ActualidadActualidad NacionalEspecial PaísPulso Regional

Difteria: El virus asesino que se propaga en Carabobo

Cristhopher Borrero – Carabobo
@CristhopherB 

La muerte viaja en el aire y se propaga de boca a boca. Solo basta un estornudo para estar expuesto al Corynebacterium diphtheriae, nombre científico de la exotoxina proteica causante del virus.

Entre el bullicio y agite diario cualquier sujeto podría ser portador o receptor de este mortífero mal. Las fiebres, escalosfríos, fatiga, dolores de garganta y musculares podrían ser confundidos fácilmente por una gripe común. Frente a tales síntomas es vital recibir un diagnóstico médico pues la bacteria causante de la enfermedad suele tomarse entre 5 y 6 días para agudizar sus efectos.

Los textos médicos antiguos calificaban a la patología como «la enfermedad mata niños» o «la estranguladora»; acepciones muy válidas si se entiede que la afección suele producir una membrana grisácea en las amigdalas, tráquea y/o garganta, que eventualmente conducen a la muerte del receptor.

Las alarmas se han elevado en Carabobo y en otros estados. Lo que hace 24 años se consideraba una enfermedad erradicada ha vuelto a circular en las calles. En otras circunstancias, la novedad no sonaría alarmista pero ante la pronunciada escasez de medicamentos y la ausencia en prevención epidemiológica que afronta el país temer no está de más.

Las alarmas se han elevado en Carabobo y en otros estados
Las alarmas se han elevado en Carabobo y en otros estados

Al menos 9 muertes sospechosas por difteria se habrían registrado en el último mes en la región carabobeña, según datos extraoficiales. Del grueso a penas tres casos fueron confirmados por los cuerpos de salud locales. En la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera (CHET) dos ciudadanos murieron con un cuadro clínico similar al del patógeno a principios de octubre.

El último desceso corresponde al de una niña proveniente del municipio Puerto Cabello. El caso de la menor habría sido tratado en el hospital Adolfo Prince Lara como una supuesta amigdalitis. Un mal diagnóstico agravó la salud de la infante, quien fue atendida de emergencia en el Hospital Central cuando ya era demasiado tarde, al momento de ser ingresada ya exhibía una aguda inflamación de cuello conocida como «Cuello de Búfalo». Con a penas siete años falleció ls paciente de complicaciones respiratorias asociadas a la difteria. Su padre actualmente es tratado en el centro asistencial pues también contrajo el virus.

Datos internos filtrados desde la CHET revelarían que unos 20 cados nuevos de difteria habrían ingresado desde el lunes 23 de octubre a la fecha. Los protocolos médicos arrojaron positivo en cuanto a la difteria, de momento requieren la Antitoxina Difterica para tratarla.

Despistajes en mora

Los estudios para verificar los casos por difteria no regresan. Para los despistajes se deben remitir muestras clínicas para cultivos de los pacientes hacia el Instituto Nacional de Higiene Rafaél Rangel, quienes tras aislar el agente invasor se debe determinar la toxigenidad mediante la prueba de Elek. En promedio se estiman entre cinco a siete días para cubrir el protoloco médico.

Al menos 9 muertes sospechosas por difteria se habrían registrado en el último mes en la región carabobeña
Al menos 9 muertes sospechosas por difteria se habrían registrado en el último mes en la región carabobeña

Poco o nada se sabe sobre el manejo de las pruebas remitidas, sin embargo la mayoría de los pacientes atendidos en Carabobo egresan bajo la calificación de «presunto caso de difteria». Un negligente retrazo de los resultados impide llevar mejores registros.

En el último informe del Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), que data del 25 de agosti de 2017, se denuncia la censura oficial para contabilizar los casos de difteria. Según sus cifras desde 2016 hasta 2017 se habrían registrado 447 casos de posible difteria; de los cuales 324 corresponden a 2016.

Un dato extraoficial también acusaría que no se administra la dosis adecuada para el tratamiento de esta patología. La Sociedad Venezolana de Medicina Interna indica la aplicación de cuatro a seis millones de unidades de penicilina al día, pero por ahora los afectados atendidos en la entidad reciben unas 20 mil unidades diarias.

Jornadas de vacunación a cuenta gotas

Los métodos de contención son insuficientes. Una posible epidemia no puede ser descartada, puesto que las autoridades han dado un trato cosmético al asunto. A pesar de que Insalud garantizó vacunas para todo el estado los reportes más favorecedores darían cuenta de una dotación de mil vacunas en los centros asistenciales de mayor envergadura.

Hoy día cerca de 2 millones de carabobeños estarían expuestos al virus, sin embargo hay pocas dosis a disposición para enfrentar la amenaza. De no abordarse con eficiencia el tema la incidencia sería de proporciones históricas.

Trascendió que este jueves 26 de octubre se habilitarán jornadas de vacunación en el municipio Valencia. Los cuatro puntos estarían localizados en sectores de altísima afluencia ciudada como lo serían el Paseo Las Industrias, las estaciones del Metro «Lara» y «Cedeño» y el Centro Comercial Camoruco.

En Naguanagua se dispondrá del material en la sede municipal de Insalud, así como en el ambulatorio de Las Clavellinas y Miguel Franco.

Pese a la ausencia de información sobre estos ciclos de vacunación es importante consultar los centros médicos próximos a su localidad.

Universidad y clero toman medidas

La Universidad José Antonio Paéz (UJAP), situada en el municipio San Diego exhortó al estudiantado a utilizar tapabocas como medidas de protección. La solicitud fue distribuida desde su cuenta oficial de Twitter el pasado miércoles 25 de octubre.

De igual manera la Universidad de Carabobo (UC) agrupó a diversos profesionales de la salud para brindar asistencia en el reporte epidemiológico tras el brote de difteria. La academia busca contribuir a la contención del virus al compilar y aportar información útil sobre el comportamiento, profusión y desarrollo del fenómeno sanitario.

La iglesia no es indeferente. Monseñor Reinaldo del Prette, arzobispo de Valencia, exigió a todos sus párrocos que instaran a la feligresía a «comulgar en la mano» mientras dure la crisis. La exigencia busca reducir las posibilidades de contagio durante las congregaciones.

No todos están condenados

La doctora Elsie Picott, inmunóloga, explicó que no todos los ciudadanos ameritan vacunación contra la pesre de difteria. Detalló que los lactantes y pre-escolares que recibieron sus tres dosis (2-4-6 meses más refuerzo 4-6 años) están protegidos.

De igual forma los adolescentes que recibieron igual esquema más refuerzo 10-12 años. Y también aquellos adultos jóvenes y mayores que recibieron sus cinco inmunizaciones más el refuerzo que se suministra cada 10 años o en su defecto, si recibieron toxoide por razones varias (cortaduras, caídas, mordidas, etc.) a partir del 2009 están protegidos porque desde esa fecha el toxoide es doble (tetánico y diftérico).

Las poblaciones más susceptibles son los trabajadores del gremio sanitario porque se exponen con frecuencia alta a los enfermos refrendó Picott. Sin embargo es importante resaltar que el OVS destacó que el 78% de los pacientes de difteria no gozaban del ciclo de vacunas completo

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba