Actualidad InternacionalEspecial País

Peligra la paz del planeta, a 100 años del fin de la I Guerra Mundial

“Parece que no aprendemos”, así reflexionó el Papa Francisco tras conmemorar en El Vaticano el centenario del fin de la I Guerra Mundial, que se recordó en París este fin de semana pasado con un acto al cual asistieron cerca de 80 mandatarios y unas quince organizaciones multilaterales.

Esta conmemoración coindice con un momento en el cual el mundo se enfrenta a serios peligros de una nueva conflagración de carácter mundial. El mismo Sumo Pontífice ya ha advertido en varias ocasiones que el mundo se encuentra en una Tercera Guerra Mundial, por los muchos conflictos en los cuales están involucradas varias naciones y que se dan en este momento en el planeta.

La canciller alemana Ángela Merkel, en su intervención en el Foro por la Paz, que organizó el presidente galo Emmanule Macron, reflexionó que «muchos hoy dan la paz por hecho, pero está lejos de ser así» y alertó que el año pasado se dieron 222 conflictos violentos, con un saldo de 65,8 millones de refugiados en el mundo, más de la mitad de ellos niños.

Entre los conflictos más cruentos de los últimos años se cuentan el sirio y en yemení. En Siria, tras siete años de intentos por derrocar al presidente Bashar Al Asad, mediante la creación de grupos terroristas liderados por el autodenominado Estado Islámico, son cientos de miles los asesinados en forma terrible por estos fanáticos de yihadismo islamista- a muchos les quitaban la cabeza y las mostraban públicamente como prueba ejemplarizante- y en más de un millón los que huyeron de ser asesinados o esclavizados por estos terroristas.

En Yemen, ataques por más de tres años por parte de una coalición liderada por Arabia Saudita contra los hutíes en su intento por regresar al gobierno a Abd Rabbu Mansour Hadi, de tendencia pro saudita, han provocado miles de muertos y mantienen al país en un estado de crisis humanitaria que afecta principalmente a millones de niños, como lo ha denunciado la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Nacionalismo vs multilateralismo

Pero otra amenaza que se cierne sobre el globo es la confrontación de modelos entre el nacionalismo, que defiende el presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, con su lema “EEUU primero”, y el multilateralismo, apoyado por el resto de las potencias, principalmente China, Rusia y la Unión Europea.

Trump desde su campaña electoral en 2016 atacó el sistema comercial actual que lidera la Organización Mundial del Comercio (OMC) por considerar que perjudica a la deficitaria economía de su país, al convenir que los productos que se tranzan en el mundo se produzcan en economías como la de China, con mano de obra barata y otros privilegios, como bajos aranceles. Por eso le declaró la guerra comercial a ese país y, por las mismas razones, a sus aliados de la Unión Europea (UE). Estas medidas ya iniciaron una guerra comercial que amenaza con convertirse en una crisis mundial.

El Mandatario estadounidense también abandonó tratados y compromisos internacionales como el Acuerdo de París (para reducir las emanaciones de gas de efecto invernadero y proteger al planeta del calentamiento global) y, más recientemente, el Tratado Nuclear  del G 5+1 con Irán, que regula la producción de uranio de la nación persa para evitar que produzca armas nucleares.

El primer pacto que violó fue el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), al retirar a su país del mismo. Un tratado suscrito en febrero de 2016 por 12 países que, juntos, representan 40% de la economía mundial y casi un tercio de todo el flujo del comercio internacional.

Estas decisiones tienen al mundo es ascuas pues, las está tomando el líder de la primera potencia económica, militar y científica mundial, quien no está respetado ni a sus tradicionales aliados, como la UE, e incluso ha calificado a las otras dos potencias mundiales, Rusia y China, como enemigas.

Macron, en los actos de París que recordaron los cien años de la firma del armisticio que culminó la I Guerra Mundial advirtió contra los peligros del nacionalismo y defendió el multilateralismo como forma para evitar nuevos conflictos.

El Mandatario galo reflexionó respecto de que en la actualidad vuelven a aparecer «los antiguos demonios» y que «la historia amenaza con reanudar su pasado trágico». Cuestionó si este encuentro en la capital francesa representará “un último momento de unidad antes de un nuevo desorden mundial”.

Sin mencionar directamente a Trump, rechazó las “amenazas que ponen en duda el horizonte de paz” y defendió las iniciativas de cooperación internacional como la ONU o la UE como garantes de unión para defender los bienes comunes del mundo.

Hoy en día hay conflictos en los cinco continentes, unos más internacionalizados y cruentos que otros, pero hay amenazas de que surjan nuevos. Pareciera que tras los encuentros entre Trump y el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un, se conjuró uno que el año pasado parecía inminente y de proporciones nucleares. Pero cuando son los propios líderes los que rompen las principales reglas de juego, lo que queda para el resto del planeta es anarquía, caos, pobreza y muerte.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba