manera de encarar la pandemia en las primeras semanas.

Desde que se dio a conocer a nivel mundial en noviembre de 2019, hasta ahora Alberto II, príncipe de Mónaco y el primer ministro británico Boris Johnson son los únicos jefes de Estado contagiados por el coronavirus. En el caso del monegasco, «su condición de salud no presenta ninguna preocupación», según un comunicado hecho público por el Principado.

Otra personalidad que se ha visto afectada por el covid-19 es el príncipe Carlos. De 71 años, el heredero de la corona británica, dio positivo en el examen de despistaje, pero se encuentra bien, según informó su residencia oficial de Clarence House.

Su esposa, Camilla de Cornualles, también fue sometida a la prueba pero no tiene el virus. Siguiendo la recomendación médica y del Gobierno, el príncipe y la duquesa están aislados en su casa en Escocia.

En cuanto a la reina Isabel II, de 93 años, se trasladó la semana pasada desde el palacio de Buckingham (Londres) a Windsor, su residencia de fin de semana, como medida de precaución dada su avanzada edad.

El marido de la soberana, el duque de Edimburgo, de 98 años, también permanece en el castillo de Windsor. Ambos están bien y siguen el consejo de los médicos, según fuentes de la realeza.

Merkel da negativo

En Alemania, uno de los países que ha gestionado de mejor forma la pandemia, la canciller Ángela Merkel entró este domingo en cuarentena domiciliaria, debido a que estuvo en contacto con un médico al que le fue diagnosticado el covid-19. Sin embargo, la política germana de 65 dio negativo en la prueba que se realizó para determinar si padecía o no la enfermedad, aunque de igual modo se mantuvo cumpliendo sus labores, en formato de teletrabajo.

Merkel participó este lunes en el Consejo de Ministros extraordinario vía telefónica, en donde se discutió acerca del anuncio de la canciller de gestionar un presupuesto adicional de más de 160 mil millones de dólares para afrontar los efectos del covid-19 en la economía alemana.

Trump y Bolsonaro de la mano

Las historias de los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y el de Brasil, Jair Bolsonaro, presentan similitud y un cordón umbilical que las une. El 7 de marzo, cuando todavía no se había presentado la situación de alarma en todo el mundo por el coronavirus, Bolsonaro se reunió con Trump y posteriormente mantuvo encuentros con otros funcionarios gubernamentales del país.

Una semana después se supo que el jefe de prensa del Gobierno brasileño, Fabio Wajngarten, había contraído la enfermedad. La noticia encendió las alarmas en la Casa Blanca, que antes de este evento había mantenido una actitud tibia en cuanto a la expansión del coronavirus. Muchas son las críticas en contra de la Administración Trump, que lo acusan de haber «reaccionado con lentitud» frente a la pandemia. Incluso, en algún momento, el propio Trump manifestó que con la llegada del calor en abril, el coronavirus se iría.

Lo cierto es que luego de muchas presiones, Trump accedió a realizarse el examen para detectar el covid-19, que dio negativo. Similar actitud tomó Bolsonaro, que en un principio desdeñó el alcance de la enfermedad, a la que tildó de «pequeña gripe», pero que con el transcurrir del tiempo tuvo que cambiar de criterio, al punto de que ha tenido que realizarse en dos ocasiones la prueba para descartar el virus, también ambos negativos. No así el alcalde Miami, Francis Suarez, que tuvo un encuentro con el mandatario brasileño, y que el 13 de marzo anunció que había dado positivo por la enfermedad.

Asimismo, el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence dio negativo en la prueba, a la que tuvo que someterse luego de conocerse de que un miembro de su staff contrajera la enfermedad.

Más al norte, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, permanece en cuarentena -sin síntomas-, luego de que se esposa, Sophie Grégoire Trudeau, contrajo el coronavirus tras realizar un viaje a Londres a comienzos de marzo, y en el que supuestamente había contagiado al actor británico Idris Elba.

López Obrador singular

Desde México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, también ha generado polémica por sus posturas frente al covid-19, en las que no ha cancelado sus habituales giras de fin de semana por los diferentes estados del país, sino que sigue saludando efusivamente a los cientos de personas que se reúnen para presenciar sus mítines.

Lo cierto es que la actuación del gobierno mexicano puesta en entredicho por quienes creen que deberían haberse aplicado antes medidas más drásticas para frenar la expansión del virus, como restringir el ingreso de viajeros de países con alto número de casos.

Hasta ahora, López Obrador no se ha querido hacer la prueba de despistaje del coronavirus, aunque dijo que se la hará «si hace falta».

Y en Nicaragua, el presidente Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, han «invocado al amor» para enfrentar a la pandemia,  y no han decretado ningún tipo de alerta o emergencia, aunque ninguno de los dos ha aparecido de manera pública en los últimos días.

Polémicas en España

Entretanto en España, uno de los países más castigados por el covid-19, sus líderes no han estado ajenos a su masivo alcance, pero al mismo tiempo, la división interna en el ámbito político no cesa a pesar de la crisis.

El jefe de Gobierno, Pedro Sánchez se encuentra en cuarentena debido a que su esposa, Begoña Gómez tiene la enfermedad, así como la madre y el suegro del presidente español, de acuerdo con informaciones publicadas por el diario local El Mundo, aunque el propio Sánchez no confirmó ni negó la noticia, al señalar que «hay mucha familias que están sufriendo una situación semejante. Mi familia no es ni más ni menos importante”, dijo.

El que sí genero mucha polémica fue el vicepresidente de Derechos Sociales y líder de la formación izquierdista Podemos, Pablo Iglesias, que en plena cuarentena por el positivo que de su pareja y ministra de Igualdad, Irene Montero, acudió al Palacio de La Moncloa para una reunión del Consejo de Ministros.

El hecho fue criticado por los opositores del Partido Popular (PP) y Vox, que también han pedido la dimisión de Iglesias por lo que ellos consideran su gestión «incapaz» frente al coronavirus. Ambos partidos también se han visto afectados por la enfermedad: la militante del PP y presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, así como el secretario general de Vox y diputado, Javier Ortega Smith, dieron positivo. Su compañero y líder del partido de derecha, Santiago Abascal, dio negativo en la prueba.

Por otro lado, este viernes se dio a conocer que María Teresa de Borbón Parma, prima del rey Felipe VI,conocida como la «princesa roja» y miembro de la familia Borbón-Parma, y que durante décadas fue pretendiente al trono de España, murió el jueves en París a los 86 años de edad víctima del coronavirus.

Sorpresa en Italia

Y aunque parezca contradictorio, en Italia la dirigencia política apenas se ha visto directamente afectada por la enfermedad. Hasta el momento, solo se conoce que haya sido contagiado el secretario general del Partido Demócrata (PD) y presidente de la región del Lazio, Nicola Zingaretti.

El líder del PD, uno de los partidos al frente de la coalición gubernamental italiana encabezada por el primer ministro Giuseppe Conte, que dio negativo en el despitaje que se realizó para comprobar si estaba o no contagiado por la enfermedad que azotado al país, con más de 6.000 fallecidos hasta el momento.

Algunos alcaldes y consejeros de los ayuntamientos de las primeras zona infectadas en Lombardía también se han visto afectados por el virus, pero el presidente de la región, Attilio Fontana (Liga Norte) no ha dado positivo, pese a permanecer en cuarentena tras el contacto con algunos de estos alcaldes. 

Gobierno enmascarado

Con todo y coronavirus, en Eslovaquia un nuevo Gobierno tomo posesión: la coalición de centro-derecha, liderada por el populista conservador Igor Matovic, asumió este sábado en Bratislava sus funciones. En el acto de ascensión, se pudo ver a Matovic, su nuevo gabinete y hasta la presidenta de la nación, Zuzana Caputova, con mascarillas para protegerse de la enfermedad

Más figuras contagiadas

Otras figuras destacadas del quehacer político han confirmado que tienen coronavirus: el presidente de Cataluña, Quim Torra, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, la ministra de Sanidad del Reino Unido, Nadine Dorries, el ministro de Cultura francés, Franck Riester, el canciller de República Dominicana, Miguel Vargas, el parlamentario argentino Ricardo Bussi, así como el embajador de Argentina en Venezuela, Eduardo Porretti, todos ejemplos palpables de que el coronavirus está al alcance de todos y por eso debemos tomar las medidas preventivas para evitar su efecto contagiante.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar