Actualidad NacionalEspecial País

Isnardo Bravo: El que no la debe, no la teme

El pasado 24 de septiembre en horas de la mañana, el conocido periodista venezolano Isnardo Bravo fue retenido en Maiquetía cuando se disponía a viajar junto con su hija de 11 años hacia Los Estados Unidos, específicamente a la ciudad de Miami.

Funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar, DGCIM, lo detuvieron 8 horas por una «Alerta silenciosa» sobre la investigación del caso Óscar Pérez. Investigación, que se viene manejando desde febrero de 2018 y que Bravo viene también trabajando en su derecho a la libre investigación y opinión que contempla el ejercicio del periodismo en Venezuela.

¿Miedo a la verdad?

El periodista se refirió a la causa por la que fue detenido, cuestión que para muchos aún es desconocida: «La entrevista se me hizo en base al caso de Óscar Pérez, no puedo revelar las preguntas ni nada de lo que yo declaré sobre el tiempo que estuve en la DGCIM. Firmé una caución de no revelar nada debido a la investigación sumarial penal que está activa, (…) en la entrevista no revele fuentes.»

Bravo asegura que en todo momento, los funcionarios fueron respetuosos y llevaron a cabo una «entrevista», tal como se refirió el periodista a su detención, en la que sin embargo, existió cierta actitud anárquica en la que según declara Bravo «no había necesidad de pasar ese mal rato» (…) si me hubiesen dicho que requerían la entrevista, yo en calidad de testigo, hubiera declarado. No tengo ningún problema porque el que no la debe, no la teme.»

Sin embargo, según sabemos «la Alerta silenciosa», establece la prohibición de salida del país a aquellos que la DGCIM decida citar en los casos en donde se están haciendo ciertas investigaciones.

» (…) ellos me explicaron, que la Alerta silenciosa funciona cuando la persona que está bajo esa alerta  intenta salir del país, inmediatamente lo impiden hasta tanto no hable con la Dirección de Contrainteligencia Militar, (DGCIM)».

Cuando Bravo fue informado de su detención y trasladado al DGCIM, se puso en contacto con su esposa para que hiciera pública la detención, que inmediatamente fue reseñada y publicada en las redes sociales en la mayoría de los medios de comunicación venezolanos y otros internacionales.

«Yo no pude publicar la información, yo no tenía señal donde estaba y el teléfono no me permitía hacerlo. Yo le pedí a mi esposa que informara de lo que estaba pasando. Le dije a quien iba a llamar y ella se encargó de hacerlo».

La posición del CNP

Tinedo Guía, presidente de CNP/foto: archivo

Tinedo Guía, presidente del Colegio Nacional de Periodistas, hizo inmediatamente señalamientos importantes en cuanto al respeto del ejercicio del periodismo en el país y del derecho pleno de los venezolanos a permanecer informados, luego de lo sucedido con el periodista Isnardo Bravo.

«Nos regimos por la ley del ejercicio del periodismo. El periodista no tiene porqué revelar la fuente, nosotros no somos un cuerpo de investigación, somos una institución paraestatal que se rige por un código de ética. Estas cosas (caso de Isnardo Bravo) son atípicas y deben ser conocidas por la Fiscalía y por la Defensoría del Pueblo».

Tinedo Guía abordó el caso, como una muestra más del cuidado y el respeto que se debe tener ante los los medios de comunicación, tras cierto «abuso de poder» que se viene manejando desde hace muchos años en contra de los periodistas y el ejercicio del periodismo en el país.

«Ha habido mucho abuso, ha habido mucho atropello que ha hecho que algunos voceros del gobierno pierdan credibilidad. Por más que ellos aparezcan en cadenas de Radio y TV, la gente busca establecer una relación directa con los periodistas que conocen de los temas y que los pueden reflejar en un determinado momento».

Para el presidente del CNP, querer ejercer cierto control sobre los medios de comunicación, e incluso querer esconder a todo un pueblo la realidad sobre el acontecer nacional, es un absurdo.

«Es tonto querer callar la información o eliminar lo que a vox pópuli todo el mundo conoce en  estos momentos (…) lo que se comunica en el carrito por puesto o lo que dicen las personas en una conversación.»

Luego de 8 horas Isnardo es liberado

Ante la ola de mensajes a través de las redes sociales y el desborde en los medios de comunicación con la noticia del día, los funcionarios del DGCIM cesaron la entrevista que le hacían al periodista y le aseguraron que ya no tenía la orden de prohibición de salida del país y que su pasaporte estaba vigente.

«Cuando salí de la DGCIM con las maletas, la gente me saludaba, la gente salió a verme a ver si yo estaba bien, yo no tenía idea de lo que estaba pasando fuera de la DGCIM», aseguró Bravo.

Luego de su retención, Bravo comentó que su hija supo comprender con madurez los hechos, y que ella misma le aseguró que en otro momento podrían realizar el viaje a Miami. Bravo se conmovió ante la situación, y le dijo a su hija luego de sentirse un poco culpable por lo sucedido: «(…) hija no es tu culpa, es culpa de papi».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba